15 de junio de 2019
15.06.2019

Ilusiones ópticas en el MACA

El museo alicantino rinde homenaje al grupo Antes del Arte, del que formó parte Sempere, que investigó la relación entre la ciencia y la práctica artística a finales de los años 60

15.06.2019 | 00:07
Imagen de la sala principal de la exposición en el MACA, con esculturas de Ramón de Soto en primer término.

Si la última exposición del Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA) mostraba la vanguardia cinética en París a mediados de los años 50, la inaugurada ayer continúa en cierta medida la muestra precedente y cuenta la huella que dejó una década después en España un grupo de artistas revolucionarios organizados bajo el nombre de Antes del Arte.

Este grupo artístico surgido a finales de los años 60 en València, de corta pero intensa trayectoria y del que formó parte el alicantino Eusebio Sempere, recibe ahora el homenaje del museo alicantino en el cincuenta aniversario de su creación con la exposición Antes del Arte. Cincuenta años después, que se podrá contemplar hasta el 15 de septiembre.

Una selección de 35 piezas de diversos artistas divididas en tres bloques –creadas antes, durante y después de la formación del grupo– que son fruto del interés del colectivo en investigar la aproximación de la ciencia al arte y sus posibilidades de acción a través de la geometría, la óptica y la cinética.

Unas obras que ofrecen al espectador experiencias «ópticas, perceptivas y estructurales, que a veces se funden», como señaló ayer Santiago Pastor, comisario de la muestra producida por la Fundación General de la Universitat de València y la Colección Martínez Guerricabeitia, con la colaboración de museos como el Reina Sofía, el IVAM o la Fundación Juan March, que han prestado sus obras. La exposición se inauguró en La Nau de València hace un año y en esta se han sumado siete piezas del MACA.

Este selecto grupo lo integraron, además de Sempere, los artistas Francisco Sobrino, Eduardo Sanz, Jordi Teixidor, José Mª Yturralde, Joaquín Michavila y Ramón de Soto, además de los músicos Tomás Marco y Francisco Llácer, todos ellos guiados por el crítico y mentor Vicente Aguilera Cerni.

De todos ellos hay piezas en la exposición, que está ambientada con música de Marco y Llácer para recrear el ambiente visual y sonoro de las exposiciones que realizaron a finales de los años 60.

Breve andadura


«Antes del Arte es un colectivo artístico muy singular de obra muy contemporánea que elige llamarse así porque se remiten a los orígenes del arte, antes de que el arte se contamine», indicó Pastor, quien añadió que el grupo pretender crear cosas «que sus mayores no identificaran como obras de arte».

El grupo tuvo una breve pero muy intensa andadura, ya que se comenzó a reunir en el año 1967, la primera exposición la realizaron en abril de 1968 en el Colegio de Arquitectos de València, a la que siguieron la Galería Eurocasa de Madrid y la última fue en la Galería As de Barcelona en el año 1969.

Arte en «diligencia»


Antes del Arte introdujo nuevos conceptos para tender un puente entre la ciencia y la creación artística en un momento en el que, como insistían en sus preceptos, «no puede ser que el arte vaya en diligencia mientras la ciencia se mueve en una nave supersónica», recordó el comisario.

Al mantenerse fuera del canon artístico, una de sus reivindicaciones fue que sus obras sirvieran como «ejemplificaciones de cuestiones científicas», lejos de un «arte ensimismado» ya que «de lo primero de lo que hablan es de desmitificar el arte». Además, apelaban a la sensibilidad del artista para llegar a la emoción del espectador.

La exposición se encuentra estructurada en tres bloques, en los que se ven algunas producciones de estos artistas antes y después de su entrada en el grupo para apreciar el efecto que tuvo en sus trayectorias, especialmente en aquellos que se encontraban en la etapa inicial de su carrera artística. La parte de pertenencia a Antes del Arte está señalizada con un fondo negro en medio de la sala de exposiciones, donde destacan los juegos ópticos y las creaciones luminosas.

Entre ellas, la Ley de buena forma de Eusebio Sempere, que viene cedida del Reina Sofía, donde el espectador podrá poner a prueba su visión mientras los puntos de color aleatoriamente distribuidos forman figuras geométricas perfectas; o cómo las obras de Yturralde varían sus formas geométricas en movimiento.

El director de actividades de la Colección Martínez Guerricabeitia, José Pedro Martínez, alabó el espacio del MACA donde rendir homenaje a este colectivo artístico «de enorme impacto pero con poco reconocimiento» y manifestó su satisfacción por la línea de colaboración abierta con el museo, aspecto que también destacó el gerente de la Fundación General de la Universitat de València, Cristóbal Suria, que puso la muestra como «ejemplo de colaboración institucional».

La edil de Cultura en funciones, Mª Dolores Padilla, destacó la oportunidad de la exposición para «redescubrir a un grupo de artistas que lograron captar las inquietudes de la sociedad» y, en su última rueda de prensa, agradeció al equipo del MACA su colaboración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook