11 de junio de 2019
11.06.2019

Los paisajes diseccionados de José Antonio Hinojos

El artista y profesor de la UMH inaugura esta tarde la muestra Landscapes from nowhere dentro del ciclo Arte en la Casa Bardín

10.06.2019 | 21:07

Landscapes from nowhere (Paisajes de la nada) es la última propuesta del ciclo expositivo Arte en la Casa Bardín que el artista y profesor del departamento de Arte de la Universidad Miguel Hernández José Antonio Hinojos presenta hoy a las 19.30 horas en la sede del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert.

La exposición, comisariada por el también profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UMH, Iván Albalate, reflexiona acerca del concepto del paisaje, uno de los temas en los que Hinojos investiga desde hace años, y de cómo esta expresión artística ha ido evolucionando a lo largo de la historia. Todo ello a través de unas trescientas fotografías sobre paisajes reales y una veintena de pinturas paisajísticas de distintos formatos. La muestra podrá verse hasta el 24 de septiembre.

En el origen del proyecto José Antonio Hinojos explica que «el paisaje surge como respuesta a nuestra relación corporal con el espacio abierto, como proyección del ser humano que lo descubre, ordena, transforma» siendo la visión el sentido por el que lo percibimos. Esta percepción «ha venido condicionada históricamente por la visión en el plano horizontal», y durante siglos «solo podíamos observar el espacio en dirección a la línea del horizonte», apunta Hinojos, que añade que con el desarrollo de la fotografía aérea, y la visión vertical-cenital que proporciona, «hemos podido alcanzar una mirada más abarcadora y dominadora, interesada por las dimensiones y las relaciones de tamaño en la escala, a partir de una posición lejana».

La primera conlleva una mirada al paisaje «más contemplativa y apegada al terreno, sensible y emocional», mientras que la segunda, opina, ofrece simbólicamente una mirada «celestial».

En la segunda parte del proyecto el artista intenta mostrar cómo el paisaje representado en la pintura ha ido modificándose a lo largo de diferentes épocas a través de convenciones y estilos artísticos.

«Conocer y escudriñar el espacio que habitamos siempre ha sido un objetivo colectivo», considera Hinojos, y el paisaje, ya sea como imagen o como representación pictórica «se ha ido configurando merced a la evolución en los códigos culturales y mentalidades surgidas a lo largo de los últimos 700 años».

Paisajes en pedazos


Con intención de integrar la pluriformidad de algunas de las convenciones en las referencias paisajísticas, el artista ha creado tres grandes piezas ficticias a partir de pedazos de paisajes de conocidas pinturas de la historia del arte. En esas tres nuevas piezas aparecen fragmentos de obras pintadas entre los años 1400 y 2000 por 25 artistas como Giotto, Van Eyck, Canaletto, Cezánne, Monet, Van Gogh, Sorolla, Hockney e incluso Antonio López, entre otros.

Las escenas religiosas como protagonistas de la imagen, la idea del paisaje como mito del paraíso terrenal y el paisaje como estado de ánimo resumen el sentido de estas tres obras de Hinojos, que a su vez genera nuevos paisajes en los que reflexionar sobre la idea misma de el paisaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook