08 de junio de 2019
08.06.2019

Exhibición de cortometrajes alicantinos en Cinema Jove

Elena López Riera, Javier Marco y Ben Fernández compiten este año por el premio Luna de València

07.06.2019 | 23:16

Un recorrido poético sobre la colombicultura en la Vega Baja de Elena López Riera (Orihuela,1982), una comedia con espiritismo que transcurre en una tienda de fotos de los años 80 de Ben Fernández (Sant Joan, 1993) y una mirada a los ancianos que observan el mundo con gafas de realidad aumentada de Javier Marco (Alicante, 1981) son las historias detrás de los títulos, por ese orden, Los que desean, Miss Mbulu y Muero por volver.

El tercer cortometraje de López Riera, el segundo de Fernández y el octavo de Marco competirán el próximo 27 de junio por el premio Luna de València al mejor cortometraje en la sección oficial de la 34 edición del festival internacional Cinema Jove, que se celebra del 21 al 28 de junio y en el que participan 14 trabajos españoles y 35 extranjeros.

El más joven del grupo, Ben Fernández, estrena su nuevo trabajo en este festival tras el éxito obtenido con su primer corto, The Stunt Manual, una persecución de coches en Los Ángeles ambientada en los años 70, que paseó a sus 23 años por festivales como Seattle o Málaga.

Producido también por Jaibo Films, Miss Mbulu sigue el camino emprendido en su primer trabajo, que realizó por ordenador y con una estética peculiar de collage entre el realismo virtual y el cómic, «pero un poco mejorado, con imágenes más cálidas, aunque sigue siendo muy artesanal, muy casero, pero de elaboración más trabajada y con ayuda de la productora», indica.

También ambientada en un escenario norteamericano –en esta ocasión, una tienda de fotos localizada en Brooklyn y el piso de arriba en el que trabaja la médium Miss Mbulu– y con el aire «retro» del anterior, el corto de Fernández ha contado esta vez con actores como Miguel Such y otros siete personajes con los que hacer el trabajo «fotográfico más que de video con el que luego componer todo», explica, aunque asegura que «este ha sido más sencillo porque ya conocía la técnica; el reto ha sido más de guion, de hacer tramas, y la relación con el corto anterior es que en los dos hay algo que esconde un secreto».

Para Elena López Riera, hacer parada con Los que desean en Cinema Jove Tras haber competido en a los Premios del Cine Europeo y San Sebastián y ganar en festivales como Locarno o Bilbao, es «súper importante porque Cinema Jove es el primer lugar donde empecé a trabajar como programadora de festivales. Todo cuenta, y más en casa», apunta, tras reconocer que lo que le ha pasado con este documental de 24 minutos ha sido «una sorpresa desde el principio» después de ver el éxito que el microuniverso de los palomos, un mundo que ha vivido en su familia, ha traspasado fronteras.

La oriolana, que hace años que vive en Suiza «pero siempre con un pie en Orihuela», apunta que el trabajo fotográfico de Ricardo Cases sobre este tema, Paloma al aire, fue «una referencia muy importante para mí, son dos miradas sobre el mismo pueblo, aparte de que me gusta mucho su trabajo y en general la fotografía contemporánea, me resulta muy inspiradora». Ella, que también situó sus cortos anteriores en Orihuela –«yo he salido del pueblo, pero el pueblo no ha salido de mí», bromea– vuelve de nuevo a su ciudad natal para rodar en breve su primer largo, El agua, respaldado por un programa de ayudas en los festivales de Cannes y San Sebastián.

El alicantino Javier Marco ya pasó por Cinema Jove con Casitas y El vestido y regresa ahora con Muero por volver, un drama de 15 minutos en el que Manuela, «una mujer de 78 años se compra unas gafas de realidad aumentada y empiezan a salir cosas». Sin dar muchos detalles para no destripar el corto, Marco «quería hablar de la soledad de los ancianos y de cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías» a través de esta historia protagonizada por Simón Andreu y Mabel Rivera.

El corto ya se hizo con dos premios en Madrid en Corto y Medina del Campo y Javier Marco ya prepara un nuevo trabajo en este formato, al tiempo que finalizará este año su primer largometraje, Josefina. «Seguiré haciendo cortometrajes porque te dan libertad, haces lo que quieres y hay historias que solo pueden contarse en corto», asegura el realizador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook