02 de junio de 2019
02.06.2019
Punto y aparte

Nativel Preciado: «Einstein tenía un lado emocional primario y mal resuelto»

La escritora, que participa el viernes en las Veladas Literarias de Maestral en Alicante, defiende que el pasado «ni nos crea ni nos destruye», que «solo» nos transforma

01.06.2019 | 23:16
Nativel Preciado.

Y desde esta premisa desarrolla El Nobel y la corista (Espasa, 271 páginas). Un libro en el que describe a Einstein como un mujeriego, frívolo y egoísta que siempre evitó comprometerse o tener lazos afectivos.

En la obra mezcla ficción y realidad pero ¿ la anotación de Einstein que da pie a su novela «Esta tarde tomo el té con una aristocrática señorita», es cierta?

Es una frase textual de su diario. Aparece en el libro que escribió el historiador estadounidense Thomas Glick en el que da cuenta con mucho detalle de las dos semanas que Einstein pasó en España. Un libro que documenta con frases de su diario porque el Nobel tomaba nota de todo. Así pone «He conocido al Rey, un tipo simpático», o «He estado con Ramón y Cajal, un viejecito adorable» o la frase «Esta tarde tomo el té con una aristocrática señorita», una frase a la que se le ha dado poca importancia al pensar que podía ser cualquiera de las que iba a ir a la recepción de los marqueses de Villavieja. Pensé, esta es la mía y voy a empezar una historia. Me voló la imaginación y me inventé el personaje de Margot Denís.

¿Existió la corista?

Como tal no, existió Julia Fons que es la alter ego de ella, la mujer a la que va a pedir trabajo cuando se queda abandonada, huérfana y sola. Una mujer que trabajaba en una compañía de teatro y era amante de Alfonso XIII. Ella me ha servido para que la pobre Margot encontrase cómo abrirse camino en la vida porque se quedó sola y perdida y también para recrear esa época. Julia Fons era una mujer muy interesante y tiene un libro muy bonito en el que cuenta cómo fue la vida de las vedettes. A través de eso he recreado la época.

¿En qué porcentaje mezcla realidad y ficción?

Todo lo que se refiere a Einstein, las referencias históricas, los lugares, el diario o los personajes a los que conoció son reales. ¿Qué es ficción? Todo lo referente a la saga de las Denís. Fíjate, hay un pequeño capítulo en el que cuento que Einstein tenía la agenda muy completa y cronometrada pero se pidió una tarde libre. ¿Para qué? Para ir a un espectáculo de revista y ver a las coristas. ¡Tiene tantos visos de realidad! He soñado con esta historia. Me apasioné mucho y dejé volar la imaginación...

Retrata a una clase social aristocrática muy libertina.

Fue una época de explosión de alegría, de vitalidad, de que las mujeres pensaran que ya lo habían conseguido todo porque venían de las sufragistas del siglo XIX, a las que les llamaban locas y brujas y en el que algunas murieron. En esa época ya había mujeres en la vanguardia que querían prescindir de la tutela de los hombres. Me ha gustado narrarlo porque fue un episodio de espejismo de libertad, un espejismo porque duró poco tiempo. En el año 23, cuando gobernaba Alfonso XIII, Einstein viene a España y en septiembre se da un golpe militar encabezado por Primo de Rivera en el que la cultura se ve afectada ya que se tomaron todo tipo de medidas para censurar, coartar y acabar con las veleidades de la cultura y los espectáculo de bullicio y alegría. Todo eso se acabó de raíz.

Entremezcla mujeres libres con otras no tan libres.

Bueno, lo que pasa es que en los años 20 solo una minoría disfrutaba de la libertad, porque la mayoría estaba en una situación sin derechos y no eran capaz de saltarse las normas. Ahora los derechos se han extendido en los países en los que hay democracia y libertades pero, de vez en cuando, nos despistamos. A mí me gusta hacer memoria y dar un toque de atención sobre que si no defiendes los derechos te los quitan, que si no eres consciente de que lo que tú has logrado es lo que han logrado otras mucho antes que tú y que debes trasmitir ese legado a tus hijas y tratar de explicar en qué consiste el feminismo o la libertad o la igualdad. El feminismo lo único que pretende es que las mujeres vivan igual que los hombres respecto a derechos y maneras de vivir. La vida es muy compleja y las mujeres tenemos un handicap y es que, a pesar de tener derechos legales, las hay que no pueden ejercerlos porque de repente hay un rebrote de machismo, o de desconocimiento de lo que significa el feminismo, que no se entiende.

¿Esta novela es una oda al feminismo?

Creo que sí. Es un recordatorio porque es una historia de un feminismo sutil. Estas mujeres no eran feministas radicales pero sí retratan los esfuerzos que tienen que hacer determinadas mujeres para vivir de una manera corriente.

¿Cómo se encuentra con esta historia?

Einstein despierta mi interés y es un personaje al que idolatro. En los años noventa leí la biografía de Mileva Maric, su primera esposa y es tremendo. Ella, una reputada matemática, inteligente y con muchos valores, lo dejó todo al enamorarse locamente. Sufrió mucho. Einstein la dejó tirada a pesar de ser la madre de sus hijos y le impuso una serie de condiciones draconianas para que pudiera salir adelante. Me llamó la atención cómo, alguien con un cerebro tan privilegiado y una mente única, tenía un lado emocional tan primario y mal resuelto. Esa es la trama de la novela. Es como una investigación en busca del ADN de Einstein, pero es simbólico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook