25 de mayo de 2019
25.05.2019
Autora de «Deconstruyendo la felicidad»

«En la bonanza queremos salud y en las crisis, amor»

Considerada por la revista Forbes como una de las mujeres más poderosas e influyentes de España, Margarita Álvarez quita importancia a ese reconocimiento

24.05.2019 | 19:45
Margarita Álvarez.

Ni su hijo lo entendió, porque nunca le ha visto superpoder alguno. «Hay que relativizar todo para no entrar en bucles que conduzcan al desánimo», aconseja esta abogada, empresaria e impulsora del Instituto Coca-Cola de la Felicidad

En ese instituto descubrió que los españoles demandan salud durante las épocas de bonanza pero necesitan amor para superar la adversidad. Acostumbrada a tratar con empleados de grandes compañías, Álvarez busca en sus equipos actitudes más que habilidades técnicas y recomienda en su libro Deconstruyendo la felicidad (Alienta) dormir al menos siete horas, meditar y hacer ejercicio para liberar endorfinas que nos hagan sentirnos más atractivos y saludables.

P ¿Cómo le sienta a usted aparecer en la revista Forbes y que la consideren una de las mujeres más poderosas e influyentes de España?
R No es más que una anécdota y más cuando vi la reacción de mi hijo pequeño.

P ¿Cómo reaccionó?
R Preguntándome por mis superpoderes.

P ¿Y tiene alguno realmente?
R No. Espero no decepcionar a Forbes.

P Estoy de acuerdo con usted en que casi nadie sabe lo que es la felicidad.
R Cada persona tiene su propia definición de felicidad pero para conseguirla es fundamental saber disfrutar de las pequeñas cosas del día a día, dotar a tu vida de sentido y mantener unas relaciones sanas con los que te rodean.

P Supongo que en el Instituto Coca-Cola de la Felicidad tendría cola de aspirantes para inscribirse.
R Era tan popular que la gente mandaba sus currículos para trabajar en él cuando éramos solo dos personas las que estábamos en ese proyecto.

P¿Cómo influyen la salud, el dinero y el amor para ser feliz?
R Descubrimos que para los españoles sentirse felices les hacía estar más sanos. El dinero, una vez que tienes cubiertas tus necesidades básicas, no impacta en los niveles de felicidad. Y el amor es importante sobre todo cuando tenemos problemas porque nos aporta protección emocional frente a la adversidad. En época de bonanza queremos salud y en las crisis, amor.

P ¿Nos da la neurociencia claves útiles para sentirnos bien?
R De una forma aún limitada, pero gracias al descubrimiento de las neuronas espejo se empieza a entender cómo funcionan las emociones. Así estudiaron por ejemplo la respuesta neuronal del hombre más feliz del mundo, Matthiew Ricard, quien considera fundamental para su bienestar la meditación y ayudar a los demás.

P Dígame por favor cómo debo gestionar mis emociones de forma eficiente.
R Conociéndolas y aceptándolas para saber manejarlas de forma que las negativas duren lo menos posible y se conviertan en positivas.

P ¿Qué debo hacer para crear emociones positivas?
R Tratar de entender nuestro cerebro para llevarlo al plano positivo. Casi todas nuestras decisiones son emocionales pero hay que equilibrarlas con nuestra parte racional.

P ¿Somos iguales hombres y mujeres en el camino hacia la felicidad?
R No. Los hombres expresan sus emociones menos que las mujeres que suelen decir que están genial o fatal. Las mujeres tienden a preocuparse más que los hombres y más intensamente, suelen tener más aversión al riesgo y sufren más ansiedad que ellos.

P ¿Es una ventaja o una desventaja la soltería?
R En este momento de mi vida espero que sea una ventaja pero es cierto que todos los estudios apuntan a que se es más feliz si uno vive en pareja. Eso sí, siempre que sea una relación sana.

P ¿Cómo me ayudará dormir bien?
R Más de la mitad de las personas que se declaran muy felices duermen un mínimo de siete horas.

P ¿Debo sentirme atractiva?
R No se sí es una cuestión de causa-efecto pero la gente que se declara feliz se suele sentir muy a gusto con su físico.

P ¿Cómo puedo conseguirlo?
R Aceptándote y valorando lo que tienes. Es como jugar al póquer. Tienes siempre que tratar de hacer la mejor jugada con las cartas que te han tocado.

P ¿Qué me aportará el ejercicio físico?
R Liberarás endorfinas que son las hormonas de la felicidad y te sentirás más sana.

P ¿Me conviene aprender a reírme de mí misma?
R Es fundamental porque así relativizas todo lo que ocurre, te apartas del dramatismo y quitarás hierro a lo que consideras negativo.

P ¿Cómo funciona la meditación?
R Ayuda a relajar el cerebro cuando entra en modo bucle y no para de rumiar sobre sucesos que nos son adversos. Además, la respiración contribuye a relativizar los pensamientos que aturden.

P Como experta en las relaciones humanas dentro de la empresa, ¿evolucionan nuestros directivos hacia prácticas menos autoritarias y más participativas?
R Sin duda, no tienen ya nada que ver con los directivos de hace 10 años porque se han dado cuenta del valor de la empatía. Las nuevas generaciones son más sensibles a esa parte emocional. Antes se buscaban resultados y se dejaba la felicidad para el fin de semana pero está demostrado que los equipos de trabajo felices son más productivos.

P ¿Están bien formados nuestros jefes para dirigir equipos necesariamente cada vez más motivados y eficientes?
R No lo suficiente porque carecen de herramientas para ello. La tarea más difícil de los jefes es la gestión de los egos de las personas. Se necesitan entonces más habilidades humanas que técnicas para que los equipos se sientan motivados.

P ¿Resulta entonces ya tan importante para ser contratado disponer de unas capacidades personales relevantes que unos conocimientos técnicos concretos?
R Yo prefiero contratar actitudes y desarrollar después habilidades .

P Hábleme del valor de la empatía hoy.
R La empatía es ponerse en los zapatos del otro y te ayuda a entender a los demás, a ampliar tus miras, a ser mejor persona y, sobre todo, a ayudar a los que te rodean.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook