24 de mayo de 2019
24.05.2019

La provincia busca sus orígenes

La campaña de excavaciones de la Diputación para el verano incluye ocho yacimientos de la provincia, con un presupuesto de 122.000 euros

23.05.2019 | 21:26
Excavaciones realizadas el pasado año en el Tossal de Manises.

Los trabajos, en los que participarán un centenar de voluntarios, cubren todas las épocas históricas representadas en el MARQ, desde la prehistoria hasta la baja Edad Media.

Recorre todas las épocas históricas representadas en el MARQ, desde la prehistoria hasta la baja Edad Media; comprende todo el territorio, de Calpe a Callosa de Segura, y abarca las dos grandes modalidades de excavaciones: la terrestre y la subacuática. Estas son las líneas descriptivas de la campaña arqueológica impulsada por la Diputación de Alicante para el verano. Son siete los yacimientos en los que se volverán a realizar excavaciones y uno en el que se llevarán a cabo prospecciones bajo el agua en busca de pecios hundidos.

Con un presupuesto de 122.000 euros, dotación algo mayor que la del pasado año, el director del MARQ Manuel Olcina, se muestra muy satisfecho. «Es un plan de excavaciones muy bien dotado, de los mejores de España porque algunos yacimientos van a contar con 18.000 euros». Además, apunta que se trata de una campaña «muy equilibrada», que ocupa todo el territorio de la provincia de norte a sur, y destaca su importancia porque se tocan «todas las épocas históricas del museo, incluso la prospección subacuática se realizará en zonas con naufragios más contemporáneos».

Esta campaña movilizará a un centenar de estudiantes voluntarios en los yacimientos en los que se va a intervenir entre junio y septiembre. «Son los mismos que el año pasado, a excepción de l'Illeta de El Campello, donde no hubo intervenciones en verano porque se hizo una campaña extraordinaria a principios de año».

Tossal, Illeta, Ifach y Randero


En el Tossal de Manises, dirigen las excavaciones Manuel Olcina, Eva Tendero y Antonio Guilabert, con Rafael Pérez como codirector. Comenzarán el 1 de julio y se centrarán en continuar sacando a la luz la puerta oriental de la ciudad. «Es una construcción muy singular dentro de la arquitectura romana y militar, y para Lucentum es muy interesante establecer el paso de ciudad militar a la época Augusta, que provoca cambios sociológicos también».

Los trabajos previstos en l'Illeta dels Banyets de El Campello se centrarán en el barrio nuevo del asentamiento púnico, que incluye la segunda fase urbanística protohistórica del yacimiento. «El año pasado hubo una excavación extraordinaria a principios de año y no en verano», destaca Olcina. «Sabíamos que había una calle paralela a la que conocíamos y descubrimos un barrio; entre la calle nueva y el acantilado quedaron pendientes cosas que ahora vamos a rematar». Dirigen Manuel Olcina, Rafael Pérez y Adoración Martínez, y los trabajos comenzarán el 10 de junio. El director del MARQ recuerda que aparecieron «unas plataformas muy singulares y vamos a intentar saber su significado».

El estudio de la Pobla Nova de Ifach sigue dando muchas satisfacciones al equipo dirigido por José Luis Menéndez Fueyo, con Joaquín Pina como subdirector. El 1 de julio dará comienzo la que será la decimoquinta campaña en esta ciudad, que se encuentra dentro del Parque Natural del Peñón de Ifach. El objetivo pasa por apoyar las tareas de consolidación de emergencia y la excavación y documentación de las áreas arqueológicas, en el sector de la muralla oeste. «Es una ciudad que duró cien años y nos muestra un momento concreto de la Baja Edad Media».

Las excavaciones en la Cova del Randero de Pedreguer, dirigidas por Jorge Soler y Consuelo Roca de Togores, empezarán el 19 de agosto, para continuar los trabajos en la sala interior y dos galerías anexas. Los trabajos determinarán si hay más huesos humanos y definirán el uso ocupacional en el Paleolítico Superior.

Prospección subacuática


Continúa también el proyecto de actualización de la Carta Arqueológica del Patrimonio Cultural Subacuático de la Provincia, centrado en este caso en el Bajo Segura. Rafael Azuar encabeza el proyecto, con Omar Inglese como codirector. En esta fase, el objetivo es completar las prospecciones ya realizadas en las costas de Orihuela y Pilar de la Horadada. En esta zona no se han realizado demasiados trabajos a pesar de que existen multitud de hallazgos casuales.

Las excavaciones en las laderas del castillo de Callosa de Segura, dirigidas por Juan Antonio López, se centrarán, a partir del 23 de septiembre, en los niveles inferiores del asentamiento para documentar las viviendas de la fase inicial de ocupación argárica.

El Cabezo del Molino de Rojales, de época altomedieval (VI-VII) y emiral (VIII-IX), tendrá su segunda campaña de excavaciones, en la ladera nororiental de la colina delante de la Sierra de la Bernada y en la necrópolis, donde el año pasado se identificaron ocho fosas de enterramiento. Juan Antonio López y María Teresa Ximénez de Embún encabezan los trabajos, que comenzarán el 23 de septiembre.

El equipo que dirigen Ana María García Barrachina y Julio J. Ramón Sánchez seguirá con las excavaciones en el yacimiento de Borratxina de Mutxamel. El planteamiento de estos trabajos, que comenzarán el 9 de septiembre, es abrir en extensión la zona donde se localizaron cerámicas y tumbas.

Los avances que se producen incrementan la presencia del MARQ en los foros arqueológicos. Además, afirma Manuel Olcina, «se organizan conferencias y cursos para transmitir a la población lo que se hace y esa interacción es muy interesante».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook