21 de mayo de 2019
21.05.2019

Tres premios Max para Alicante

Taules de Pinoso, Juanjo Llorens y la productora Verónica Pérez ganan sus respectivas categorías.

20.05.2019 | 23:08
Miembros de Taules, tras recoger el Premio Max.

Taules de Pinoso recibe el aplauso de la profesión al recoger el galardón a la mejor compañía aficionada. El iluminador Juanjo Llorens gana su tercera manzana y la productora Verónica Pérez consigue el de Mejor Espectáculo Infantil y Juvenil.

El teatro alicantino cuenta desde ayer con tres nuevos premios Max. Al ya anunciado a Taules Teatre como compañía aficionada, se sumaban anoche los de Juanjo Llorens, por la iluminación de El curioso incidente del perro a medianoche, y Verónica Pérez, productora de Dados, galardonado como Mejor Espectáculo Infantil, Juvenil o Familiar.

José Antonio Pérez fue el encargado de recoger el premio para Taules en la gala celebrada en el Teatro Calderón de Valladolid, acompañado en el escenario por Joaquín Ruiz, Belén Jara y Victoria Muñoz, todos ellos fundadores de la compañía de Pinoso hace 40 años. «Estamos en una nube, no nos esperábamos este premio», afirmó en nombre de esta agrupación que ha realizado más de 1.800 representaciones de sus 65 montajes.

«Gracias a la Fundación SGAE -organizadora de estos premios- por hacer visible el teatro aficionado», afirmó el director de esta compañía que compartió galardón con La Garnacha. «Gracias a todos los compañeros que han formado parte de Taules en estos 40 años, a la Federación de Teatro Amateur de la Comunidad Valenciana y al Ayuntamiento de Pinoso, un pequeño municipio de la provincia de Alicante, pero grande en actividad cultural».

Y también tuvo palabras para «ese público fiel por acompañarnos en este viaje lleno de magia, alimentando nuestra pasión por el teatro».

El comité de los Max quiso destacar con este premio muy especialmente el papel que la compañía ha desarrollado como dinamizadora cultural en toda la provincia de Alicante y, por extensión, de la Comunidad Valenciana, y su permanente apuesta por un teatro amateur de gran calidad y comprometido con la realidad de su entorno.

Otro para Juanjo Llorens

El Max a la Mejor Diseño de Iluminación fue por tercera ocasión para Juanjo Llorens. En esta edición, el alicantino fue seleccionado como finalista por su trabajo en el montaje teatral El curioso incidente del perro a medianoche. «Mi oficio es estar detrás no delante y para mí es un poco complicado estar aquí», afirmó el técnico alicantino. «Recibirlo en este teatro es una parte de mi corazón que no me puede hacer más feliz; aquí he hecho muchas producciones y me han tratado con muchísimo cariño». Tuvo palabras para Gerardo Vera, autor de la escenografía, «por ese maravilloso lienzo, pintado en continua evolución por mi gran compañero Álvaro Luna».

La productora alicantina Verónica Pérez, fundadora de Ventrículo Veloz, consiguió el galardón al Mejor Espectáculo Infantil, Juvenil o Familiar por Dados. La obra narra el viaje hacia ser quien se es realmente, hacia el encuentro con la identidad propia y al derecho a ser quien de verdad somos. «Una obra para dar visibilidad al colectivo LGTBI, en especial a las personas trans, al derecho a ser, a la libertad, con la ilusión de acercar el teatro a los más jóvenes».

Los mayores aplausos de la noche fueron para Concha Velasco, actriz que recibió el Premio Max de Honor, de manos de Pilar Jurado, presidenta de la SGAE. «Para mí no es un premio más, es un premio Max. Me ha costado muchos años que me dierais este premio y no sé por qué».

La actriz terminó su intervención recordando a Teresa Jesús. «Nada te turbe, nada de espante, todo se pasa. Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, solo Dios basta». Y también cantando junto a Fernando Cayo «Mamá quiero ser artista».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook