09 de febrero de 2019
09.02.2019

Muere el actor británico Albert Finney a los 82 años

El intérprete, que protagonizó películas como Dos en la carretera y Erin Brockovich, obtuvo cinco nominaciones a los Oscary gano tres Globos de Oro

08.02.2019 | 23:12
El actor Albert Finney.

El actor británico Albert Finney, candidato a varios premios Óscar de la academia de Hollywood, murió los 82 años tras una corta enfermedad, informó ayer su familia en un comunicado.

Fue un actor versátil y con gran presencia, conocido por su gran variedad de voces y acentos, que se curtió con obras de Shakespeare antes de dar el salto a la gran pantalla.

Finney fue célebre en películas como Dos en la carretera (1967) Tom Jones (1963) o Erin Brockovich (2000), entre muchas otras, así como en el filme del agente secreto James Bond Skyfall (2012).

Nacido en mayo de 1936, el británico fue un actor de larga trayectoria filmográfica, con unas sesenta películas a sus espaldas y cinco nominaciones para los premios Óscar, además de numerosos galardones.

El actor, que se hizo particularmente famoso en los años sesenta y setenta, fue candidato al Óscar como mejor actor por Tom Jones, Asesinato en el Orient Express (1974) , La sombra de un actor (1983) y Bajo el volcán (1984), y a mejor secundario por Erin Brockovich.

Nominado 13 veces a los Bafta británicos, el actor del norte de Inglaterra ganó dos, así como tres Globos de Oro de un total de nueve nominaciones, una de sus películas más recordadas es Dos en la carretera (1967) en la que compartió protagonismo con Audrey Hepburn.

Hizo el papel además del personaje Hercule Poirot en Asesinato en el Oriente Expresss así como del exprimer ministro británico Winston Churchil en el filme Amenaza de tormenta (2002), por el que ganó un Globo de Oro.

Nació en Salford, norte de Inglaterra, en el seno de una familia de pocos recursos que le impidió formarse en la Universidad, aunque pronto se inclinó por el mundo de la interpretación, lo que le permitió estudiar en la Real Academia de Arte Dramático. Forjó su reputación como uno de los principales intérpretes de la nueva ola del cine del Reino Unido de los años sesenta del siglo XX, una época prolífica que dejó atrás las penurias de la posguerra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook