23 de enero de 2019
23.01.2019

El MACA empieza a ver la luz

El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante encara el nuevo año con un aumento en su presupuesto de 50.000 euros, «insuficiente, pero importante»

22.01.2019 | 22:51
Obra de Nicolas Schöffer que se verá en la exposición Luz y movimiento.

La primera muestra se centra en el arte cinético, procedente de la Fundación La Pedrera de Barcelona.

El Museo de Arte Contemporáneo de Alicante acaba de cerrar un año en el que las cifras le han sonreído y afronta un 2019 optimista y lleno de proyectos. Un número importante es el de 50.000, que acompañado de la palabra euros, supone el incremento que la Concejalía de Cultura de Alicante destina al centro para este año. No es que sea un exceso para un museo de estas características, pero todo es relativo, y con el exiguo montante con el que desarrolla sus actividades, hasta ahora de 105.000 euros de las arcas municipales, supone cerca de un 50% más.

«Nos puede parecer insuficiente, pero el incremento es importante y dentro de las limitaciones que tenemos porque estamos partiendo de un presupuesto muy pequeño; la mejora era obligada», apuntó ayer la concejal de Cultura, María Dolores Padilla, que presentó la nueva programación del MACA para 2019.

En 2018, el museo ha funcionado con 105.756 euros del Ayuntamiento, 80.000 euros del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana, 4.000 euros de Diputación a través del convenio con la Concejalía de Cultura; 6.000 euros de las subvenciones para museos y 10.000 de la ayuda para dinamización de estos centros, por parte de la Conselleria de Cultura (ambas no contabilizadas).

Más exposiciones y con mayor inversión, según Padilla, será el resultado de este nuevo presupuesto. La primera de ellas, Luz y movimiento. La vanguardia cinética en París, 1950-1075, de la mano de la Fundación La Pedrera de Barcelona. Estará en el MACA del 15 de febrero al 26 de mayo y realiza un recorrido por el arte cinético, con obra de 15 artistas de la categoría de Marcel Duchamp, Alexander Calder, Victor Vasarely, Julio Le Parc, Nicolas Schöffer y Francisco Sobrino, entre otros, además de Eusebio Sempere y Abel Martín, con obras que el propio museo alicantino prestó para la exposición.

«Cuatro piezas de nuestra colección viajaron allí para esta muestra porque tenemos una de los mejores fondos de arte cinético y era hora de plantear hacer esta exposición», destaca Rosa Castells, conservadora del museo.

Muestras de gabinete

A falta del cierre de otras exposiciones temporales, se han programado una serie de pequeñas muestras de gabinete. Entre ellas Construyendo historias, con una decena de piezas de la Fundación Coca-Cola, cuyo grueso se podrá ver en la Lonja, que «entrarán a dialogar con otras de nuestras colecciones», por lo que estarán distribuidas en diferentes plantas.

Asimismo, se mostrará al público la carpeta de Pablo Picasso y Rafael Alberti, El entierro del Conde de Orgaz (1969), «que pertenecía a Sempere y es uno de las carpetas más importantes de Picasso». También se ha programado una pequeña exposición sobre los trabajos de serigrafía de Abel Martín.

El artista Isidro Blasco colocará una instalación en torno a la obra de su padre, el escultor y ceramista Arcadio Blasco, titulada R ecinto para un asesinato legal, perteneciente al fondo de la Colección Arte Siglo XX. Además, el artista Alex Arteaga presentará la tercera parte del proyecto Disclosing an architectural object, que comenzó en Berlín, continuó en el MUA y finalizará en el marco de la Bienal de Venecia.

Continuará el proyecto educativo para todos los públicos, con programas escolares y para el público en general, que este año incorpora actividades en colaboración con el Teatre Arniches, en torno a espectáculos que tengan un carácter artístico. «El primero -según Castells- será el 23 de febrero; el Arniches programa una función de Addaura Teatre Visual y nosotros el día anterior realizamos un taller sobre el artista Joan Brossa». Además seguirán los programas de educación social y accesibilidad, como Reminiscencias o el proyecto inclusivo Objetivo MACA: San Rafael, Extrarradio o Tejiendo Historias, entre otros muchos, y los de formación. También actividades como La mesa del arquitecto, cuentos para bebés, cuentos en el MACA o Coreografías de la Mirada.

Continúa igualmente la colaboración con PhotoAlicante, Abril en Danza y el Festival de Teatro Clásico, así como el Día de los Museos y la Noche en Blanco.

Préstamos a otros museos

Un dato importante que denota la importancia del MACA es el número de préstamos realizados el pasado año para otras exposiciones. En total, fueron 268 piezas del centro alicantino las que viajaron en 2018 fuera de Alicante para formar parte de 17 exposiciones, lo que deja ver «la calidad de nuestras colecciones».

También, apunta la directora del MACA, es un trabajo «de contextualización de esas obras y es importante porque da visibilidad al museo fuera de aquí y porque establecemos sinergias con otras instituciones para realizar proyectos en común».

Más visitas

«2018 ha sido un año realmente bueno para el museo, hemos recibido 83.992 visitantes, 15.000 mas que en 2017», destaca Castells. Cifra que se ha visto reflejada también en redes sociales (más de 14.000 seguidores) y la página web (186.936 visitas).

Además han sido 24.001 las personas que han participado en las 143 actividades organizadas en el museo el año pasado, «frente a las 8.000 que asistieron en 2017», según la directora del centro.

La concejal de Cultura recordó que las actividades son «herramientas para acerca el arte contemporáneo». La oferta cultural del museo «va más allá de las exposiciones» y la programación de actividades «es uno de los puntos fuertes del centro».

María Dolores Padilla apuntó que se está incidiendo en la política de comunicación del museo, «para hacerlo más conocido y asequible», así como en la señalética. Igualmente, este año se acometerán arreglos en la instalación de aire acondicionado, «con cargo a Infraestructuras».

Crear una fundación para que el MACA pueda acceder a mayores ayudas es otro de los objetivos en los que se trabaja desde Cultura. «Esa es la idea, pero seguimos trabajando también en la colaboración con otras instituciones que pueden tener recursos pictóricos para hacer intercambios».

Otro de los retos pendientes es la ampliación del espacio del museo. «Vamos a trabajar en ello, es algo que no descartamos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook