20 de abril de 2007
20.04.2007
ENTREVISTA

«La filosofía de la escuela Ananda sigue viviendo aún entre nosotros »

20.04.2007 | 02:00
Salvó de las excavadoras el riquísimo legado del Monte Tossal y ahora ha reflejado en un libro su filosofía de vida

A veces uno tiene la suerte de conocer a una de esas bellas personas que son muy especiales , que son decisivas en el rumbo de nuestras vidas . Son como el norte en la brújula o como la estrella polar en la noche. Yo tuve la suerte de encontrarme con una de ellas. Me refiero a Solveig Nordström, allá por los años setenta, en un pequeño chalé de Benidorm , en las faldas de la denominada Sierra Helada .

E

n ese lugar

-

Sierra Helada

-

encontré un oasis de paz, conviví con gentes de diferentes países que reunidos con un objetivo común, practicábamos yoga, danzaterapia y vivíamos en armonía, y de una forma solidaria crecíamos humana y espiritualmente, bajo la dirección de Solveig, Sol para nosotros, y su esposo Gunnar. Además de ser eminente arqueóloga, Sol es profesora de Ballet clásico, doctora en Filosofía y Letras, conoce unos catorce idiomas entre ellos el latín, el griego y el sánscrito, es traductora y excelente poetisa. Sol recibió un homenaje de las autoridades alicantinas al haber salvado de las excavadoras, habiéndose echado al suelo, delante de ellas, el riquísimo legado del Monte Tossal en la costa alicantina. Hagamos un poco de historia. En Suecia le consideran «la patrona de los arqueólogos» y hay quien le censura por no haber seguido trabajando en la arqueología.


No es cierto, yo seguí trabajando en los años sesenta. Formando una junta con los profesores Miguel Tarradell, José Lafuente y Alejandro Ramos Folqués hice las primeras excavaciones en la finca «La Escuera» de donde proceden muchas de las bellas vasijas que ahora adornan el MARQ. Escribí mi tesis doctoral para la Universidad de Estocolmo sobre un tema de arqueología española, «La cerámica ibérica pintada de la provincia de Alicante» con miles de dibujos de esa cerámica alada. En aquella época yo hubiera querido establecer una colaboración entre España y Suecia, cultural, económica y humana. Originalmente yo la había escrito en castellano, además el rey Gustavo Adolfo VI que me había apoyado murió, y tuve que traducirla al francés por imperativos de la Universidad de Estocolmo. Nadie se interesó por ella.

Tenía muchos proyectos, pero no tenía posibilidades de realizarlos, ¿qué hacía para seguir viviendo

Trabajaba en hoteles, bares y tiendas, limpiaba las aceras con una escoba en un hotel de Benidorm, tenía hambre, comía poco y un día me desmayé por la calle, cerca de la iglesia. Tuve la suerte que pasó el señor cura, que era arqueólogo laico, y me llevó a su casa y me dio de comer. Me presentó en el colegio Lope de Vega como profesora de Latín y Griego, pero lo que necesitaban era una profesora de Ballet clásico y así trabajé como ayudante de la famosa bailarina Dolores Santadell. ¡Fantástico, aquí me tenéis! ¡Soy también profesora de ballet! Menos mal que sabía bailar... al mismo tiempo hacía traducciones, servía de intérprete y ayudante del doctor Abdón Herrero y Badía, famoso cirujano de operaciones estéticas, gracias a él, su mujer Fina y su hija María tengo mi lindo apartamento. Antes había vivido muchos años «en maletas».

Quisiera resaltar otros aspectos de su personalidad. Para nosotros usted es, ante todo, una gran profesora de yoga y danza.

Bueno, yo iba profundizando en esas materias. En aquellos tiempos el filósofo de moda era Sprote, el filósofo de la libertad, eran tiempos de cambio en Europa y América, el niño tenía derecho de realizar sus metas según su talento y sus aspiraciones. En el grupo que formamos tuvimos la suerte de tener un guía como mi esposo Gunnar que viajaba a la India y tenía muchos contactos. Mas tarde viajamos juntos él y yo, estudiamos la cultura india y volvimos con tesoros espirituales para compartirlos con todos nuestros alumnos. Gunnar nos enseñaba el Bhagavad Gita uno de los libros sagrados más importantes de la India. Pasaron bastantes años y en el 92 Gunnar murió, fue para mí y para todos una pérdida irreparable. Yo, por asuntos familiares, me quedé sin la pensión de viudedad; no obstante, mis alumnos lograron conseguir una pensión durante cinco años, aunque luego terminó y me ¿por qué

¿Cómo surgió la idea de escribir un libro


Uno de los colaboradores más interesantes que tuvimos fue Christina Olivecrona, que conocía bien el sánscrito. Un día Christina, haciendo una traducción me dijo: ¿por qué no escribimos un libro de nuestra escuela No va a ser un libro con muchos detalles cronológicos, más bien va a ser una composición libre que dé una visión amplia sobre tu vida y las actividades que realizabas.

Hábleme en profundidad del espíritu del volumen «Ananda o la Suprema Felicidad».


Ananda es la historia de nuestra búsqueda y de nuestro trabajo para encontrar los caminos que llevan a la autorrealización, contiene fotografías de algunos de los más grandes maestros de la India y un resumen de las enseñazas aprendidas por mis alumnos. Con la muerte de Gunnar lo perdí todo. La casa, el dinero, el arte representado por cuadros de grandes pintores, pero a pesar de todo me recuperé y seguí trabajando. La idea de la escuela Ananda sigue viviendo aún entre nosotros, el estudio de todo lo que embellece la vida, la ayuda a los demás... Mis últimas investigaciones están orientadas al campo de la parapsicología con los doctores Raimundo Moody, de Norteamérica, y Divaldo Pereira Franco, de Brasil. Los últimos capítulos de «Ananda» los dedico a los muchos hallazgos de mis excavaciones en la mente humana. Mi deseo es que quede la escuela Ananda cuando yo levante mis alas al otro mundo.


"


"


"


"


"


"


Juan Miguel Asensi Torregrosa

es músico y estudioso del Orientalismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook