19 de diciembre de 2018
19.12.2018
Día Internacional de la Esclerosis Múltiple

Un futuro esperanzador

18.12.2018 | 23:29
¿Qué es la esclerosis múltiple?
Esta enfermedad es una de las principales causas de discapacidad neurológica de causa no traumática en adultos jóvenes. Afecta del 0,1 al 0,3 % de la población: casi 2,5 millones de personas en el mundo, sin embargo, es una gran desconocida. Aprovechemos  que ayer se conmemoró el día internacional para informarnos sobre ella. 
 
Sus lesiones son inflamatorias y su origen es autoinmune, es decir que el propio sistema inmunológico del sujeto, que lo forman principalmente los linfocitos y/o monocitos y que trabaja para reconocer que algo nos agrede, por ejemplo bacterias o virus, ataca a sus neuronas, las daña y causa la enfermedad. Es una enfermedad crónica, que no se contagia ni se hereda, aunque existe un componente genético y el riesgo aumenta si hay algún familiar afectado. Se calcula que afecta a unos cincuenta mil españoles, y  con mayor frecuencia a las mujeres.
 
Genes específicos que se han relacionado con EM incluyen diferencias en el sistema HLA (Human Leukocyte Antigen) -un grupo de genes del cromosoma 6 equivalentes al Sistema Mayor de Histocompatibilidad (MHC). El descubrimiento más importante en la asociación entre EM y alelos del sistema MHC fueron DR15 y DQ6; existen otros loci a los que se les ha asociado un efecto protector, tales como HLA-C554 y HLA-DRB1*11. Nuevos métodos genéticos han demostrado que al menos existen doce genes fuera del sistema HLA capaces de aumentar la probabilidad de padecer EM. Entre factores ambientales posiblemente causantes se ha implicado a la higiene, y ciertos virus. Un grupo de virus candidatos son los Herpes Virus Humanos, mayoritariamente el virus de Epstein barr, pero nunca se ha podido demostrar. El tabaco aumenta el riesgo de la enfermedad y empeora el pronóstico.
 
Puede iniciarse tanto en las neuronas delen. las del cerebro. o en las de la médula espinal; allí causa destrozos, como agujeros, y lo hace en una estructura que a modo de envoltura recubre las prolongaciones de esas células nerviosas,  las neuronas; es la llamada mielina. Produce así áreas de desmielinización, y tras ella surgen una especie de cicatrices, lo que le da su nombre: esclerosis. Su apellido, múltiple, lo recibe porque puede afectar a varias zonas a la vez.

Imagínese que desde una neurona del cerebro que pone en marcha el estímulo para que se contraiga un múusculo de la mano, el mensaje debe caminar por diversas neuronas, todas protegidas por la mielina. Al dañarse la mielina, las neuronas y los nervios trabajan mal y el sujeto afecto tiene diferentes deficiencias. Surge por la formación de lesiones en el sistema nervioso central (también denominadas placas), en las cuales hay inflamación y la destrucción de las vainas de mielina (formadas por los oligodendrocitos) que recubren los axones (prolongaciones neuronales). Las lesiones interactúan de una manera compleja dañando el tejido nervioso, lo cual provoca los signos y síntomas de la enfermedad. El daño está causado, al menos en parte, por el ataque del sistema nervioso.

 
Con frecuencia notan cansancio fácil, la marcha puede serle  dificultosa, con inestabilidad, el enfermo puede parecer ebrio al caminar, otras veces ve doble, por tener asimetría en los movimientos de los globos oculares, lo que hace que las imágenes que perciben sus ojos no se reflejen en puntos simétricos de los globos oculares, (tiene diplopía). La afectación de las neuronas que enervan los globos oculares se manifiesta típicamente con las siguientes características:;
 
Dolor ocular que empeora con el movimiento del ojo y pérdida de visión de un ojo. Se sufre por lo menos alguna reducción temporal de la visión, pero el grado de pérdida varía. La pérdida notoria de visión generalmente se produce con el paso de las horas o después de unos días y mejora en el transcurso de varias semanas o meses.
 
La pérdida de la visión periférica, y a menudo se afecta la percepción de la intensidad de los colores.
 
Es más raro que en ellos se afecte la memoria, la inteligencia o la capacidad de aprendizaje. A veces tienen alterada la percepción de los estímulos, entonces notan picoresy pueden notar acorchamiento en las extremidades. Mucho más raro es que tengan deseos de orinar con frecuencia o sufran estreñimiento. Se ha dicho que a veces el calor empeora los síntomas.
 
¿Se puede prevenir la esclerosis múltiple?
 El origen de esta enfermedad autoinmune es desconocido, por lo que las únicas medidas que se recomiendan son dejar de fumar y llevar una vida sana. 
 
¿Y ¿cuál es su curso? ¿Cómo evoluciona?
 Para esta enfermedad se describen ciertas maneras de cursar. Lo más habitual, que es como evolucionan un ochenta por ciento de los afectos, es que siga un curso remitente recurrente, entonces el enfermo tiene brotes imprevisibles y permanece estable entre ellos. Cuanto más tiempo transcurra entre brotes mejor, podrá ocurrir que estos no aparezcan. Otras veces hay brotes frecuentes y entre ellos empeora, es la llamada forma de evolucionar progresiva secundaria. 
Otra forma es la primaria progresiva, que no tiene brotes, pero empeora sin parar; ello sucede en el 10% de los casos. También es rara la forma progresiva recidivante, que a la vez progresa y tiene brotes.
 
En general, las recaídas tienden a ocurrir con más frecuencia durante la primavera y el verano que en otoño o en invierno. Infecciones como un catarro, un resfriado o una diarrea aumentan el riesgo de recaída. En líneas generales, las vacunas  «inactivadas» son seguras en los pacientes con esclerosis múltiple. Por ejemplo, algunas de las vacunas más habituales como la de la gripe, la hepatitis B y el tétanos pueden utilizarse con tranquilidad.
 
Sin embargo, la vacuna contra la gripe es inocua y no provoca recaídas como se ha demostrado en diversos estudios recientes. La vacuna del tétanos también se considera inocua, aunque no ha sido estudiada con detalle. En general, se estima que las vacunas con virus vivos atenuados aumentan el riesgo de recaída.
 
¿Y qué debo hacer si creo tenerla?
Si noto alguna de sus manifestaciones acudir a un médico ya que su diagnóstico y manejo corresponde a expertos, habitualmente neurólogos. Ellos recogerán los síntomas y explorarán al afecto. Le realizarán pruebas de imagen, habitualmente una resonancia magnética que permitirá objetivar las lesiones, las placas de desmielinización, y en algunos casos valorar cómo conducen los nervios, realizando estudio de potenciales evocados, y muchas veces es necesario realizar un análisis del líquido cefalorraquídeo que rodea el cerebro y la médula.
 
¿Cuál es su pronóstico? 
La enfermedad se puede controlar, y con buenos resultados. Se dispone de medicamentos anti inflamatorios que pueden controlar muy bien los brotes y también modificadores de la inmunidad que pueden cambiar el curso de la enfermedad, y otros eficaces para controlar sus síntomas: el dolor o la espasticidad muscular. Lo que carecemos aún es de fármacos reparadores de los daños.
 
Están en marcha numerosos estudios con el fin de curarla, lo que incluye el trasplante de células madres que permita reparar las neuronas dañadas, pero sus resultados no son aún concluyentes. Además, los medicamentos cada vez son más cómodos de administrar, muchos se toman por vía oral, y cada vez tienen menos efectos indeseables. Son muchas las profesiones y especialidades sanitarias implicadas en el cuidado del paciente con esclerosis múltiple, además de la neurología, como por ejemplo fisioterapia, rehabilitación, enfermería, oftalmología, urología, medicina de familia, medicina interna, neurofisiología, psicología, psiquiatría, farmacia y radiología. Creemos que a los afectos les espera un buen futuro.  Las asociaciones de pacientes pueden ser de gran ayuda; la de Alicante se llama ADEMA. La investigacio?n en la esclerosis mu?ltiple en la actualidad esta? ma?s activa que nunca y se le esta? dedicando un gran esfuerzo por lo que se abre un futuro esperanzador para los pacientes.
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook