18 de diciembre de 2018
18.12.2018

Tres alicantinos aspiran a ser Cocinero Revelación de 2019

Jorge Moreno, del restaurante Voraz de Alicante, y la pareja formada por Clara Puig y Borja Susilla, de Tula en Xàbia, entre los candidatos - Laura García, de Bon Amb, opta a pastelera de restaurante

17.12.2018 | 23:14

Tres jóvenes alicantinos aspiran a conseguir el próximo 30 de enero el premio Cocinero Revelación 2019, un título que el pasado año logró otro alicantino –Nanín Pérez, del restaurante Murri de Alicante– y que organiza Reale Seguros con Madrid Fusión, con votaciones de especialistas y críticos gastronómicos de toda España.

En esta edición, la decimoséptima, son siete los restaurantes finalistas elegidos, de los que dos pertenecen a la provincia de Alicante: el restaurante Tula, en Xàbia, cuyos fogones controla la pareja de cocineros Clara Puig de la Bellacasa (30 años) y Borja Susilla (29 años); y el restaurante Voraz, en Alicante, capitaneado por Jorge Moreno (30 años).

Moreno, al que describen como «un huracán capaz de ventilarse él solo cada servicio con 30 comensales en sala y un solo ayudante en los fogones», está encantado con la nominación, año y medio después de abrir su restaurante, primero en el barrio de Benalúa, y trasladarlo en julio a la céntrica calle de Maestro López Torregrosa. «Estamos en un lugar privilegiado, en un espacio más grande, y somos cuatro en el equipo pero trabajamos como campeones. Hay que ser valientes», señaló ayer este cocinero que antes trabajó y se formó con Albert Adrià en Tickets; Dani Frías en La Ereta y Marcus Wareing en el hotel The Berkeley en Londres.

Su pasión, ímpetu y desparpajo recuerdan a la del madrileño Dabid Muñoz (Diverxo) y él coincide en que su cocina es «particular», como la de Muñoz, «que también rediseña la cocina y hay similitudes en coger la base y revisarla» porque, al final, «lo que hago es una revisión muy particular de la gastronomía de Alicante con otras muchas experiencias y con el trato al producto. Jugamos con la memoria gustativa y el formato».

Capaz de hacer un soparet alacantí de manera diferente, Moreno explica su producto fetiche: la negra, «un pescado sin captura que aparece de vez en cuando en el arrastre de la gamba, está a mucha profundidad y es muy rico».

Para este cocinero, las dos candidaturas alicantinas entre propuestas de toda España son una muestra de que «la gastronomía de la provincia vive un momento brutal, no hay más que ver que se han repartido un montón de estrellas Michelin, pero no solo por eso. Alicante se ha convertido en un foco muy potente para la cocina: hay producto, cocineros y cultura gastronómica. Pocas comunidades autónomas están viviendo lo que vivimos nosotros».

«El mejor regalo»

Al dúo formado por Clara Puig y Borja Susilla le pilló la nominación de vacaciones pero en su perfil de Facebook señalaron que «terminar el año así es el mejor regalo que podíamos tener». La pareja de cocineros se formó con Marcos Morán y Quique Dacosta, de quienes heredaron el sentido del sabor y el juego del equilibrio, y ofrecen una cocina sencilla pero muy original en su pequeño restaurante abierto hace dos años.

Pastelera Revelación

Por otra parte, la repostera del restaurante Bon Amb que dirige Alberto Ferruz en Xàbia, Laura Elena García Miralrío, aspira al premio Pastelera Revelación en la categoría de restaurante, que se resolverá tras la presentación de una receta el 28 de enero.

Laura, de origen mexicano y pastelera en Bon Amb ya tres años, dijo sentirse «muy emocionada y contenta. Es algo muy grande para mí pues es un evento muy importante». Su postre estrella es un cremoso de níspero, que no es el que realizará en Madrid pero ella cree que «el mejor es aquel que encanta a la gente y que sin duda repetiría».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook