13 de diciembre de 2018
13.12.2018

Los Goya se acuerdan de «El olvido»

El cortometraje de animación sobre el bombardeo del Mercado Central, único trabajo alicantino nominado a los premios de la Academia de Cine

12.12.2018 | 22:20

«Lo más difícil fue llegar a la preselección, esto da visibilidad a la historia», apuntan los productores.

Dos cortos y dos nominaciones a los Goya. Este es el historial de éxito de la productora alicantina Horizonte Seis Quince, creada en 2014 por José Antonio Saura quien, tras producir un primer largometraje anterior, se centró en la animación y no le ha ido nada mal. Si el pasado año fue Colores –la historia de un niño invidente que pasa unos días de vacaciones en el pueblo de su abuela, Banyeres de Mariola– el que optó a la estatuílla al mejor cortometraje de animación en los Premios Goya, en esta ocasión es El olvido –que resume en cuatro minutos de dibujos el trágico bombardeo por la aviación fascista italiana sobre el Mercado Central de Alicante en 1938, que provocó la muerte de más de 300 personas– el elegido por los académicos. Ambos, además, realizados en animación 2D, al estilo tradicional.

Dirigido por Xenia Grey y Cristina Vaello, con guion de la primera, y producido por Saura y Bea Martínez, el equipo se siente «muy contento» con la nueva nominación a los Goya, ya que Grey y Vaello también trabajaron en la animación de Colores, que dirigieron Arly Jones y Sami Natsheh.

«La alegría es múltiple por varias razones: primero, por la historia en sí –explica Xenia Grey– que queríamos rescatar del olvido y realmente la estamos rescatando, la gente la va conociendo y va teniendo peso; luego porque la animación tradicional, que es un trabajo muy duro y muy manual, también tiene su recompensa; y la alegría personal de que es mi primer trabajo audiovisual como directora y esto te anima para crecer en esta dirección».

La codirectora y guionista apunta que ambos cortos se realizaron «con la misma técnica aunque con estilo diferente de dibujo. Aprendimos mucho trabajando con Arly y Sami en Colores, que fue mi primera experiencia en animación» y, aunque El olvido apenas dura 4 minutos –frente a los 15 de Colores– parece que la contención ha dado sus frutos.

«Este corto se hizo con intención de rendir un pequeño homenaje a las víctimas del bombardeo en el 80 aniversario, lo hicimos entre tres personas en un tiempo muy justo y no quisimos extendernos con una historia larga, sino que la comprimimos con metáforas», apunta Grey.

El trabajo se proyectó por primera vez en la fachada del Mercado Central el pasado 25 de mayo, en el 80 aniversario, y unos días después, fuera de concurso, en el Festival de Cine de Alicante, al que han seguido otra media docena más de certámenes.

El productor José Antonio Saura destaca que «lo más difícil fue llegar a la preselección por la competencia que había y la la nominación ya es un reconocimiento que nos va a dar visibilidad y la oportunidad de que se hable del corto y que se conozca más la historia durante la campaña hasta los Goya».

Memoria

Saura cree que El olvido resulta interesante por la temática, no solo por la estética. Tenemos un buen producto que es una ventana abierta para recuperar la memoria», a lo que la también productora Bea Martínez añade que «han sido muchos años en la inopia y es bonito que esté nominado por la historia que trata. Si visibilizamos el bombardeo y conseguimos que más gente sepa lo que pasó en Alicante me doy por satisfecha».

La productora Horizonte Seis Quince, que estudia realizar un pase especial en Madrid, ya prepara su tercer corto de animación, que también tendrá que ver con Alicante, a partir de una historia de superación de un niño saharaui, indica José Antonio Saura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook