15 de noviembre de 2018
15.11.2018

Mujeres con sed de tinta

La artista ilicitana Verónica Romero lidera el grupo femenino de tatuadoras que participará en la Alicante Tattoo Convention

14.11.2018 | 20:16
Tatuadora que participa en la convención de IFA
Cartel de la primera edición de la Alicante Tattoo Convention.

Arte en la piel. Cada vez son más las mujeres que se ganan la vida como tatuadoras, algo que se podrá comprobar en la primera edición de la Alicante Tattoo Convention que acogerá IFA la próxima semana. En esta cita estará presente la ilicitana Verónica Romero, quien liderará a un grupo de diez colegas del gremio que expondrán sus creaciones, mostrarán su talento y animarán a más chicas a dar rienda suelta a su pasión.

Entre el estilo neotradicional y el cartoon mueve las agujas y la tinta la ilicitana Verónica Romero. Esta joven liderará a un grupo de diez tatuadoras españolas que participarán de manera activa en la primera edición de la Alicante Tattoo Convention, un encuentro internacional del mundo del tatuaje que acogerá la Institución Ferial Alicantina (IFA) entre los próximos 23 y 25 de noviembre. La artista de la piel también ha sido la encargada de diseñar el cartel de la feria, en el que ha querido plasmar la esencia de Elche y Alicante, motivo por el que aparecen la Dama, la Explanada y el Castillo de Santa Bárbara junto a una serie de palmeras.

«De hace unos años ahora, cada vez somos muchas más tatuadoras. Lo noto cuando acudo a convenciones como la que se celebra la próxima semana en IFA», sostiene Romero, con unas palabras que confirman que este gremio acoge a más mujeres y hace ya un tiempo que dejó de ser terreno exclusivo de hombres. Como muestra pone el ejemplo de las artistas Débora Cherrys, Laura Egea o Yaiza Durán (Tattooyauu), cuyos dibujos tienen muchos seguidores fuera de las fronteras españolas y son auténticas sensaciones en las redes sociales.

Precisamente internet es la herramienta que más ha hecho para que cada vez más jóvenes decidan dedicar su vida profesional a los tatuajes, ya que es un gran escaparate y ha creado nuevos referentes femeninos que hace una década apenas existían. «La plataforma que más nos ayuda es Instagram, mucho más que Facebook, ya que nos permite mostrar nuestro trabajo de forma clara y concisa. Muchas hemos descubierto que este es un mundo artístico y que nosotras estamos capacitadas para aportar en él», reflexiona Romero.

Derribar barreras

A la cita de IFA acudirán estudios de toda España, como es el caso del Tattoo House Envidia en el que la ilicitana desempeña su actividad. En la convención liderará un equipo de diez tatuadoras que derriban barreras y que han acabado «con el mito de que un cuerpo femenino lleno de tatuajes no es bonito». Cada una con su estilo propio, enseñarán sus creaciones en diferentes formatos al público para mostrar cómo han ido cambiando las tendencias y las modas en cuanto a la relación entre tinta y piel.

Cada vez hay más tatuadoras al tiempo que las costumbres de las clientas también van cambiando. «Hemos dejado atrás esa época en la que solo nos hacíamos tatuajes en zonas discretas para que no se vieran», asegura Romero. Las mujeres que pasan por su establecimiento ya no quieren que plasme su arte en tobillos y caderas y cada vez le piden dibujos más grandes. «El problema es que en la provincia no tenemos mucha cultura de tatuaje, aún ponemos el grito en el cielo y sigue siendo un tabú para muchas profesiones», lamenta.

La ilicitana ha conseguido convertir su pasión en su profesión. De hecho, recuerda que su primer tatuaje se lo hizo con 14 años porque su madre no le permitió hacerlo antes, y que, cada vez que aprobaba todas las asignaturas, le dejaban hacerse otro. Ahora es ella la que los hace.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook