04 de octubre de 2018
04.10.2018

«La mayor gratificación es ver cómo tus obras se estrenan»

El músico alcoyano Javier Darias gana el Premio Nacional de Música en la modalidad de Composición, mientras el Cuarteto Quiroga es distinguido con el de Interpretación

03.10.2018 | 22:59

El jurado destaca «la calidad y solidez de su obra» y su faceta de investigador.

El compositor alcoyano Javier Darias (Alcoy, 1946) fue galardonado ayer con el Premio Nacional de Música en la modalidad de Composición, mientras el de Interpretación fue para el Cuarteto Quiroga. Darias mostraba en la tarde de ayer su alegría por este reconocimiento, después de toda una vida dedicada a la composición. «Cuando estás trabajando en esto, la mayor gratificación es ver cómo tus obras se publican y se estrenan, además, como es en mi caso, por formaciones de altísimo nivel, como la Royal Philharmonic Orchestra». No obstante, aseguró que el Premio Nacional de Música «es algo que nunca te puedes esperar y que te llena de una enorme satisfacción, sobre todo cuando el jurado lo ha decidido por unanimidad».

Darias es alcoyano y ha estado vinculado íntimamente a la ciudad. De hecho, ejerció 20 años como director del Conservatorio de Música Juan Cantó, compartiendo esta función de forma simultánea 18 años con la dirección del Conservatorio de Danza y de la Escuela Municipal de Bellas Artes. Fue igualmente el principal impulsor de los Premios de Composición de Música Contemporánea Ciutat d'Alcoi.

De hecho, considera que la distinción que acaba de decidir también es un reconocimiento a la música contemporánea, a la que ha dedicado toda su vida. «Quizá no llega a a la inmensa mayoría del público, pero sí al suficiente. Una prueba de ello es que toda mi obra está publicada y se ha interpretado por numerosas orquestas. Insisto en que estoy muy feliz por el premio, aunque todavía un poco descolocado tras haber recibido hace nada la llamada desde el Ministerio. Con el paso de las horas supongo que empezaré a asimilar la noticia».

Josep Pérez i Tomás, exconcejal de Cultura de Alque coincidió con Darias en la época en que estaba al frente del Conservatorio, expresaba ayer su felicitación al compositor, sobre la base de que «se merece el premio totalmente. Es un gran compositor que ha tenido una trayectoria impecable».

El jurado resaltó la «calidad y solidez de su obra», su «dilatada trayectoria en el ámbito de la creación» y su «importante faceta» de investigador musical. También destacó su contribución investigadora en torno de las teorías de las escalas con estudios como Lepsis I y Lepsis II, y su labor frente a la Escuela de Composición y Creación Artística (ECCA), que acaba de celebrar sus 30 años.

El compositor Javier Darias es un artista de vocación multidisciplinar, discípulo de Patricio Galindo en Valencia y de Juan Hidalgo en Madrid, además de formarse como químico especializado en cerámica en el Departamento de Silicatos de la Facultad de Ciencias de Valencia.

Inició su carrera en los años 70, periodo en el que realizó la mayor parte de sus trabajos combinando diferentes manifestaciones artísticas como pintura, escultura, dibujo y collage, y desde 1988 ha colaborado en la creación de orquestas como la Sinfónica de Asturias, Real Filarmonía de Santiago, Orquestra del Palau de les Arts de Valencia, Tenerife y Galicia.

Es académico numerario de la Academia de la Música Valenciana y académico correspondiente de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi y sus composiciones orquestales y camerísticas están recogidas en nueve discos monográficos, así como sus sinfonías.

El jurado destaca en su fallo que el Cuarteto Quiroga es «uno de los conjuntos de cámara más singulares de la nueva generación». Y añade que se ha distinguido por su implicación en la difusión de la música actual, en especial de la creación española, su significativa labor docente y su proyección internacional, con artistas como Martha Argerich o Javier Perianes.

El Cuarteto Quiroga, que nació en homenaje al violinista gallego Manuel Quiroga, está compuesto por los violinistas Aitor Hevia y Cibrán Sierra, el viola Josep Puchades y la chelo Helena Poggio,.

Esta agrupación musical, que se formó con Rainer Schmidt, Walter Levin y Hatto Beyerle, en la Escuela Reina Sofía, la Musikhochschule de Basilea y la European Chamber Music Academy, es la responsable de la colección de Stradivarius del Palacio Real de Madrid y tiene su residencia oficial en la Fundación Museo Cerralbo de Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook