18 de septiembre de 2018
18.09.2018

Un atlas por los rincones inéditos de Sempere

La revista Canelobre dedica su próximo número al artista de Onil con un completo recorrido por su trayectoria personal y artística en 384 páginas que incluyen 37 artículos de 40 autores

17.09.2018 | 22:01
Un atlas por los rincones inéditos de Sempere

Podría ser el primer volumen de una serie de publicaciones con más de 300 páginas cada una, «porque encuentras a Sempere donde menos te piensas y en proyectos que no conocías». Rosa María Castells, conservadora del MACA, ha coordinado el nuevo Canelobre, que el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert dedica a Eusebio Sempere, por eso, asegura que quedan «muchos temas por tratar, muchas investigaciones por empezar y concluir, pero este es el principio».

Atlas Sempere es el título de esta publicación «porque intentamos poner en un mapa todos los proyectos con los que el artista estuvo involucrado a lo largo de su vida». Un objetivo ambicioso y que, de momento, ocupa 384 páginas, que incluyen 37 artículos de 40 autores y más de 400 imágenes entre fotografías, muchas de ellas inéditas, además de documentos, recortes de prensa, obras de arte propias, poemas suyos y también de otros poetas dedicados al artista de Onil.

La revista, que se presentará el próximo 4 de octubre en el Palacio del Marqués de Dos Aguas en Onil, localidad natal del artista, está organizado en cinco capítulos, que abarcan la biografía, su etapa como artista de la experimentación, su relación con otras artes, su faceta como coleccionista y como objeto de colección, y su relación con las instituciones alicantinas. «En este Atlas Sempere hay cosas muy interesantes e importantes, por las que se había pasado por encima», afirma.

Entre ellas, la correspondencia con Alfons Roig, que ha estudiado y recuperado el catedrático de la Universitat de València Román de la Calle. También la etapa del artista en París, que firma Alfonso de la Torre, especialista en arte contemporáneo español; o los primeros años como artista normativo, que analiza el historiador de arte Ángel Llorente.

Rosa Castells destaca el estudio que firma el artista Martín Noguerol sobre su proyecto para la Basílica de Arantzazu, además de su paso por el Centro de Cálculo, entre 1968 y 1974, realizado por el doctor en Geografía Aramis López. También destaca el texto que Elena Asins dedicó a Sempere, inédito hasta ahora, y que recupera Carmen Fernández Aparicio, conservadora de Escultura y de la obra de Elena Asins, y comisaria de la actual exposición de Eusebio Sempere en el Museo Reina Sofía.

Un tema a destacar es el de su relación con otras artes, como la arquitectura, la literatura o la música. De ahí que se haya dedicado un artículo a recuperar los poemas escritos por Sempere, firmado por su sobrina, Irene Mira, pero del mismo modo los poemas dedicados al artista de Onil por autores como Eduardo Chicharro, José Miguel Ullán, Francisco Brines y Alfonso López Gradolí. El arquitecto Santiago Varela ha aportado un estudio sobre su relación con la arquitectura y José Antonio Antón Suay con la creación musical española del siglo XX.

El apartado que se dedica a analizar cómo se relacionó con las instituciones alicantinas tiene un protagonismo importante, pasando por su nombramiento como hijo adoptivo de Alicante, hasta la creación de la cátedra de arte cinético y cómo «la Universidad de Alicante recogió el testigo y le nombró doctor honoris causa», afirma la coordinadora de este volumen.

En este Canelobre, revista del Gil-Albert cuya colección dirige Ramón Sánchez Martos con Elvira Rodríguez como subdirectora, se publican además textos inéditos, como una conferencia que impartió sobre él Segundo García, que fue director del Museo de la Asegurada y del Centro de Arte Eusebio Sempere. Y para cerrar la revista, un texto del artista Arcadi Blasco, Amigo Sempere.

Castells, que pone de relieve la documentación y las fotografías inéditas que se han sacado a la luz con esta publicación, destaca también el hecho de «poner en valor las colecciones documentales y la importancia de volver a las fuentes para empezar desde cero».

Para el director del Instituto Gil-Albert, José Ferrándiz Lozano, esta será «una publicación de referencia sobre Sempere porque no hay una publicación colectiva que enfoque su figura y su obra desde tantos puntos de vista, alternando artículos de críticos y expertos en arte, pero también de personas que le conocieron y realizan sus aportaciones directas más testimoniales, por lo que se presenta su figura desde muchas ópticas».

Aunque en principio Atlas Sempere iba a publicarse hace un par de años, Ferrándiz apunta que la elaboración ha sido «minuciosa y muy cuidada», y que se pasó a 2018 por su coincidencia con el cuarenta aniversario de la donación que realizó el artista a la ciudad de Alicante de su colección particular de autores coetáneos en 1978 y que se materializó en el Museo de la Asegurada, reconvertido hoy en Museo de Arte Contemporáneo de Alicante.

«Siempre dijimos y supimos que Sempere es inabarcable y hoy todavía seguimos pensándolo con muchos más argumentos», afirma Rosa Castells.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook