03 de agosto de 2018
03.08.2018

Los propietarios del Teatro Principal acuerdan convertirlo en fundación

El Ayuntamiento de Alicante cerrará el 3 de septiembre la entrada de la Generalitat en el coliseo con 3 millones de euros y rebajará su porcentaje en la propiedad del teatro

02.08.2018 | 23:56
Fachada del Teatro Principal de Alicante, en una imagen reciente.

Ambos coinciden en transformar el modelo de gestión en 2019.

El Teatro Principal de Alicante pasará en 2019 de ser una comunidad de propietarios (formada por el Ayuntamiento de Alicante, el Banco Sabadell y, en breve, la Generalitat Valenciana) a una fundación gestionada por estos patronos. Este, al menos, es el objetivo marcado a medio plazo por los actuales propietarios y la Generalitat –se habla incluso de formalizarlo en la primavera de 2019– tras la reunión mantenida ayer en el consistorio para cerrar la entrada del Consell en el teatro alicantino.

Antes de convertirse en fundación, el Ayuntamiento –copropietario del coliseo junto al Sabadell al 50%– y la Generalitat se han emplazado al próximo 3 de septiembre para ejecutar esta primera operación –la entrada del Consell como tercer propietario–, tras revisar la tasación del edificio y determinar el porcentaje exacto de participación en la propiedad de la administración autonómica.

El Ayuntamiento presentó ayer su propia tasación (cifrada en 14.435.870,40 euros), que varía notablemente de la calculada por la Generalitat (9 millones de euros). Esa diferencia de 5,4 millones de euros será revisada por los técnicos de la Generalitat a lo largo de este mes y del resultado final dependerá su porcentaje.

El Gobierno autonómico preveía inyectar para su entrada como propietario 3 millones de euros en el Principal, establecida a partir de esa valoración de 9 millones del inmueble, lo que le dejaba con esas previsiones un tercio de las acciones.

Dadas las diferencias en la tasación, tanto Ayuntamiento como Generalitat dan por hecho que se reducirá el porcentaje de su participación en la propiedad hasta un cuarto, el 20 por ciento, ya que el Consell no puede aportar más de los 3 millones reservados.

«En principio parece que no va a ser el 33% como estaba previsto, pero los técnicos de Hacienda, Cultura y Patrimonio seguirán trabajando para terminar de cerrar las cifras y ver de qué forma entra la Generalitat a formar parte del teatro, que puede ser por compra de acciones o ampliación de capital», apuntó la concejal de Cultura, María Dolores Padilla, que explicó que la tasación municipal realizada por el departamento de Gestión del Patrimonio del Ayuntamiento se ha realizado «a partir de valores catastrales, registrales, de valor del suelo, y condiciones urbanísticas».

Padilla, no obstante, valoró positivamente este principio de acuerdo alcanzado y el «clima cordial y clarificador» del futuro del teatro mostrado en la reunión, a la que asistió también María José Mira, secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación de la Conselleria de Hacienda; José Manuel Orengo, asesor de la Presidencia de la Generalitat; el concejal de Patrimonio, Carlos Castillo y los jefes de servicio de Hacienda, Patrimonio y Cultura. El Sabadell delega en estas reuniones en el Ayuntamiento.

Desde la Generalitat también valoraron el «clima de entendimiento y buena predisposición por ambas partes» en este principio de acuerdo que refleja «el apoyo al Teatro Principal» del Gobierno valenciano con la inyección de 3 millones que, en principio, servirán para cancelar el déficit del teatro y realizar una serie de obras para mejorar las condiciones del edificio.

Las futuras aportaciones anuales en la gestión del teatro es otro punto que se determinará en la reunión de septiembre, aunque la edil de Cultura indicó ayer que «no tiene por qué ser inferior a lo que aportan el Ayuntamiento y el Sabadell», que este año fue de 140.000 euros cada uno.

Ventajas de la fundación

El consistorio ha sido quien ha propuesto la idea de transformar el modelo de gestión del teatro y convertir la comunidad de propietarios en una fundación, que el Consell ha visto con buenos ojos para el próximo año, ya que para el presente no hay tiempo de llevarlo a cabo. Padilla ha asegurado que este cambio conlleva «muchísimas ventajas» a la hora de recibir subvenciones, donaciones o disponer de beneficios fiscales para la entidad y, aunque no es habitual «es una fórmula moderna que puede encajar muy bien en la gestión teatral».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine