06 de julio de 2018
06.07.2018

Santuarios de la cultura rupestre

El MARQ inaugura una muestra de arte prehistórico con piezas extraídas de asentamientos, material audiovisual y reproducciones a partir de calcos

06.07.2018 | 00:14

Incluye obras procedentes de 19 museos locales y nacionales. Hasta el domingo será gratuita.

El Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ) acoge desde ayer Rupestre. Los primeros santuarios, una muestra del arte prehistórico centrada en la provincia de Alicante, en la que se combinan piezas extraídas de asentamientos y reproducciones a partir de los calcos del Centre d'Estudis Contestans con material audiovisual. La exposición incluye más de 250 piezas procedentes de diecinueve museos locales y nacionales.

Según la arqueóloga y profesora de Prehistoria de la Universidad de Alicante (UA), Virginia Barciela, la muestra tiene sus orígenes en 1922, cuando se descubrieron las primeras pinturas rupestres en Tàrbena, y, por ello, se pretende «rendir homenaje al trabajo de aquellos primeros investigadores». Rupestre. Los primeros santuarios ocupa 815 metros cuadrados del MARQ, distribuidos en tres salas de exposición temporal. La primera de ellas arranca con un homenaje a la cueva de Altamira, un enclave que marcó «una nueva visión del arte rupestre», según el director de Exposiciones del museo alicantino, Jorge Soler.

Asimismo, recoge imágenes, objetos y grabados procedentes del Paleolítico de Europa, del centro y el norte de la Península ibérica y de la Comunitat Valenciana, y culmina con los paisajes de los tres santuarios alicantinos: la Cova Fosca, la Cova del Reinós, en La Vall d'Ebo, y la Cova del Comte, en Pedreguer.

La segunda sala está dedicada al Arte Macroesquemático del Neolítico, propio del sur de la Comunitat Valenciana, en concreto, del Pla de Petracos, donde se encuentran abrigos rupestres que han podido ser reproducidos a tamaño real a partir de los calcos del Centre d'Estudis Contestans.

La tercera y última se centra en los artes Levantino y Esquemático, a través de fotografías y escenas acompañadas por vasos cerámicos y piezas de hueso; utensilios domésticos que permiten contextualizar la vida cotidiana del humano prehistórico.

Esta última parte también invita a la reflexión sobre la influencia del Arte Prehistórico en el Contemporáneo, ya que, según el director del Área de Arquitectura de la Diputación, Rafael Pérez, «la idea de expresión» presente en las creaciones artísticas del siglo XX «siempre ha sido poderosa en la Humanidad».

La exposición, que ha contado con la música de Luis Ivars para ambientar el recorrido, «no recoge una expresión meramente artística, sino que transporta a la forma de vida» del hombre prehistórico, destaca el director técnico del MARQ, Manuel Olcina.

Rupestre. Los primeros santuarios permanecerá en el museo hasta enero de 2019, aunque podrá visitarse gratuitamente desde hoy y hasta el domingo a modo de bienvenida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine