29 de junio de 2018
29.06.2018

El triunfo de Cabeza Voladora

El estudio de animación alicantino gana el premio al mejor vídeo musical con Up in the sky en el Paris Art and Movie Awards

28.06.2018 | 22:57
Fotograma del videoclip premiado, Up in the sky, realizado para Kapland por el estudio alicantino Cabeza Voladora.

El trabajo fue elegido entre otros finalistas de EE UU, Canadá, Francia y Australia.

El equipo de animación alicantino Cabeza Voladora está de enhorabuena tras haberse alzado con el premio al mejor vídeo musical en el festival internacional Paris Art and Movie Awards, celebrado el pasado fin de semana en el auditorio del emblemático cine Grand Rex de París.

El trabajo galardonado es Up in the sky, un videoclip realizado para la banda Kapland que competía con otros cuatro trabajos que provenían de Estados Unidos, Canadá, Australia y Francia.

En el mismo festival, que también tiene edición en Los Angeles, este año se ha premiado a la actriz Sharon Stone en su faceta de productora, que se ha llevado el premio al mejor documental por An Undeniable Voice, sobre el testimonio de un superviviente al holocausto judío.

El jurado del Paris Art and Movie Awards estaba formado por nombres del cine como las actrices Kristanna Loken (Terminator 3), Julia Ubrankovic (Gorrión Rojo), el compositor Mark Petrie o la actriz española Macarena Gómez.

El vídeo musical distinguido fue realizado a finales de 2015 y presentado en Fanta Elx bajo la dirección de Arly Jones y Sami Natsheh. Ha sido seleccionado en casi 60 festivales y suma ya 6 premios en certámenes internacionales de Los Angeles, India, Colombia, Paraguay y Portugal.

Up in the Sky pone imágenes a una canción del grupo pop vasco-inglés Kapland, formado por Alex Piñeiro y Koldo Uriarte, combinando acción real de los propios músicos con las animaciones e ilustraciones concebidas por Jones y Natsheh, con una atmósfera de inspiración retrofuturista, recuerda Sami Natsheh, que acudió a París a recibir el galardón.

No es un videoclip musical al uso, ya que utiliza varias técnicas del dibujo animado tradicional para que todo parezca un «collage animado», que lleva mucho trabajo detrás con dibujos realizados en tinta china, con pincel, plumilla y color digital.

La historia de la canción reflejada en el vídeo hablaba de alguien que quiere volar y escapar de un mundo lúgubre, que Cabeza Voladora centró en la infancia. «Nuestro videoclip encajaba muy bien en un festival revindicativo y con mensaje social por su mensaje de esperanza y de rayo de luz en medio de una sociedad gris», explicó Sami Natsheh.

Cabeza Voladora ha estado nominado este año en los premios Goya por otro trabajo, el cortometraje de animación Colores, de Horizonte Seis Quince.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook