16 de mayo de 2018
16.05.2018

Un busto para Emilio Varela

La Diputación de Alicante inaugura en sus jardines la escultura del pintor alicantino

16.05.2018 | 13:46

Los jardines de la Diputación de Alicante han acogido esta mañana el acto de descubrimiento de un busto del pintor alicantino Emilio Varela que pasa a engrandecer el conjunto escultórico de ilustres de la provincia que se ubica en los exteriores del Palacio Provincial. Esta zona de tránsito de visitantes ya enriqueció a finales del pasado año con otro elemento artístico dedicado al historiador Rafael Altamira.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha dado a conocer esta mañana la pieza, acompañado por la nieta del artista Encarna Varela y por el diputado de Cultura y Educación, César Augusto Asencio. Esta iniciativa culmina los actos conmemorativos del 130 aniversario del nacimiento del pintor, que acontecieron en 2017, según ha puntualizado el presidente.

César Sánchez ha resaltado que "hoy hacemos un reconocimiento a uno de nuestros pintores más internacionales y de los que más orgullosos nos sentimos. Poner este busto en los jardines de la Diputación es un acto de justicia y de compartir la cultura alicantina con las personas que visitan nuestros jardines".

El responsable provincial ha recogido la propuesta de la nieta de Varela de trabajar en la puesta en marcha de una exposición del pintor en Madrid para "seguir engrandeciendo nuestra historia y nuestra provincia".

A este respecto, Encarna Varela ha explicado que esta iniciativa expositiva "debe implicarnos en que su pintura se conozca y reconozca a nivel nacional e internacional". Por ello, se ha mostrado agradecida a esta tierra a la que tanto amó y entregó parte de su vida su tío abuelo, según ha puntualizado, al tiempo que ha agregado que "queremos que Varela ocupe un importante papel en la vida cotidiana de los alicantinos y que enriquezcan lo que nos legó".

Varela nació en Alicante en 1887 y se inició a los doce años en el aprendizaje del dibujo y la pintura, pasando por estudios y talleres como el de Lorenzo Casanova o el de Lorenzo Pericás y Parrila. Fue Vicente Bañuls quien le impulsó a que se trasladara a Madrid para continuar su formación como discípulo de Joaquín Sorolla. El insigne artista se caracterizó por su pintura impresionista, de carácter personal y novedoso en el ambiente cultural y artístico de la primera mitad del siglo XX. 

El encargado de elaborar el busto ha sido el escultor malagueño, afincado en el municipio de Crevillent desde hace años, Miguel Ruiz. Nació en Ronda en 1956, pero su infancia transcurrió en el Marruecos francés. Allí cursó sus primeros estudios y volvió a España en 1963. Residió primero en Elche donde cursó estudios de Bachillerato y después en Crevillent hasta la actualidad. Más tarde, en el Instituto Politécnico de Alicante, obtuvo la titulación de Maestro Industrial. Su gran afición y habilidad por las artes plásticas le llevaron a cambiar el sentido de su vida profesional.
 
Fue durante su estancia en Australia (1982-1985) donde se entregó por completo a las artes plásticas y a su regreso a España comenzó la ejecución de numerosas obras, en su mayoría ubicadas en espacios públicos, durante los años noventa. Diseñó y realizó los primeros trabajos con la temática de Taller de Agua, hasta la actualidad que continúa su actividad creativa. Resalta el magnífico trabajo de este escultor en la realización del busto de Rafael Altamira, también ubicado en los jardines del Palacio Provincial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook