09 de febrero de 2018
09.02.2018

Juan Eslava Galán: «El rigor no tiene por qué ser aburrido»

Escritor, invitado a las veladas literarias maestral

08.02.2018 | 22:39
Juan Eslava Galán: «El rigor no tiene por qué ser aburrido»

No hace más que meterse en líos. Literarios, se entiende. Juan Eslava Galán (Arjona, Jaén, 1948) lleva más de medio centenar de libros publicados. Dice que no sufre escribiendo, todo lo contrario, porque es su trabajo.  Hoy estará en Alicante para hablar de su Enciclopedia Eslava, con historias de las buenas.  Será a las 20 horas, en las Veladas Literarias Maestral.

Enciclopedia Eslava, Todo (o casi todo) lo que debería saber para ser razonablemente culto. Un título muy sugerente.

Tiene su punto de humor, como es lógico, como el resto del libro. Uno para ser culto no solo necesita eso sino muchísimas más cosas, pero es un guiño que hago a mis lectores que indica que el contenido del libro intento que sea científico pero tratado con cierto humor. Yo siempre parto de que sea riguroso, pero claro ese rigor no tiene por qué ser aburrido, puede ser ameno.

Responde a preguntas como por qué no podía reinar un calvo en tiempos visigodos o cómo crucificaban los romanos o cómo era el sexo en la prehistoria o la invención de la cerveza... ¿No es una mejor manera de conocer la historia esta que la de enfrentar a nuestros jóvenes a grandes tochos llenos de cifras?

Pues sí, efectivamente estoy muy de acuerdo. Hay también muchos educadores, profesores de colegio, que dicen que utilizan mis libros en sus clases. No podemos renunciar al rigor histórico, pero sí podemos darle a la gente joven la historia de un modo más ameno, esa la idea. Se recuerda mucho más si uno une al conocimiento una anécdota, es una buena percha para recordar luego.

¿Cómo ha sido la selección de los temas?

En la enciclopedia hay de todo, desde la prehistoria hasta antes de ayer. Abarco todo ese tiempo. Únicamente convencí a varios amigos y lectores, y les sometí a una lista de temas que se podrían tratar para que me señalaran los que les parecían más sugerentes y son más de cien los que han salido porque son capítulos breves.

Supongo que se lo habrá pasado estupendamente escribiendo este libro.

Pues sí, la verdad es que yo no sufro escribiendo. Lo paso bien y a veces una ocurrencia me provoca una carcajada, que luego sé que se lo va a provocar a los lectores. Es como una especie de parto, pero que a unas mujeres les duele más que a otras.

¿ Cuál es el tema que más le ha sorprendido de todos los que ha tocado?

A lo largo de toda una vida de lectura uno se sorprende encontrando muchas cosas. Hay una teoría que dice que los palacios de Cnosos no son tales palacios sino que son tumbas; otras cosa que me interesó es qué es eso de la alquimia en lo que los reyes creían; también este mito moderno que se ha forjado sobre Rennes-le-Château, con el asunto amoroso entre Jesucristo y María Magdalena; sobre los templarios y los cátaros... He intentando indagar en todas esas cosas sobre las que se está escribiendo ahora, temas históricos que preocupan al mundo moderno.

El proceso de documentación no parece nada desdeñable para encontrar todas estas respuestas.

Hay que tener en cuenta que llevo toda la vida leyendo, que mi principal actividad es leer más que escribir. Leo, anoto, indago y de ahí surgen los datos.

¿Ha sido un parón y un desahogo dejar a un lado la novela por unos meses?

Bueno, yo suelo intercalar, hago una novela y un ensayo. No es nunca un parón, sino que cuando acabo un libro empiezo otro. De la idea de libros futuros que tengo, pues cojo la que me parece más oportuno. Pero no supone ningún sacrificio porque para mí escribir es mi trabajo.

¿Qué episodio de la historia reciente metería y cómo en esta enciclopedia?

Bueno, ya he metido la tentación de Franco de intervenir en la II Guerra Mundial. Fue cuando vino Himmler y fue a una corrida de toros. Incluso sale en el anuncio de la corrida. Ese es un buen episodio de la historia reciente. Otro, cuando se averigüe, que no sé si se averiguará, qué son estas implicaciones de las superpotencias occidentales en temas orientales, quién ha financiado y armado las guerras de Afganistán...

Y el tema catalán o la corrupción, ¿cómo cree que se verán en el futuro?

Yo ya he tratado algo del tema en un libro de hace un par de años, Avaricia. Ahí traté los temas más recientes de la corrupción española. Ahora es muy difícil enfocar a través del humor esos temas porque los estamos viviendo, pero no es más que una estafa que gente desaprensiva está haciendo al pueblo español. Quizá en un futuro, cuando se cierre un poco la herida, podremos hacer bromas.

Esta noche en Alicante tendrá un menú basado en su novela y un vino exclusivo.

Sí y me hace muchísima ilusión. Va a ser un encuentro con mis amigos los lectores y hablaremos de eso y de lo que quieran hablar. Y con un menú y un vino estupendos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine