15 de mayo de 2015
15.05.2015

Los cursos de verano de la UA abrazan la tecnología

La Universidad de Alicante apuesta por la pujanza de la informática y la ciencia de cara a su propuesta estival

15.05.2015 | 00:08
Los cursos de verano de la UA abrazan la tecnología

Tecnología, ciencia e informática son materias que cada vez tienen más peso en la vida de las personas, en el día a día. Su importancia se aprecia en aspectos sencillos, como las aplicaciones móviles que ayudan a resolver tareas cotidianas, y en campos más complejos que pueden ir desde los programas de gestión que utilizan las grandes multinacionales y las administraciones o su imprescindible colaboración en la investigación médica.

La Universidad de Alicante, consciente de este valor y como muestra de su interés por permanecer conectada al presente y servir las bases para el futuro, apuesta de manera decidida por la tecnología en la programación de los Cursos de Verano Rafael Altamira, que fueron presentados ayer y cuyo plazo de matrícula se abrirá el lunes. En total serán 51 cursos ofertados, de los que 25 se impartirán en el campus, 3 en la Sede Ramón y Cajal, 3 en la Sede de la calle San Fernando y 20 en distintas Sedes de la provincia. La educación para el medio ambiente, los nuevos retos que presenta la seguridad internacional o los contenidos artísticos también tendrán un peso destacado en la propuesta universitaria.

Dentro del apartado de Ciencia y Tecnología se ofrecerán cursos como Agrotecnología, Gestión del territorio, Informática aplicada, Vigilancia tecnológica en salud, Biotecnología, Sistemas complejos o Big data. «Es nuestra propuesta estrella. Le damos importancia a la transversalidad que tiene, la tecnología está presente en todos los campos del conocimiento actual. Las aplicaciones informáticas nos facilitan muchas mejoras en nuestra vida y la inteligencia artificial es cada vez más competitiva. Dadas las características que ha adquirido nuestro presente, es un factor cada vez más necesario de dominar», explica la coordinadora académica de los cursos, Catalina Iliescu.

Otros de los cursos que más tirón han tenido en los últimos años son los que se ofrecen gracias a la aportación del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Como muestra de la estrecha colaboración entre la UA y el CNP ayer intervino en la presentación de los cursos el comisario jefe provincial de Alicante, José Javier Causante. El director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, José Luis Olivera, experto en inteligencia criminal, y Juan Enrique Soto Castro, jefe de la Sección de Análisis de la Conducta, compartirán sus conocimientos con los alumnos a lo largo de este verano. En esta línea también irá la intervención de Juan Francisco Jiménez Alcazar, experto en violencia fronteriza y videojuegos, dentro del ciclo Torturar, maltratar, esclavizar.

«Algunas de las iniciativas que ha presentado el CNP han tenido una cifra extraordinaria de matrículas, han desbordado las iniciativas iniciales. El curso de psicología y conducta criminal siempre atrae a muchos alumnos. El de terrorismo también puede ser de gran ayuda para los propios profesionales de la Policía, que pueden mejorar su preparación en temas más específicos», cuenta la coordinadora en alusión al curso Nuevos retos de seguridad en la Unión Europea: terrorismo y delincuencia organizada, fiel reflejo de que la programación de la Rafael Altamira está ligada a la actualidad y a los problemas que más preocupan a los ciudadanos.

La UA también se ha mostrado siempre sensible con los asuntos relacionados con los enfoques de género. «Es uno de los criterios de baremación en nuestros cursos. Le damos mucha importancia a nivel institucional, una de las grandes apuestas de la UA. En el equipo rectoral, por ejemplo, está presente la igualdad. Ofreceremos cursos que tratarán directamente la cuestión de la mujer, como Feminicidio, Mujeres en los medios de comunicación o Mujer e historia. Está temática también aparecerá en otros ciclos de inclusión o historia», asegura Iliescu.

Otra de las propuestas que llama la atención, y que está ligada a la ciencia, es la de El futuro que viene: la vida en el siglo XXII. «Lo dirige el catedrático Joaquín de Juan, que cuenta con una trayectoria amplía y rigurosa en esta materia. Hablará desde múltiples perspectivas sobre el futuro y de cómo será la vida en relación a cuestiones medioambientales, de reproducción, sociales o éticas», asegura Iliescu.

En la búsqueda de recursos económicos, la Universidad ha encontrado dos nuevos patrocinadores para el ciclo estival, como son la Cátedra Vectalia Movilidad y la Cátedra Antoni Miró, con los que este año se ofertarán los cursos Transporte y ciudad y Art i Societat. L'obra i el gest en Antoni Miró, respectivamente.

El ciclo en colaboración con el pintor y escultor Antoni Miró refuerza la programación cultural y artística, ya de por sí muy nutrida. Entre sus contenidos tienen cabida la literatura (Literatura en la era digital, Terror, fantasía y ciencia ficción, Literatura y cómic, Literatura infantil y DDHH), las artes (Art i societat, Cuerda y piano, Música moderna, Big band jazz) o incluso temáticas relacionadas, como es el caso del curso de Marketing de proyectos culturales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook