01 de diciembre de 2013
01.12.2013

Premio a una mirada propia

01.12.2013 | 00:11
El homenajeado junto al equipo directivo de ATR: Mari Carmen López, Maribel Martínez, Ester Torranzo, Asunción Pagán (presidenta) y Elvira Rodríguez; y el presentador del acto Jordi Navas.

Brillante, por acertado, fue el premio Hermes que la Asociación de Telespectadores y Radioyentes de la Comunidad Valenciana (ATR) entregó ayer al locutor Vicente Hipólito, durante una comida en el Meliá. Un homenaje al cumplirse el X aniversario de un galardón que tienen en su poder Inocencio Arias o Isidro Vidal, y con el que querían realzar la labor de los medios de comunicación en Alicante en esta edición especial.
Se han dicho muchas cosas, sobre todo buenas, de este gran profesional y persona, jubilado a causa de la edad que no por la audiencia. Aún estando convaleciente de una reciente operación, similar a la de Don Juan Carlos aunque a Vicente la infección le ha atacado en la rodilla y no en la cadera, acudió a la cita sonriente junto a su esposa Fini Sendra, y sus hijos María del Mar y Vicente. A diferencia de otros galardones, éste viene de los propios consumidores de radio, tele o prensa, lo que le hace más especial.
Muchos amigos y asociados acudieron a este familiar y popular homenaje organizado por la presidenta, la inspectora de educación de la Generalitat Asunción Pagán, y su equipo con Mari Carmen López, Maribel Martínez y Elvira Rodríguez, entre otros. En el papel de presentador, Jordi Navas, que trató de hacer lo imposible: resumir la trayectoria de este personaje que fue más allá de quien quiere dar un mensaje. Así forjó un estilo propio y una mirada crítica, objetivo de los cursos de educación de la ATR. Entre los asistentes, miembros de Alinur: María Nieves Ñíguez (presidenta); Fina y Nuria Cores, y Leonor Martínez, así como la delegada de la Fundación Dasyc, Alba Pérez-Adsuar, que anunció que ya no quedan entradas para la primera gala solidaria que celebrará el próximo día 12 en el Adda, bajo la coordinación de Rosa Vegara.
Los cierto es que estamos asistiendo a un fin de 2013 repleto de iniciativas solidarias con gran capacidad de convocatoria y una respuesta social más que satisfactoria. Así, AODI organizó, el jueves, un original y divertido desayuno, con mercadillo navideño, para recaudar fondos para niños discapacitados intelectuales y ha lanzado un cómic solidario, editado con la colaboración de la Asociación de Autores de Comics de España. Mientras, Apsa llenó, el viernes, La Ereta en su octava cena de invierno a 50 euros el cubierto, o la cena de otoño organizada, ese mismo día, por el Rotary Mariners del Sureste de España a favor de una beca deportiva para Raúl Jiménez, nadador de aguas abiertas con una discapacidad física. Al hotel Milenio de Elche, llegaron los mensajes motivadores de David Meca o Selina Moreno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook