06 de noviembre de 2013
06.11.2013

Francisca Aguirre, premio de los editores de poesía

La escritora alicantina logra el galardón al mejor poemario editado en 2012 por su obra Conversaciones con mi animal de compañía

06.11.2013 | 00:41
Imagen de la portada de Conversaciones con mi animal de compañía.

La alicantina Francisca Aguirre (1930) y su obra Conversaciones con mi animal de compañía (Editorial Rilke, 2012), ha resultado ganadora del premio que la Asociación de Editores de Poesía concede al mejor poemario editado en 2012.

Francisca Aguirre es autora de una extensa obra poética que inició en 1971 con la publicación de Ítaca, y que se consagró definitivamente en 2011 con la concesión del Premio Nacional por Historia de una anatomía, y en su quehacer destacan obras como Ensayo general, Pavana del desasosiego, Nanas para dormir desperdicios o La otra música. Es también autora del libro biográfico Espejito, espejito y del libro de cuentos Que planche Rosa Luxemburgo.

Francisca Aguirre ha ido alcanzando con los años un firme y creciente prestigio. Casada con el también poeta Félix Grande, hoy muy pocos dudan en considerarla una de las voces más rigurosas, comprometidas y sugerentes de la actualidad literaria.

Para Pablo Méndez, «Conversaciones con mi animal de compañía deslumbra por la ternura con la que Aguirre trata a los animales y el hondo sentido del humor, tan literario como irónico, que desprende cada uno de sus poemas». El también editor Javier Jover destacó ayer la inteligencia y la intensidad con la que Paca Aguirre se desenvuelve en una temática poética nada fácil.

Con este premio, Aguirre acapara en los últimos años tres importantes reconocimientos a su obra, pues además del galardón de los editores de poesía y del Premio Nacional de Poesía, la alicantina logró en 2010 el Premio Internacional Miguel Hernández. Este último y el nacional los consiguió por el libro Historia de una anatomía, un poemario en torno a la historia de su padre, el pintor alicantino Lorenzo Aguirre, que fue ejecutado por el régimen franquista.

Tras estos premios, le llegó el homenaje del mundo de la cultura alicantina, personificado en el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, en el que participó su marido Félix Grande, con el que vive en Madrid. El pasado año el periódico INFORMACIÓN le concedió el premio Importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook