20 de enero de 2013
20.01.2013
ALBERT SÁNCHEZ PIÑOL. ESCRITOR Y ANTROPÓLOGO

"Se da el papel de intelectual con una alegría facinerosa"

20.01.2013 | 01:00
"Se da el papel de intelectual con una alegría facinerosa"

Es el autor catalán vivo más traducido. Se hizo un nombre con "La pell freda" y ahora revive éxitos con "Victus" (La Campana), en la que desmonta mitos a dos bandas sobre la Guerra de Sucesión.

La burguesía no sale muy bien parada en su novelaÉ
En Victus no sale nadie bien parado.
Sí, pero ¿la única patria de los adinerados es el dinero?
No sería tan radical. Los hechos de 1714 que se narran están perfectamente documentados y hay un segmento de la clase dirigente catalana que roza la traición con la causa que supuestamente defiende. Pero también hay personajes reales que toman partido por la causa popular, pierden su fortuna y acaban en el exilio.
¿Puede haber novela histórica sin rigor?
Una novela es sobre todo eso, novela, pero si quiere ser histórica ha de ser rigurosa. Me he pasado años documentándome y pidiendo el plácet de historiadores. Creo que se nota que no es un libro oportunista.
¿El debate soberanista actual daña la novela, la hace más manipulable?
No, aunque el ambiente ha favorecido la novela, porque después de la manifestación del 11 de septiembre hay una voluntad en Cataluña y España de conocer el pasado.
Villarroel, el gran defensor de Barcelona, era castellano. ¿Solo una ironía de la historia?
En el siglo XXI este hecho es un motivo de orgullo, el reflejo de una sociedad que en el XVIII tenía muchos elementos en común con esta, como su porosidad social.
Ya, pero ¿es casual que este líder sea menos conocido que otros?
Tampoco creo que haya un complot. El hecho es que quien tenía la dirección política era Casanovas. De todos modos, en el otro bando eran peores. Felipe V era un demente, dormía al final de su vida en ataúdes porque creía que estaba más cerca de Dios, iba con andrajos y uñas largas y se obsesionó con el tema catalán.
Hay motivos entonces para colgar boca abajo su retratoÉ
Muchos. A lo de Xàtiva le dedicó unas páginas, aunque no he querido insistir en la parte genocida para que no pareciera un panfleto. Pero no podía no mencionarlo.
¿Felipe V es un paradigma del mal rey, aunque algunos revisionistas destaquen su faceta modernizadora del Estado?
Esto viene del franquismo y enlaza con la tesis de que este fue bueno porque desarrolló el país. Que antes lo destruyera parece que no importa. ¡Por favor! Incluso el más déspota está interesado en que crezca la economía, porque le favorece.
"España murió en 1714", dice.
Antes había un estado compuesto, con varios reinos unidos por una corona. El 11 de septiembre de 1714 empieza otra cosa: ya no es España, es Castilla, por decirlo de alguna forma, porque las leyes y principios castellanos se implantan en todo el Estado.
Ha escrito Victus en castellano. ¿Es una demostración de que no es un idioma perseguido en Cataluña?
A posteriori se puede usar, pero no me lo planteé. En lo creativo hay factores irracionales y aún no sé por qué he escrito en castellano. Empecé en catalán y no funcionaba. Pero muchos lo han visto como una forma de que el 11 de septiembre pertenece a todos los catalanes. Vivo en una sociedad casi modélica en ese aspecto: no hay ningún conflicto, aunque parece que a algunos les gustaría.
Huye de la etiqueta de intelectualÉ
En esta sociedad se adjudican papeles con una alegría casi facinerosa y si eres intelectual ya te piden firmar manifiestos. ¿Por qué se lo piden a un escritor y no a un fontanero?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine