03 de enero de 2013
03.01.2013

El jazz se cuela en la ciencia

El proyecto Experimenjazz introduce al público a través de la música en conceptos neurocientíficos para explicar emociones como el amor o la risa

03.01.2013 | 01:00
El músico David Herrington, en un momento de la actuación.

Concierto didáctico. El centro cultural Las Cigarreras de Alicante ofrece hoy y mañana el espectáculo Experimenjazz, donde se explica cómo funciona el cerebro ante el miedo o el dolor a través de la música de Chet Baker o de Randy Newman.

Por antagónicos que parezcan, la ciencia y el jazz son conceptos que casan bien sobre un escenario y esta tarde se pondrá en práctica el experimento en el centro de cultura contemporánea Las Cigarreras de Alicante. El proyecto Experimenjazz, las maravijazz del cerebro es una fusión de diferentes artes escénicas donde la música, el teatro y la danza se entremezclan para explicar conceptos neurocientíficos, una iniciativa en la que colaboran la Universidad Miguel Hernández, el instituto de Neurociencias y la empresa de divulgación El Caleidoscopio.

El responsable de esta última y artífice de la propuesta, Ricardo Domínguez, señala que la intención es "explicar al público cómo funcionan en el cerebro las emociones de dolor, amor, miedo y risa, tanto a nivel psicológico como biológico", todo ello acompañado de imágenes de películas como El resplandor Ghost, videos científicos y acompañados de una banda sonora que se va componiendo en función del tipo de sensaciones. "Elegimos el jazz por ser una música que tiene ese punto de improvisación y de sensibilidad", señala Domínguez, que llega al público a través del músico David Herrington (trompeta y tuba), el neurocientífico Juan José Ballesta (saxo), además del actor Roberto Martínez y la bailarina Sonia González, que escenifica el amor jugando con una tuba.

El espectáculo se representa en dos funciones: una familiar a las 20 horas -3 euros- y una adulta a las 22.30 horas -5 euros-, durante hoy y mañana. "Cambian algunas explicaciones y canciones", indica Domínguez. Por ejemplo, para acompañar las explicaciones del amor, en el espectáculo para todos los públicos se puede oir la canción de Randy Newman Hay un amigo en mí, que aparece en la película Toy Story, mientras en la adulta se escuchará la trompeta de My funny Valentine, de Chet Baker. Al final, todos se quedan con ideas como la cantidad de músculos que se mueven al reír o con la amígdala como controladora de emociones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Globos de Oro 2019

Globos de Oro 2019

Conoce los nominados a los globos de Oro, las imágenes de la alfombra roja en directo y novedades de la gala