18 de octubre de 2012
18.10.2012
Óscar Araujo. Compositor de música para videojuegos

"La música hace que un viedeojuego sea más real"

18.10.2012 | 02:00
Óscar Araujo habla esta tarde en Camon.

Dos años de trabajo y 180 minutos de música sinfónica sirvieron a Óscar Araujo para ganar el premio de la Asociación Internacional de Críticos de Cine y Música por su banda sonora de Castlevania. Experto en música para videojuegos, hoy habla de su experiencia en Camon de Alicante, a partir de las 20 horas.

Si le preguntan cuál es su profesión, ¿qué dice?
Realmente soy compositor de audiovisual, pero esta claro que también soy fotógrafo y ahora estoy preparando la dirección de una película. Llevo muchos años con un proyecto así. Es un largo, el teaser ya está hecho y se titula "Leo". Es la historia de un caracol que va en busca de los titanes. Similar a Babe, el cerdito valiente, pero con insectos, después de que la humanidad se extingue por acabar destruyendo los recursos naturales. Es una historia para niños y hay unas empresas ya interesadas en ello. En principio sería para 2014 si todo va bien.
¿Cómo se especializa alguien en música de videojuegos?
Yo estaba haciendo bandas sonoras de cine y al mismo tiempo soy jugador de consolas. Cuando era pequeño mi padre me mandaba castigado a la habitación y yo era el niño más feliz del mundo. No pasaba muchas horas jugando, no estaba viciado. Pero veía que la música de los videojuegos era my cutre, muy de relleno, porque entonces no se podía utilizar tanta tecnología. Estaba muy limitado el sonido. Entonces salió la PlayStation 1 que podía reproducir pistas de audio. Eso fue un salto enorme en el sonido en el mundo de los videojuegos. Cuando vi eso me quise involucrar porque había muchas posibilidades. Yo soy autodidacta y lo que he estudiado ha sido ingeniería de sonido. Lo primero que hice fue en el 98 con Blade y a partir de ahí fue un triple A y empecé a trabajar para diferentes empresas, también para Apple con el primer juego que sacó, Kroll... y luego ya hice Castlevania, el primer videojuego con música sinfónica.
¿Qué tiene que no tengan otras composiciones?
La ventaja del videojuego es que depende mucho del sonido para que sea real. Tu ves una película y eres un espectador pasivo, miras y escuchas. Es una parte que te ayuda a comprener la película y transmitir emociones. En el videojuego eres un espectador activo, y un sonido va a hacer que sea más real, igual que ocurre en el cine de la animación.
La Asociación Internacional Críticos de Cine y Música premió su trabajo en Castlevania como mejor banda sonora de videojuegos de 2010, por encima de artistas como Daft Punk. ¿Por qué ese éxito?
Fue muy emocionante. Siempre ganaban los mismos, los americanos, y fui el primer español. La música de Castlevania tuvo tanta repercusión porque no es una música de relleno, es una música de personajes, melancólica, épica, muy distinta a lo que se había hecho hasta ahora. Es como poner Memorias de África en un videojuego. El personaje principal todo lo que hacía lo hacía por amor. Entonces en el fondo era un desgraciado y la música lo que hacía recalcar era su sufrimiento.
¿Si hay más dinero, la banda sonora es mejor?
El presupuesto te permite hacer cosas muy grandes, trabajar con gente del sector. Te permite hacer cosas que de otra manera no podrías, pero componer viene de uno solo. La esencia de la música viene del compositor, si luego tienes pasta para coger a un ingeniero o músicos muy buenos pues mejor.
A veces la música de videojuegos es muy repetitiva. ¿Cuál es el objetivo y el efecto que persigue?
Esto es como una película de aventuras. El señor de los anillos tuvo mucho éxito porque había muchos personajes y cada espectador se identificaba con uno. Eso pasa igual en los videojuegos, te identificas con uno de los personajes. La gente juega para matar el tiempo libre o para olvidarse de la vida cotidiana. Ambas son válidas para que tú te metas en el personaje. La música lo que hace es recalcar emociones. Llegará un momento en que los videojuegos serán tan reales que no se distinguirán de la realidad. Y la música formará parte de ese conjunto.
Ahora es un sector en desarrollo, impulsado también por los nuevos soportes.
El mundo del videojuego factura y da más beneficios que el mundo del cine. Ahora hay muchos videojuegos que se vinculan entre ellos. La ventaja del videojuego es que está todo por definir. El cine ya no puede dar más de sí. En el cine el siguiente paso sería un holograma, pero llegará antes en el videojuego que en el cine.
Lo que está claro es que la banda sonora, también en cine, es cada vez más valorada.
Lo valoramos más porque nos damos cuenta de que tanto el cine como el videojuego es un trabajo en equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine