23 de septiembre de 2011
23.09.2011
Propiedad intelectual

Las filtraciones descubren la trama oculta de la SGAE

El exdirector de la filial dice que "por menos de 40.000 euros" no trabaja – Bautista descarga responsabilidades

23.09.2011 | 22:43
Teddy Bautista.

El ex director de SDAE, filial digital de la SGAE, José Luis Rodríguez Neri, reconoció en su declaración ante la Audiencia Nacional que recibía "desde hace muchos años" salarios anuales por un total de 220.000 euros netos (313.000 euros brutos) y presumió ante el juez de que él por 40.000 euros no trabajaba.

Así consta en el sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en relación a un supuesto desvío de fondos a través de un entramado de empresas vinculadas a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), cuyo secreto ha sido levantado por el juez, que acusa a Neri de idear la trama.

En su declaración ante el juez, que tuvo lugar el pasado 4 de julio, Neri relató que cobraba 40.000 euros brutos anuales como director de gestión de la información de la SGAE, otros 40.000 euros "como nómina" de la SDAE y 140.000 por las facturaciones de la empresa instrumental Hipotálamo.

"Esos son mis emolumentos, que cobro desde hace muchos años. Y en los últimos años además no ha habido ningún movimiento en la percepción. O sea, no ha habido aumento del salario ¿eh?" dice Neri.

El magistrado le inquiere también por la forma en que percibía los 140.000 euros, mediante facturas giradas por Hipotálamo por servicios que prestaba él mismo cuando era el único administrador y socio. Y el juez le pregunta si no le parecían a él o al ex presidente del Consejo de la SGAE, Eduardo Bautista, prácticas fraudulentas.

"No, ¿fraudulenta? Para nada", responde Neri, que reconoce que los servicios facturados por Hipotálamo correspondían a su trabajo en la sociedad general: "Al mismo trabajo. Es que yo... por cuarenta mil euros en la Sociedad Digital no trabajo. Yo no trabajo por eso".

Directivos de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) han expresado su "malestar" por la declaración del ex presidente ejecutivo de la entidad, Teddy Bautista, recogida en el sumario del denominado caso Saga. En sus palabras, éste descarga sobre dichos directivos un papel ejecutivo ejercido por él y que ellos en realidad no tenían, "tal y como se recoge en el sumario", pues según han relatado a Europa Press fuentes cercanas a la entidad, Bautista tenía un "poder omnímodo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine