13 de septiembre de 2011
13.09.2011
Proyecto "El tendedero"

Conciertos en las alturas

El colectivo audiovisual alicantino Ático 4 graba a grupos noveles actuando en su terraza como fórmula de promoción

13.09.2011 | 14:53

Dar un concierto en una terraza está claro que es más viejo que las chocolatinas de Milkibar. Ya hace más de 40 años que Paul, John, George y Ringo pusieron de moda esta fórmula de recital en las alturas de su estudio de Abbey Road, justo antes de separarse. Una moda que llega hasta nuestros días. Sólo hay que ver a Anthony Kiedis, líder del grupo de rock norteamericano Red Hot Chili Peppers, desgañitándose, por supuesto sin camiseta, desde una terracita de una playa californiana en su último videoclip.

Y es que sea copia o no, dar un concierto desde una terraza, al aire libre, sin grandes masas, sólo con unos cuantos amigos como público; con la cervecita, el cigarrito, todos un poco más cerca del cielo... siempre tiene un punto mágico e irresistible. Eso pensaron los chicos del colectivo audiovisual alicantino Ático 4 cuando se les ocurrió el proyecto "El tendedero". Meka Ribera, Noé Hidalgo, Carlos Verdú y Raúl Sánchez residen, como el propio nombre de su pequeña sociedad indica, en un ático. Un ático situado en la calle Sevilla de Alicante cuya terraza estaba en desuso y a la que pensaron darle una nueva utilidad más allá de tender la ropa. "Todo comenzó a mediados de julio. Íbamos a grabar un videoclip con el grupo alicantino Inquiro y le propusimos grabarles actuando en directo en este lugar", recuerda Meka Ribera.

La actuación fue tan emotiva que fueron los pocos asistentes los que corrieron la voz entre otras bandas alicantinas, que enseguida se pusieron en contacto con este colectivo a través de Facebook. Tantas como para establecer una especie de programación, que desde entonces permanece latente cada fin de semana. Las claves de cada una de estas sesiones son sencillas: el grupo toca, Ático 4 les graba y unos pocos disfrutan. "El público suele estar formado por amigos de los músicos. De hecho, no publicitamos demasiado los conciertos para que no se abarrote de gente y sólo hemos llegado a juntar a 80 ó 100 personas. El objetivo es usar esto como un elemento de promoción tras la actuación. A través de las redes sociales (Youtube, Vimeo) difundimos los vídeos que grabamos para dar a conocer al grupo en cuestión y a nosotros mismos", argumenta Ribera.

Una de las fuentes de inspiración de este proyecto fue el colectivo francés La Blogothèque, padres a nivel internacional de la tendencia de grabar a grupos tocando "a pelo" como nuevo formato de videoclip. "Nos inspiró su manera de recoger la música en acústico; el hecho de que las canciones que se graban son únicas, no se van a volver a repetir, porque se están tocando en directo". De momento, por la terraza de Ático 4 han pasado grups como Arkano, El Seko, Mugroman, Arenae, Erika Albero, The Sundacers, Pura Mandanga... Todos ellos alicantinos, aunque también se ha dejado caer una formación portuguesa, amiga de ellos, llamada Café e Cadeira. "Todos nos agradecen esta fórmula de difusión y la oportunidad de tocar en un enclave como éste. Para nosotros es muy importante dar nuestro propio empujoncito a la cultura alicantina", subraya el joven realizador.

Respecto a los vecinos, Meka Ribera afirma que muchos de ellos salen a los balcones a disfrutar de los shows. "En la calle Sevilla, donde de vez en cuando hay follón por la noche, la gente agradece un poco de musiquita el fin de semana, le parece agradable".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine