31 de mayo de 2011
31.05.2011

La investigación apunta a la velocidad como causa del accidente de Ortega Cano

El hospital afirma que el diestro retirado está "estable dentro de la gravedad" y la familia agrega tras visitarlo que "los síntomas son buenos"

31.05.2011 | 02:00
Rocío Carrasco, hija de Rocío Jurado, a su salida del hospital Virgen Macarena de Sevilla.

La Guardia Civil está ultimando el atestado policial del accidente de tráfico que sufrió el pasado sábado por la noche el torero Ortega Cano, cuyo vehículo chocó frontalmente contra otro presuntamente, y según las primeras investigaciones, por una velocidad inadecuada. Así lo señalaronfuentes de la investigación del siniestro, en el que trabaja la Guardia Civil desde el primer momento en el que se desplazó al lugar de los hechos, la carretera A-8002 a la altura de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla). Según una primera evaluación de los agentes que recogieron los datos generales del siniestro en el denominado formulario arena, la causa del accidente fue una velocidad inadecuada. Este es el motivo, según esas primeras pesquisas, por las que el coche del diestro, un Mercedes todoterreno, invadió el carril contrario y colisionó de frente con otro vehículo, un Seat Altea, cuyo conductor murió en el acto. Ambos conductores llevaban el cinturón de seguridad.
El impacto fue tan violento que sacó de cuajo el motor de este segundo coche, con el que chocó un tercer vehículo, una furgoneta Citroen C-15.
Ortega Cano se dirigía a su finca Yerbabuena, en Castilblanco de los Arroyos, después de dejar a su hija en casa de una amiga en la cercana Villaverde del Río.
El torero permanecía anoche estable dentro de la gravedad y con ventilación mecánica, según el último parte médico, emitido ayer por el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde está ingresado tras el accidente.
En la Unidad de Cuidados Intensivos de este hospital y tras haber sido operado el domingo dos veces, el diestro retirado "se encuentra seroanalgesiado con estado a ventilación mecánica y hemodinámicamente estable dentro de la gravedad", según el parte del equipo médico de guardia.
Ortega Cano fue intervenido el domingo durante seis horas y media por un equipo de cirujanos generales, cardiovasculares y traumatólogos que lograron resolver un punto sangrante de colón y fijar la fractura múltiple de fémur que presentaba el paciente.
No obstante, un portavoz de la familia informó de que Ortega Cano permanecía "estable dentro de la gravedad, pero los síntomas son buenos".
"Le funciona el riñón y la hemorragia ha remitido. Además, la oxigenación es relativamente buena", precisó la fuente. También señaló que "los médicos insisten en que sigue igual de grave" y piden "paciencia" a los familiares del torero, viudo de la tonadillera Rocío Jurado.
"Esto es cuestión de tiempo, hay que ser pacientes y no ponerse nerviosos, es lo que nos dicen. Aunque cuando hemos entrado la familia (a la habitación donde está el diestro), viéndole sedado se te cae todo encima", agregó el portavoz.
A sus 57 años de edad, Ortega Cano, retirado de los ruedos desde hace casi trece, es padre de dos niños, José Fernando y Gloria Camila, que adoptó junto a la que fuera su mujer, la cantante Rocío Jurado, que falleció en junio de 2006, a los 61 años de edad, como consecuencia de un cáncer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine