19 de mayo de 2011
19.05.2011

Interactivo y sensorial

19.05.2011 | 07:00

¡No vengas solo! Teatro Principal de Alicante. Dramaturgia: Anthony Blake. Dirección escénica: Manu Berástegui.

El ovetense José Luis González Panizo, o el "mago de la mente" Anthony Blake, va de gira con su nuevo espectáculo. Más de un número resultará conocido a los espectadores que hayan visto a Blake por la tele en alguna ocasión. El objetivo de fabricar miedo e inquietud con magia y encanto es una atractiva propuesta. Pero, eso sí, es preciso ver la evolución del montaje para aportar conclusiones.
Técnica, habilidad e intuición no le faltan. Siempre viste de negro, cabello blanco, mirada penetrante y voz seductora. Pide que nadie venga solo. Y todos van acompañados. No obstante, ningún espectador puede sentir soledad en un teatro completamente lleno.
La publicidad, con los efectismos que la caracterizan, nos sugiere que no acudan personas fácilmente impresionables o con problemas de salud a ver este espectáculo interactivo y sensorial. Intenta provocarnos emociones en medio de una misteriosa atmósfera con el elegante diseño de luces del alicantino Juanjo Llorens, se juega con la mente de los espectadores y asistimos a unas experiencias que quieren sobrecogernos.
Recuerden, como dice Anthony Blake: "Todo lo que han visto ha sido producto de su imaginación. No le den más vueltas, no tiene sentido". Ahora bien, traspasar el brazo de un espectador con una aguja y sin molestias es algo real si los ojos no nos engañan.
¿Es posible oír el lenguaje de los objetos? ¿Y acertar realidades o nombres de personas que ya no están? ¿Los espíritus se manifiestan? ¿Existe el más allá? ¿Funciona el vudú? O una antigua y enigmática muñeca capaz de adivinar cosas sobre alguien. Algunas dosis de videncia, telepatía e ilusionismo con la dramaturgia de Blake y la dirección de Manu Berástegui. ¿Tiene gran poder mental? Él defiende que no vive de lo que hace, sino de lo que consigue que los demás vean.
Su hoja de ruta consiste en trabajar mucho, afrontar nuevos retos y afinar las sensaciones y percepciones. ¡No vengas solo! tiene algunos puntos flácidos, está por debajo de las expectativas y requiere la proximidad del público. La distancia es letal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine