01 de mayo de 2011
01.05.2011

Casa Mediterráneo pondrá en marcha un espacio virtual de encuentro para blogueros

La última jornada de Mediencounter finaliza con un intenso debate y sienta unas bases para que los activistas de la red trabajen en común

01.05.2011 | 02:00
Casa Mediterráneo pondrá en marcha un espacio virtual de encuentro para blogueros

Contra el odio, la intolerancia y cualquier tipo de censura, y a favor de la libertad de expresión; desterrando el lenguaje sexista y con el compromiso de crear una plataforma estable de comunicación. Estos son los puntos fundamentales del documento colaborativo con el que la comunidad bloguera mediterránea sentó ayer la base de su futura colaboración en la red, el gran logro de Mediencounter. Este encuentro pionero impulsado por Casa Mediterráneo, finalizó ayer en Xàbia y reunió durante dos intensas jornadas a ciberactivistas que comparten, además de esa visión de la libertad en Internet, un espacio geográfico común.
La censura de las actitudes disidentes en la red copó la primera parte de la mañana. Con el caso de "Z", caricaturista tunecino perseguido por el régimen de Ben Ali. El dibujante se declaró espoleado por la censura, lo que le animó a ser incluso más crítico antes de la caída del líder. La otra protagonista de la historia de "Z". Fatma Riahi, otra de las escritoras más activas del país, fue detenida en 2009 y desapareció durante 6 días al estar bajo sospecha de ser, de hecho, la autora de las caricaturas. John Perry, por su parte, sentenció con una idea: la creación de Internet como un espacio sin gobernantes, en el que la censura sea identificada como una avería.

Túnez y Egipto, otra vez
Aunque los casos particulares de Túnez y Egipto ya habían saltado al debate en la jornada anterior, fueron sus propios protagonistas en la segunda mesa de la jornada. Un apunte. En ambos países se abarató el acceso a Internet, a costa de otros privilegios, para "engordar" cifras de cara al extranjero. Egipcios y tunecinos, con la pasión del combativo Basel Ramsis a la cabeza, trazaron una cronología de los acontecimientos en sus respectivos países, dos regiones en plena ebullición.

Ciberfeminismo
Un dato curiosos que se dio a conocer ayer. Una "fatwa" establece que una mujer musulmana no puede conectarse a Facebook sola. De un plumazo, se traza un pequeño mapa de la igualdad en el mundo árabe. La lucha contra la terminología sexista en la red, la misma lucha por la paridad que se tiene en las instituciones. La periodista italiana Eleonora Bianchini llamó la atención sobre el cambio ideológico que se está dando entre las mujeres, ejemplificándolo en las manifestaciones contra Berlusconi del pasado febrero.
Por su parte, la argelina Cherifa Ared habló de cómo Facebook ha sido determinante en la participación de la mujer en la política y Ruhan Hanash y Ezgi Burcu Karsli sobre el papel de las mujeres en la red tanto en Siria, donde el pueblo se ha convertido en fuente de información en los lugares de conflicto, en y Turquía; respectivamente.

Utopías
¿Es posible que Internet y los medios sociales traigan la utopía de un periodismo sin periodistas, sin contaminación? El periodista Ali Amar, comparó la situación actual de libertad editorial que proporciona Internet con la prensa libre de finales de los 90 en Marruecos. El bloguero croata Nebosja Grbacic puso de manifiesto la gran penetración de los blogs en su país, y la relación de estos con los medios tradicionales.

Identidad común
La última mesa de la jornada llevó a debate las cuestiones de identidad, íntimamente ligada con la religión, dentro del Mediterráneo. El bloguero David Cuscheri, desde Malta, pintó un retrato de los problemas migratorios de la zona, llamando la atención sobre la existencia de "medios sociales y blogs que alimentan estas diferencias". Por su parte, el hispano-sírio Yassin Siwa dio pistas y puso en antecedentes al público sobre la formación de la identidad árabe en el entorno mediterráneo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine