27 de julio de 2010
27.07.2010

El reto de organizar un festival urbano

Benidorm propone al público joven cambiar el camping por el hotel y combinar un gran cartel de grupos con su variada oferta de ocio

24.07.2010 | 03:34
Miles de personas esperan la apertura de uno de los escenarios del festival.

Por primera vez Benidorm acoge un festival instalado en el corazón de la ciudad durante todo un fin de semana. Las dificultades para acondicionar el centro, en estas fechas repleto de turistas, y dar cabida al Low Cost no han sido pocas. A pesar de la arriesgada propuesta, el planteamiento ha resultado todo un éxito.
El recinto utilizado para ubicar el festival ha sido el parque de l´Aigüera, en pleno centro de Benidorm, donde se concentran los tres escenarios en los que se desarrollan los conciertos. Para acceder a ellos no es necesario salir del parque, por lo que los asistentes al festival no obstaculizan ni el tráfico, ni a los viandantes que disfrutan de sus vacaciones en Benidorm, y viceversa.
Uno de los obstáculos en la celebración del festival ha sido la dificultad para los asistentes de encontrar aparcamiento. Muchos de ellos se han decantado por parking privado, «sale por unos 20 euros diarios, pero está aquí al lado», apunta Javier Collado, de Monforte del Cid. De todas formas, el Ayuntamiento ha habilitado aparcamientos disuasorios en zonas foráneas y dispositivos especiales para evitar los atascos a la entrada del municipio.
Para evitar las interminables colas ante los baños que se dieron en la anterior celebración del festival en Alicante; en esta segunda edición se han colocado 125 aseos portátiles entre los tres escenarios. Además, hay diversas barras con bebida y bocadillos repartidas por el recinto. De esta manera, el público no tiene la necesidad de salir del perímetro reservado para el festival.

Protestas vecinales
Desde la Concejalía de Escena Urbana se esperan «muchísimas quejas de los vecinos, pero tienen que entender que esto es Benidorm» explicó el edil del área, Conrado Hernández. Los tres escenarios están rodeados de edificios y vecinos que soportarán durante los dos días los conciertos que se suceden hasta las cuatro de la madrugada. Sin embargo, el concejal aseguró que «dentro de tres meses el Low Cost se verá como algo positivo. El ranking de ocupación en apartamentos y hostales ha subido 22 puntos y cuatro el de hoteles». Se espera además que los asistentes al festival disfruten de la variada oferta de ocio que tiene Benidorm.
En un festival como éste, en el que se espera que el alojamiento sea un camping, muchos asistentes como Laura y Antonio, de Albacete, han optado por hospedarse en un hotel, «en el FIB estuvimos en camping, pero aquí hemos optado por un hotel. Es más caro pero se compensa por ser este un festival de sólo dos días, además es mucho más cómodo».
Para intentar que las protestas vecinales sean mínimas, el Consistorio ha preparado un dispositivo de limpieza para mañana domingo. Se intentará que el parque quede limpio en 48 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine