13 de julio de 2010
13.07.2010
UNA ACUSACIóN DE HACE 33 AÑOS

Suiza deja libre a Polanski tras decidir no extraditarle a EE UU

El gobierno le retira el brazalete electrónico y el director de cine abandona su chalé en Gstaad

13.07.2010 | 02:00

EFE. GINEBRA/LOS Ángeles
La Confederación Helvética rechazó ayer extraditar al cineasta franco-polaco Roman Polanski a Estados Unidos, donde está acusado de haber mantenido relaciones sexuales con una menor hace 33 años, por falta de pruebas concluyentes sobre el proceso judicial que tuvo lugar en 1977. Polanski fue detenido el 26 de septiembre en Zúrich, donde había acudido para ser homenajeado, y el 4 de diciembre fue liberado bajo fianza de 3 millones de euros y confinado en detención domiciliaria en un chalé que posee en la exclusiva estación de esquí de Gstaad, donde ha permanecido siete meses.
La ministra suiza de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf, explicó ayer que las autoridades helvéticas pidieron información complementaria sobre el proceso al que fue sometido Polanski en Los Ángeles cuando sucedieron los hechos, una petición que fue rechazada por Washington alegando la confidencialidad del proceso. Las autoridades suizas pidieron a las estadounidenses, el 3 de marzo, un documento judicial en el cual, supuestamente, el juez encargado del caso aseguraba a las partes que con la pena impuesta a Polanski de 42 días de prisión en la división psiquiátrica de una prisión californiana, la condena quedaba saldada. "En estas condiciones, no podemos excluir con total certidumbre que Polanski ya haya purgado su pena y que por tanto la demanda de extradición sufre de un vicio grave", señaló Schlumpf. La ministra también argumentó el "principio de confianza" con el que contaba Polanski y se apoyó también en un defecto en la solicitud de extradición estadounidense y se alegó que las autoridades de EE UU sabían de la habitual presencia de Polanski en Suiza durante los últimos años, donde el cineasta tiene una casa de vacaciones, y que nunca habían hecho nada al respecto.
Polanski abandonó ayer su chalé en un coche con cristales polarizados. El brazalete electrónico que portaba Polanski para evitar una eventual fuga, le fue retirado al mediodía.
Por su parte, el fiscal del distrito del condado de Los Ángeles, Steve Cooley, dijo estar "realmente sorprendido y decepcionado" por la decisión suiza. Cooley ha liderado durante años las gestiones para extraditar a Polanski.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine