08 de julio de 2010
08.07.2010
Taller literario

Cimientos para narrar historias

Mariano Sánchez Soler y José Luis Ferris imparten un curso en el que enseñan a los 45 alumnos inscritos cuáles son las bases para edificar la construcción del relato de una novela

08.07.2010 | 02:00
Ferris y Sánchez Soler en el taller literario.

Dentro de las actividades que se celebran en paralelo a la Feria del Libro de Alicante, los autores alicantinos Mariano  Sánchez Soler y José Luis Ferris imparten un curso organizado por la Asociación Provincial de Libreros y la Universidad de Alicante sobre escritura en el que enseñan a los 45 alumnos inscritos cuáles son las bases para edificar la construcción del relato de una novela

Desde estudiantes hasta jubilados pasando por amas de casa. El taller literario, una de las actividades que se celebran en la Feria del Libro de Alicante, cuenta con variados perfiles entre los 45 alumnos que reciben las clases impartidas por los escritores alicantinos Mariano Sánchez Soler y José Luis Ferris. "Nos enseñan a traspasar la barrera que separa al lector del autor y a escribir sabiendo que te van a leer los demás y no tú sólo", comenta Óscar Ortiz, uno de los participantes.
El curso se celebra desde el pasado lunes y hasta mañana, cuando Clara Sánchez, última ganadora del Nadal, intervendrá en la clase de clausura. La sala Miguel Hernández de la Sede de la Universidad de Alicante acoge cada tarde las lecciones impartidas en el taller.
El poeta oriolano, gran protagonista de la feria de este año, sirve como base para el tema del relato que los alumnos deben presentar, la memoria. Los participantes tienen que escribir el texto partiendo sobre un pasaje de la película Ciudadano Kane.
"Les enseñamos cuáles son las técnicas fundamentales para la argumentación literaria: elementos clave, temas, argumentos, narradores, descripción de personajes, verosimilitud, errores que se producen a la hora de escribir... Y también a que sean lectores críticos", indica Sánchez Soler. Este aspecto es fundamental para Ferris. "No conozco a ningún escritor que no haya sido antes un gran lector".
Otra cuestión en la que los dos escritores hacen mucho hincapié es en que los alumnos tiene que ser conscientes de las horas de esfuerzo que hay detrás de cada texto, y que éstos no se producen fruto de la inspiración divina. "Nadie nace con un don para escribir, igual que nadie lo hace con el de batir la marca de 100 metros lisos. Se necesita mucho trabajo para lograr eso", explica Sánchez Soler. "Mostramos los elementos técnicos que se necesitan para construir un relato con solvencia, lo que se escriba después depende de cada uno". "Puedes enseñar a montar en bicicleta, pero no a ganar el Tour de Francia", agrega Ferris.
"Está claro que al que tiene talento y posibilidades para escribir se le nota enseguida, pero todo es esfuerzo. No conozco a ningún escritor que disfrute escribiendo", indica Ferris. "El mayor trabajo radica en que el relato final esté escrito con agilidad, que no se note toda la complejidad que lleva detrás. Para conseguir eso hay que atravesar un proceso largo y duro".
Para Sánchez Soler otro tema fundamental es que los participantes en el taller literario aprendan a "utilizar mentiras para contar verdades. Que sepan que lo que escriben es para que los otros, que no es un diario personal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine