29 de junio de 2010
29.06.2010
40 Años

Cuando el color sí importa

La Universidad de Alicante acoge el IX Congreso Nacional del Color donde más de 150 expertos analizan esta propiedad de la luz desde el campo científico o psicológico hasta el artístico

29.06.2010 | 02:00
Seguidores paraguayos, con los colores de su país, en el Mundial de Sudáfrica.

ÁFRICA PRADO
Cómo usar el color para detectar monedas o billetes falsos, para lograr que un recluso aplaque su ira en la celda o para diseñar un videojuego son algunos ejemplos que se abordarán a partir de mañana en la Universidad de Alicante, que acoge el IX Congreso Nacional del Color y que reúne hasta el viernes a más de 150 expertos de distintos ámbitos relacionados con esta propiedad de la luz, desde físicos o químicos, hasta diseñadores, ópticos, arquitectos, psicólogos, ingenieros o enólogos.
El color es "el resultado de la interacción de la luz, que entra por los ojos y es el cerebro el que le asigna un código", explica el responsable del Congreso y coordinador del Grupo de Visión y Color del Departamento de Óptica de la Universidad de Alicante, Francisco Miguel Martínez Verdú, quien señala que el ojo humano es capaz de ver varios millones de colores diferentes -un mínimo de dos y un máximo de siete-, a excepción de los daltónicos, que no llegan al medio millón de colores diferentes percibidos. Todo ello a partir de tres colores básicos -rojo, verde y azul, "el amarillo es una invención del cerebro", afirma este experto-, que conforman la visión tricromática.
"Jugamos con un aspecto de la percepción que tiene un papel fundamental en todos los ámbitos, ya que a través de la vista adquirimos el 70% de la información que recibimos. Lo tenemos presente todos los días y no nos damos cuenta del trasfondo que tiene pero un color mal elegido puede dar al traste con un producto", indica Martínez Verdú, quien apunta que el congreso reúne a todas las especialidades científicas y artísticas donde el color tiene una importancia relevante: ciencia, tecnología, alimentación, arte, industria, etc.
"Queremos hacer una ensalada mixta destacando cada textura", resume el organizador, que añade que en este congreso se verán, entre otros temas, la importancia del color en el ámbito educativo con estudios sobre cómo preparar libros de texto accesibles o que no generen confusión por sus colores en la población escolar con daltonismo, que afecta a un 8% de la población masculina y un 2% de la femenina.
Los efectos psicosociales del color también se abordarán con trabajos que constatan que la combinación de la física y la psicología pueden diseñar entornos que favorezcan el confort en determinados espacios, ya sea una vivienda, una oficina o incluso una prisión. "Por ejemplo, en cárceles utilizan colores específicos de celdas de color rosa para combatir episodios de ira de los reclusos", añade el responsable.
El color aplicado a la arquitectura se pondrá de manifiesto con diversos proyectos de restauración de edificios antiguos a los que se les ha devuelto el esplendor cromático o que son una seña de identidad en determinadas ciudades, como Bogotá ; y respecto a la optimización de las fuentes de luz en el arte (museos), Martínez apunta que "se ha visto que la luz fluorescente es más adecuada que la incandescente para resaltar la gama real de colores de las obras".
La calibración de pantallas de videojuegos para diseñar entornos más realistas, especialmente cuando se generalice la realidad tridimensional, y la importancia que tiene en ello la interacción de la luz a la hora de simular la realidad es otro de los factores que se estudiarán en el congreso, que también abordará el color en los alimentos, "que sirve como dato objetivo para la denominación de origen de determinados productos como vinos, aceites o quesos" o cómo se puede predecir el color de un vino joven a un vino viejo en función del tipo de uva, el suelo , la maduración...", apunta el responsable del encuentro.
Este encuentro, que se celebra cada tres años, también se analizarán aspectos curiosos del color como por qué los primates son los únicos mamíferos que poseen visión tricromática -la mayoría de animales tienen sólo dos sensores de color y algunos insectos, cuatro, porque perciben la luz ultravioleta. Al fin y al cabo, la ciencia del color apenas tiene cien años y aún no se conocen todas sus caras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook