24 de junio de 2010
24.06.2010
40 Años
Cine español

Los directores de "Yo, también" buscan dinero para otro proyecto "difícil"

"El síndrome de Down no vende según los productores que quieren ganar dinero fácil", asegura Pastor

23.06.2010 | 00:00
Los directores Antonio Naharro y Álvaro Pastor (extremo izquierdo) junto al elenco de "Yo, también".

Los directores de la galardonada "Yo, también", Álvaro Pastor y Antonio Naharro, buscan financiación para un nuevo proyecto, que es, según aseguraron a Efe, "tan difícil de levantar" como su primera película.

Pastor y Naharro han presentado en el Festival de Cine de Edimburgo (Reino Unido), uno de los más antiguos del mundo y dedicado a promover el talento original y novel, su cinta sobre la historia de Daniel, un chico sevillano con síndrome de Down y licenciado en la universidad que se enamora de una compañera de trabajo.

Pese a la buena acogida de su filme de debut, que se estrenará en decenas de países y cuyos protagonistas, Pablo Pineda y Lola Dueñas, han sido premiados con la Concha de Plata en San Sebastián -ella además con un Goya-, los directores tienen dificultades para hallar respaldo a su próximo proyecto.

Sin entrar en detalles para no levantar la liebre, señalan que el nuevo guión versa sobre otra "temática humana", que, según afirman entre risas, es "tan difícil de levantar" como "Yo, también".

"Porque el síndrome de Down" no interesa, no vende, o eso dicen los productores que quieren ganar dinero fácilmente...", apostilla Pastor.

En el caso de su primer largometraje, Naharro tenía un interés especial, ya que su hermana tiene el síndrome de Down y él -como el personaje que interpreta en la película- ha trabajado de monitor con ese colectivo. Al final, el productor que se lanzó fue Julio Medem, cuya segunda hija también tiene el síndrome.

Tanto a Pastor como a Naharro les interesan sólo historias que les conmueven, con temas como "el amor, la diferencia, las carencias o la evolución del ser humano".

"Tiene que ver con una manera de mirar el mundo desde un lugar mucho más divertido que de donde lo miran los demás -dice Naharro-. Para divertirse no hace falta mirar a otro lado, con mirarnos a nosotros mismos tenemos bastante".

Mientras sus autores buscan fondos para continuar contando historias diferentes, su ópera prima sigue, lenta pero segura, triunfando en todo el mundo.

"Yo, también" se ha estrenado ya en Polonia y Holanda -donde obtuvo el premio del público en el Festival de Rotterdam- y está pendiente que se presente también en Alemania, Francia, Estados Unidos y, posiblemente, el Reino Unido, entre otros países.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook