20 de octubre de 2008
20.10.2008
Información
REPORTAJE: HISTORIA DEL CÓMIC

«El Jabato» sigue vivo

El popular tebeo nació a la sombra de «El Capitán Trueno» hace medio siglo

20.10.2008 | 13:45

De forma promocional, y casi en todas la series de tebeos, el primer número de una nueva colección se regalaba con la compra de cualquier otro ejemplar de alguna de las series que ya estaban en el mercado. Es así que el nº 1 de "El Jabato" se entregó de forma conjunta con el nº 107 de "El Capitán Trueno", aunque variando aquí la fórmula. El que se regalaba era el ejemplar de "El Capitán Trueno" y el que se pagaba (1,50 pesetas) era el ejemplar de El Jabato. Y esto ocurría el 20 de Octubre de 1958.

"El Jabato" nació así como hermano menor de "El Capitán Trueno" (nunca mejor dicho, pues el "padre" de ambos personajes fue Víctor Mora que aquí firmó como R. Martín) y ha seguido una trayectoria paralela, desde su inicio, tanto en planteamientos gráficos como editoriales. El nombre de "El Jabato" fue puesto a sugerencia directa del Sr. Bruguera, dueño de la editorial del mismo nombre, por considerarlo comercial.

Ante la desaparición de la serie El Cachorro la Editorial Bruguera , a la postre editora de todas las cabeceras mencionadas, necesitaba cubrir este hueco dejado en los cuadernos de aventuras. Y era conveniente que este hueco fuera cubierto por un personaje que, al menos, alcanzara el éxito de su predecesor y se acercara lo más posible al "boom" de Trueno; antes de que la competencia se le adelantara. Es por ello que se le encargó al mismo guionista, Victor Mora, la búsqueda de este personaje. Y él propuso un héroe que se moviera en la Roma Imperial y, repitiendo la fórmula de Trueno, héroe-forzudo-muchacho-dama (aunque aquí se suprimió al muchacho y se cambió, ya avanzada la colección, por un estrafalario personaje de increíble delgadez y poeta -más bien poetastro- y que es el contrapunto "gracioso" del cuarteto protagonista) se consiguió dar en la clave del éxito, pues la serie conoció una larga vida de casi ocho años. Y es que en la época en que surgió la serie el cine del tipo "peplum" tenía una especial fascinación entre la juventud: "Quo Vadis", "La Túnica Sagrada" o "Demetrius y los Gladiadores" triunfaban entonces en taquilla.

Los personajes protagonistas son:

El Jabato, pacífico campesino íbero, cristiano, convertido en esclavo y después en gladiador. Es valiente, ágil, inteligente, generoso, viajero incansable, defensor de los oprimidos y de la justicia. Es excesivamente bueno y perfecto.

Taurus, el forzudo. Es el amigo fiel y guardaespaldas del Jabato y su ocupación favorita es repartir mamporros. Es un personaje claramente inspirado en el Ursus de "Quo Vadis".

Claudia, eterna dama y novia del Jabato. Es fina, altiva, grácil y femenina.

Fideo de Mileto, acompañante miedoso que no suelta su lira para nada y que mantiene un antagonismo masoquista con Taurus desde el momento que se incorpora a la colección.

Y dentro queda toda una galería de personajes con mayor o menor protagonismo y con aparición en más o menos aventuras. Así tenemos a Tai-Li , pequeño indochino incorporado a la serie para recuperar la fórmula original (como un nuevo Crispín) y que siempre va acompañado de su tigre "Bambú" , el mago Modernius , como Morgano en Trueno, y en "El Jabato Extra" se introduce a "Bongo" un mono que les acompañará por doquier (como "Ju-Ju" en Trueno). Y entre la pléyade de amigos y enemigos tenemos a Zoni, Tais, Aurelio, Kania, Krimild, Cornelius, El Faraón Septa, OngueleÉentre los amigos; y entre los enemigos el general Marco, Favio, Sulla, Adua, N'Waki,"El Escorpión", Cartal, Amuru "el amo de las fieras", Sarko, Kimberlán, Apapoulos, Kiro, Las Kyo-Kyo, Numa "la Pantera", etcÉ

Al igual que Trueno, "El Jabato" tiene la siguiente trayectoria editorial: En 1958 aparecen los cuadernillos con 381 números semanales que llegaron hasta el 31 de enero de 1966. En marzo de 1969 en la revista "Ven y Ven" en sus diez números publicados y en el "Suplemento de Historietas de El DDT" del nº 13 al 29, ocupa El Jabato sus dos páginas centrales. También en agosto de 1960 aparece la revista "El Campeón" y en sus primeros 32 ejemplares las páginas centrales son de Jabato.

En 1962, en mayo, aparece la revista "El Jabato Extra" y durante 51 números mantendrán a Jabato en los kioskos. Y todavía, al cerrar la revista de "El Jabato Extra", se mantuvo a este personaje en las páginas de la revista "El Capitán Trueno Extra" apareciendo en los ejemplares del 176 al 333.

Ya todo lo demás publicado de "El Jabato" son reediciones de lo arriba expuesto. Reediciones que tienen como base, en casi toda su trayectoria posterior, la edición en 1969 de "Jabato Color" de 212 números. Así mismo eran reedición los 40 números del "Álbum Gigante El Jabato".

Y no hemos hablado de sus creadores gráficos, de sus dibujantes. Aunque hubo varios en los diferentes frentes en que hemos visto se publicaron las aventuras, solo uno es dibujante de principio a fin de la colección: Francisco Darnís y a él se debe la grafía inicial. El éxito de la serie hizo diversificar los frentes de aparición, como hemos visto, y por ello hubo que poner, en un principio, ayudantes a entintar y, luego, realizadores de páginas completas. Así colaboran, de una manera u otra, los siguientes dibujantes en las aventuras de "El Jabato" en los diferentes frentes: Luis Ramos, Jaime Juez, Arriazu, Carregal, Martínez Osete, Collado, Margalef, Casamitjana, Carrión (el que más episodios realiza, después de Darnís), Fernando Costa, Soler, Porto, Torregrosa, Escapa y Buylla. Y aquí, al igual que en Trueno, para conseguir cierta homogeneidad gráfica de los personajes entre tantos estilos, la editorial obligó a los dibujantes de los episodios en que no intervino Darnís, a superponer a sus dibujos una serie de cabezas, en varias poses y expresiones, fotografiadas de dibujos del creador gráfico.

Los primeros episodios de "El Jabato" sitúan a los personajes en el mundo en que van a moverse: Reducidos a esclavos llegan a Roma, donde son vendidos para ser convertidos en gladiadores para el circo romano. Logran huir con otros esclavos y su condición de proscritos ofrece a su autor la posibilidad de que emprendan una serie de viajes que les proporcionará mil aventuras en los más diversos parajes. Así, toda una sucesión de mitológicos lugares son visitados por los héroes: La isla de Kraah, la selva africana, el país hitita, Cartago, el circo romano, el país de las amazonas, la ciudad sumergida, el Egipto de los faraones, la Galia de los druidas, los monstruos prehistóricos, China, Japón, Noruega, La Selva Negra, el mito de las sirenas,É y así hasta que limitados por la censura que impide toda escena violenta se retiran a una cabaña que se construyen en un valle pirenaico y se convierten en pacíficos leñadores.

Desde que en 1966 se publicó el último número original de "El Jabato" (en enero en los cuadernillos y en junio en la revista "El Capitán Trueno Extra") no se ha vuelto a publicar ninguna aventura nueva de este personaje. Al contrario de Trueno, que tuvo sus continuaciones en la última etapa de Bruguera y en la de Forum, y después en la del 50 aniversario. Y ahora, en la estela de este 50 aniversario que celebramos de "El Jabato", dos compañeros de la "Asociación de Amigos del Capitán Trueno" ("y del Jabato") y con el beneplácito del resto de los compañeros, entre los cuales me incluyo, han realizado una nueva aventura de este personaje. Se trata de José Revilla al dibujo y Luis Antonio Ródenas al guión, dos buenos amigos, los que han dado cuerpo a "La Hermandad de la Espada" que Ediciones B ya tiene en la calle.

Suerte yÉ. Continuará.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook