24 de enero de 2007
24.01.2007
COMPLEJO AUDIOVISUAL

Aguamarga adjudica producciones de Ciudad de la Luz a uno de sus directivos

El empresario Antonio Mansilla, que participó en «Astérix» y «Arritmia», figura como administrador de la firma que explota los estudios alicantinos

24.01.2007 | 01:00
Aguamarga adjudica producciones de Ciudad de la Luz a uno de sus directivos

P

roducciones Aguamarga, que se encarga de la explotación comercial del complejo audiovisual alicantino Ciudad de la Luz durante sus primeros años de funcionamiento, es sólo la cabeza visible de un conglomerado de firmas cuyos propietarios, algunos de ellos sin relación con el mundo del cine, presuntamente se benefician de la situación que tiene al frente de los estudios la empresa que preside Luis García Berlanga, según ha comprobado INFORMACION.


Un análisis de la relación de firmas revela que el productor de Sorolla Films Antonio Mansilla

-

que se asoció con los franceses para el rodaje en Ciudad de la Luz de «Astérix en los Juegos Olímpicos» y que también ha participado en «Arritmia» y «Escuchando a Gabriel», cintas igualmente grabadas en los estudios alicantinos

-

forma parte del organigrama de Producciones Aguamarga, tal y como consta en el Registro Mercantil, algo que ni conocían los dirigentes de Ciudad de la Luz, según pudo confirmar ayer este periódico.


Mansilla figura como uno de los seis actuales administradores de Producciones Aguamarga, si bien lo hace bajo el nombre de Mercantil Polyret SL, sociedad con sede en Valencia que se dedica al servicio de gestión administrativa y de la que él es administrador junto al empresario Ignacio José Núñez Alonso.


La presencia del productor valenciano en la cúpula de la empresa que el entonces jefe del Consell, Eduardo Zaplana, situó en el accionariado de Ciudad de la Luz y a la que el Gobierno de Francisco Camps confió la explotación del complejo, supone que juega sobre seguro al participar económicamente en películas que se ruedan en los estudios, dado que la Generalitat Valenciana ofrece cuantiosas subvenciones por los rodajes con la condición de que cuenten en la financiación con una firma del sector audiovisual de la Comunidad.


Mansilla dimitió el pasado día 10 de su cargo de presidente de la Asociación Valenciana de Productores Independientes (AVAPI); «por motivos personales» y por el desarrollo del nuevo plan estratégico de Sorolla Films, con una nueva sede en Alicante para la preparación de proyectos de coproducción cinematográfica internacional y la gestión de los Cines Astoria, que reabrirá en los próximos días, entre otros ambiciosos proyectos que anunció.


Al margen de su actividad cinematográfica, Mansilla tiene actualmente cargos directivos y administrativos en hasta doce empresas españolas dedicadas a actividades muy distintas (finanzas, servicios técnicos de ingeniería, arquitectura, urbanismo, edificación y obra civil, fabricación de muebles, etc);, según consta en el Registro Mercantil.


La relación de Mansilla con los principales rostros conocidos de Producciones Aguamarga se remonta tiempo atrás, cuando todos coincidieron en la empresa denominada Promociones Técnicas Sagunto SA, que fue disuelta en 1999. En esta sociedad, dedicada a la exhibición cinematográfica y con el mismo domicilio que, hasta su definitiva implantación en Alicante, tuvo Producciones Aguamarga en Madrid, Mansilla fue administrador junto a José Luis Olaizola Morales y Rafael Díaz Salgado (ambos hoy en Aguamarga);. En aquella empresa, embrión de lo que sería después Producciones Aguamarga, figuraban como presidente y vicepresidente, respectivamente, Luis García Berlanga y José Antonio Sainz de Vicuña, quienes son los accionistas de la firma que ahora explota los estudios de Ciudad de la Luz.


Poco antes de la desaparición de Promociones Técnicas Sagunto SA, se crea Iniciativas Audiovisuales 2000 SA, donde vuelven a confluir Rafael Díaz Salgado, como presidente, y Antonio Mansilla como administrador, cargos que, según el Registro Mercantil, mantienen. Entre sus dirigentes aparecen también Toay SA, una empresa de alquiler de bienes inmuebles que, a su vez, también es administradora de Aguamarga, y Brezal PC SL, que trabaja en el sector de la promoción inmobiliaria y que tiene como apoderado a José Luis Olaizola, dedicado por otro lado a la edificación y obra civil como administrador único de Pabran SL.


Toay SA tiene como únicos propietarios a Pena Viada Asociados y a Gustavo Hernan Álvarez Santos, ambos administradores también en Iniciativas Audiovisuales 2000 SA.


Berlanga, por su parte, preside Producciones Aguamarga a través de Administraciones Tombuctú, que figura en el Registro Mercantil como «empresa de espectáculos» y donde él aparece como administrador junto a Costa Oeste TV, propiedad de su hijo José Luis.


Siguiendo con la jerarquía, Sainz de Vicuña, al igual que Antonio Mansilla, consta como administrador de Aguamarga, pero bajo el nombre de una de sus sociedades: Impala SA, productora que preside desde septiembre de 2002 y que en 2005 formó una UTE con Anola Films, cuyos administradores son José Luis Olaizola Morales y Rafael Díaz Salgado. Éste último sí que aparece con su nombre como administrador de Aguamarga. Es, valga la expresión, administrador doble, ya que junto a Olaizola está al frente de Pantalla Mágica SL, firma que se ocupa de «la fabricación de aparatos de recepción, grabación y reproducción de sonido e imagen» y que se suma a las anteriormente citadas como administradoras de Producciones Aguamarga.


La lista de seis administradores de Producciones Aguamarga se completa con Javier González Martínez, que fue designado al mismo tiempo que se nombró como consejero delegado a la empresa Gesbal 2002 SL, con domicilio social en Palma de Mallorca y centrada en la promoción inmobiliaria. José Gosálvez Coll es su administrador único, en tanto que como apoderado se encuentra desde enero del pasado año José Balaguer Cervera, ex presidente de Etralux que estuvo implicado en el famoso caso Naseiro.


Sin embargo, el movimiento más reciente en el organigrama de Aguamarga, integrada por unas veinte personas, ocurrió el pasado día 10 en que se nombró director general a José Luis Román, vinculado al grupo Prisa a través de la cadena televisiva Localia, según ha podido saber este diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook