26 de abril de 2019
26.04.2019

«La clave de una buena educación es ser un humilde aprendiz»

El sábado 25 de mayo, Gestionando Hijos, el mayor evento de educación para madres y padres, llega a Alicante. Los asistentes podrán escuchar siete ponencias de grandes expertos en educación

26.04.2019 | 04:15
Leo Farache tiene tres hijos y ha publicado un par de libros / INFORMACIÓN

Hemos hablado con el director de Gestionando Hijos, Leo Farache, que será el encargado de presentar el evento junto a Lucía Galán (de Lucía, mi pediatra). Farache es, además, padre de tres hijos y autor de Gestionando adolescentes y El arte de comunicar (recientemente publicado).


 

- Después de 10 ediciones en Madrid y Barcelona, este año los eventos de Gestionando Hijos van a llegar a 5 ciudades más, Alicante entre ellas. ¿Qué significa para ti, Leo, como director del proyecto?

Cada vez que hemos celebrado eventos en Madrid y Barcelona nos escribían muchas personas reclamándonos un «para cuándo Gestionando hijos en mi ciudad». Efectivamente, este año llegamos a muchas más ciudades y es un placer empezar por Alicante, una ciudad que nos encanta y que nos acoge con tanto cariño.

Muchas personas nos escriben esta vez un «para cuándo en Badajoz, Málaga, Galicia, e incluso alguno que pregunta para cuándo en Madrid».


 

- Además, este evento en Alicante lo organizáis en colaboración con este diario, Información. ¿Qué te parece que un grupo de prensa regional esté tan comprometido con la educación?

Me parece que todos los lectores de cualquier publicación de Prensa Ibérica deberían estar orgullosos de su periódico, de su empresa editora. Apostar por la educación, ocuparse de la labor educativa de sus lectores apoyándoles con un evento como Gestionando Hijos es una muestra inequívoca de un ambición por conectar con los ciudadanos, con sus inquietudes cotidianas y por divulgar ilusión e inspiración educativa para construir un mundo mejor.


 

- Qué es lo que más te gusta de los eventos de Gestionando Hijos y danos 3 razones para que las madres y padres de Alicante no se lo pierdan.

Lo que más me gusta es la emoción, la energía tan positiva que se respira. Hay una conexión entre escenario y público que se repite y agranda edición tras edición. Y tres razones para venir (las desarrollo):

- Buenas y nuevas ideas. La labor más apasionante, la que nos va a trascender es la educación que damos a nuestros hijos. Nuestros mensajes, cómo les ayudamos a desarrollarse. Venir a Gestionando hijos es tener la oportunidad de recoger buenas ideas para esa apasionante (y a veces difícil labor educativa)

- Un chute de ilusión. Como todas las cosas que hacemos todos los días las damos por hechas. También nos pasa con nuestro papel de educadores de nuestros hijos.

- Conocer: En Alicante vamos a ser 1.200 personas en un maravilloso emplazamiento, el ADDA. Los que vengan, van a poder conocer a los ponentes y también a muchas madres y padres como ellos que también tienen ganas de ser unos buenos guías y acompañantes para sus hijos.


 

- ¿Cuál es el objetivo de Gestionando Hijos?

Construir una mejor sociedad educativa a través del acto educativo más cotidiano y potente, el que se celebra en el hogar. Inspirar, formar, ilusionar, aumentar la conciencias educativa de madres y padres que quieren saber más para educar mejor.


 

- ¿Es más difícil ahora que antes educar a nuestros hijos?

Con seguridad es diferente. Entre otras, por cuatro razones:

- La incorporación de la mujer al trabajo limita el número de horas que los progenitores están con sus hijos. Y eso exige nuevas habilidades, un trabajo en equipo con el cónyuge (si lo hubiera).

- Muchas personas tienen más conciencia de su papel de educadores, quieren hacerlo mejor. Eso es una gran noticia. Siempre y cuando no se convierta en una obsesión.

- Nuestros hijos viven en un entorno diferente al nuestro condicionado por la tecnología, que propicia una nueva forma de relacionarse que nos resulta extraña, fomenta de forma preocupante adicciones y aumenta el número de trastornos que nuestros hijos tienen.

- Sabemos más, mucho más. Sabemos más del cerebro de nuestros hijos, hemos descubierto la importancia de las emociones, la felicidad se ha convertido en el epicentro de nuestro objetivo vital. Y sabiendo más tenemos muchas más posibilidades de educar mejor.


 

- Eres un apasionado e ilusionado de la educación. ¿Cuáles son las principales claves de una buena educación para ti?

Ser un humilde aprendiz. Cada uno de nuestros hijas e hijos son diferentes. Cada uno de ellos nos abre la posibilidad de descubrirles, de disfrutarles y acompañarles en el inicio de su camino por la vida.

Y para ser un humilde aprendiz hay que ser permeable, estar dispuesto a escuchar. Escucharse a uno mismo, escuchar a nuestros hijos, a sus profesores.


 

- Hace unos meses lanzasteis la campaña El mejor colegio del mundo. ¿Qué importancia tiene para alcanzar un mayor éxito educativo que las familias y los profesores colaboren y trabajen juntos?

Tiene mucha importancia. Tiene un impacto positivo que cualquier lector puede ver en este enlace.

Y que esa colaboración no ocurra tiene también importancia. Por su impacto negativo, porque no tiene sentido, porque es una disfunción social de primer orden que cada uno de nosotros tiene la posibilidad de corregir.

Tener socios en la educación de nuestros hijos debiera ser motivo de orgullo y debemos aprovechar que las mayoría de madres, padres y profesores tienen el mismo objetivo: hacer que los hijos/alumnos contribuyan a que nuestro mundo sea un mundo mejor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook