05 de abril de 2019
05.04.2019

El Arenal de l'Almorxó, una duna para que los niños disfruten

La ruta está compuesta por un itinerario de 10 paradas para conocer todo sobre las dunas

05.04.2019 | 10:00
El paraje natural posee una gran singularidad biológica y geológica.

Datos de la ruta

  • Inicio: Caseta de información situada en este paraje de Petrer.
  • Duración:  45 minutos 
  • Dificultad: Media - Baja

Empieza el buen tiempo y no hay nada mejor que salir a disfrutar de él y si es en familia ¡aun mejor! La primavera es una buena época del año para hacer senderismo y por ello te proponemos una ruta de dificultad media-baja, ideal para hacerla con niños: un paseo por las dunas del Paraje Natural del Arenal de l'Almorxó situado al noroeste del término municipal de Petrer.

Todos los domingos a partir de las 11:00 de la mañana, se puede realizar una visita guiada gratuita que empieza en la caseta informativa situada en el mismo paraje.

Peculiaridades del arenal

Este arenal posee una superficie de 508.624 metros cuadrados y en su interior cuenta con un área declarada como Microrreserva de Flora. El paraje constituye una auténtica formación dunar propia de las zonas litorales, con la presencia de suelos, flora y fauna característicos de ecosistemas dunares costeros, pero con la particularidad de estar situado en el interior de Alicante. Además, presenta una gran singularidad biológica y geológica dado que se trata del arenal de interior activo más grande de la Península Ibérica.

Itinerario

Esta ruta está compuesta por 10 paradas para conocer las dunas.

1. Caseta de información. El recorrido comienza en este punto desde el que se puede observar una espléndida vista general del paraje. Enfrente se encuentra el Arenal Grande y mirando a la derecha, al fondo, el Arenal Pequeño. Para empezar el itinerario se subirá por el camino situado a la izquierda de la caseta.

2. Cultivos tradicionales. Al llegar a un poste indicativo se girará a la izquierda, a partir de ahí se transcurre por una senda. A la derecha acompaña al tramo una pinada y a la izquierda los tradicionales campos de cultivos de almendros y olivos, actualmente sin explotación. También se pueden observar los sistemas de abancalamientos tradicionales así como los sistemas de regadío heredados de la sabiduría ancestral que aportaron los árabes que poblaron estas tierras.

3. El suelo. En esta parada, en la pared de la derecha un corte en el suelo en el que es posible apreciar los distintos horizontes. El color oscuro de la parte alta indica la presencia de materia orgánica en los primeros centímetros de suelo.

Una auténtica duna en tierras de interior.

4. Erosión eólica. Continuando el recorrido, a la izquierda se pueden observar los efectos de la erosión eólica sobre las crestas de calcarenita. El viento arrastra partículas de arena que con el paso del tiempo pueden producir las cavidades que se ven.

5. La rambla. Al llegar a este punto cruzaremos por la rambla para subir por una cuesta hacia la derecha. La presencia de la rambla es importante en el paraje ya que sin ella no sería posible la formación de las dunas. La rambla es responsable del transporte de materiales arenosos, que posteriormente el viento deposita en las lomas de la montaña formando así las dunas.

6. Casa del dolç. Esta finca abandonada posee cultivos tradicionales pero con sistemas de regadío y abancalamiento distintos a los de la anterior parada.

7. El Arenal Pequeño. Esta formación es bastante frágil debido a su reducido tamaño. A la derecha todavía se pueden observar las marcas producidas por la extracción de arena que sufrió el paraje en los años 70.

En la Microrreserva de Flora hay especies difíciles de encontrar en zonas de interior.

8. Cárcavas. Se trata de formaciones producidas por el agua en el suelo durante su camino hacia la rambla. Siguiendo el recorrido, al pasar de un suelo arenoso a uno margoso (de color blanquecino) las formas que presentan las cárcavas son distintas. En ocasiones, estas grietas en el suelo son aprovechadas por algunos mamíferos para construir sus madrigueras.

9. La pinada. Esta zona del paraje es un refugio para muchos tipos de aves, que se pueden observar y escuchar.

10. La Microrreserva de Flora. Finalmente se llega a la base del Arenal Grande, donde se hallan dos grandes almendros y por encima de ellos, en la loma, se encuentra el área declarada como Microrreserva de Flora. Estas especies son difíciles de encontrar en zonas de interior ya que se trata de especies propias del litoral. Desde este punto volveremos a la caseta de información para finalizar así nuestro recorrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook