06 de noviembre de 2009
06.11.2009
REPORTAJE. GRABACIÓN EN LA CIUDAD

Del tebeo al cine

Santiago Segura y el equipo de "El Gran Vázquez" inician en las calles del centro de Alicante el rodaje de la película sobre el dibujante

06.11.2009 | 01:00
Santiago Segura ayer, en la calle Berenguer de Marquina de Alicante, durante el rodaje del filme "El gran Vázquez"

Los viandantes que paseaban a mediodía de ayer por la calle Berenguer de Marquina del centro de Alicante se llevaron una sorpresa. Allí estaba Santiago Segura junto al equipo de la película "El gran Vázquez", con el director Óscar Aibar a la cabeza, grabando las primeras escenas en Alicante. En el cruce de Berenguer de Marquina con la calle Belando se repetía la misma escena: un coche pasaba y, acto seguido, Segura, encarnando la figura del dibujante Manuel Vázquez, cruzaba la carretera.
Los curiosos se agolpaban frente a las vallas que cortaban el paso para presenciar in situ el rodaje a plena luz del día. Aunque era eso precisamente, la luz, lo que molestaba al equipo de grabación. El paso de las nubes, que fueron pocas en la mañana de ayer, era recibido como agua de mayo. Cada vez que una nube menguaba la luz solar, se daba la voz de "acción" para iniciar el rodaje de una nueva escena.
La figura de Segura fue la que centró más miradas. El comentario generalizado iba dirigido hacia el físico del actor, que sorprendía por su delgadez, mostrando un aspecto mucho más liviano que cuando dio vida al casposo policía José Luis Torrente, personaje por el que más se le recuerda. Como manda la moda actual, la mayor parte de los presentes en el improvisado escenario sacaron sus móviles para fotografiar y grabar vídeos de Segura, a pesar de la petición de los operarios para que no lo hicieran.
La calle Berenguer de Marquina viajó ayer por unos instantes a la Barcelona de los años 60, gracias a la recreación llevada a cabo por los miembros del equipo de rodaje. Coches antiguos, entre los que sobresalía un inmaculado 600, con matrícula de la ciudad condal y un importante trabajo de vestuario con los figurantes del filme hicieron posible el tránsito espacio-temporal. Por su parte, Segura vestía un impecable traje que estilizaba aún más su escueta figura. Los ayudantes de rodaje estaban muy pendientes de él, desde una joven que le daba un cigarro para cada escena, hasta una peluquera que le retocaba una y otra vez la peluca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine