08 de octubre de 2012
08.10.2012

Pasión a primera vista

El Lucentum se estrena en la categoría de plata con una increíble victoria sobre el Clavijo después de tres prórrogas

08.10.2012 | 02:00
Coppenrath trata de superar la defensa de Álex.
Pasión a primera vista

Lo vivido ayer en el Centro de Tecnificación es el fiel reflejo de que el baloncesto de máximo nivel no se acaba en la ACB. Es más, el encuentro ante el Clavijo es sin duda uno de los mejores que se han visto en Alicante después de tres prórrogas y una victoria lucentina conseguida a base de fe y de un Coppenrath apoteósico. La pasión con la que se vivió el encuentro en la grada fue semejante e incluso mejor a la de cualquier encuentro de ACB de la pasada temporada. Lógicamente influyó el devenir de un choque de 55 minutos que pudo llegar incluso a una cuarta prórroga si entra el triple de Uriz en el último segundo.

Dos protagonistas de excepción, Rivero y Coppenrath. El base permitió llegar a la primera prórroga tras anotar dos triples consecutivos cuando la victoria se deslizaba hacia el lado riojano. Por su parte, el trabajo del pívot americano lo reflejan sus números: 32 puntos, 12 rebotes, 11 faltas recibidas y 49 de valoración.

Tuvo que ser Green, tras un encuentro para olvidar, el que decantara la victoria para el conjunto de Berrocal con una acción de canasta más personal que dejó el partido en 115-111 a falta de 30 segundos. Por fin, la victoria parecía quedarse en casa aunque todavía dio tiempo a un último sobresalto: una pérdida en los últimos instantes dio paso a un ataque del Clavijo que sobrecogió el corazón de los más de 2.000 aficionados cuando Uriz se levantó para lanzar un triple que finalmente no entró.

Sin defensa
No fue un encuentro brillante del Lucentum principalmente en defensa concediendo a los riojanos todo tipo de facilidades. Tampoco el lanzamiento exterior tenía su día aunque a medida que pasaban los minutos las muñecas se fueron afinando. Middleton sostuvo al equipo alicantino en el primer cuarto y en el segundo la entrada de Coppenrath fue letal en todos los aspectos del juego. Tras el descanso, el equipo mejoró en defensa pero el Clavijo seguía por delante gracias al acierto de Galarreta y Rakocevic.

El Lucentum entró al último cuarto con una desventaja peligrosa (58-65) que Sàbat redujo en dos rápidas acciones. El equipo alicantino se acercó más que nunca a su rival con un triple de Bas para dar paso al festival de Jesús Fernández. Dos triples consecutivos del pívot alicantino dejaron en el olvido su mala primera parte y puso al Lucentum por delante por primera vez (72-71). La igualdad se mantuvo hasta que Sidao establece el 77-82 a falta de un minuto. Parecía ser el fin. En ese momento, la derrota hubiera sido hasta justa, pero Rivero no lo permitió con dos triples consecutivos que forzaron la prórroga. No está mal para comenzar la temporada con emociones fuertes.
La última parte del encuentro merece ser recordada con atención: De nuevo Rivero endosa un triple que deja un bonito 92-89. Nadie se fiaba a estas alturas consciente de que el Clavijo no parecía rendirse. En efecto, Rakocevic aprieta el marcador (92-93) a falta de 26 segundos, Sabat sube al cielo al Lucentum con una canasta más tiro adicional y Uriz lo devuelve a la tierra con dos tiros libres que forzaron la segunda prórroga.

El intercambio de golpes continuó a partir del minuto 45. Comenzó con fuerza Jesús Fernández, Galarreta suma para el Clavijo y Sábat establece un esperanzador 100-97 que anula rápidamente un triple de Uriz (100-100).
El conjunto riojano se adelantó de nuevo con el omnipresente Uriz. No entró el triple de Rivero aunque el rebote cayó en manos de Sabat que anotó a falta de dos segundos para forzar la tercera y definitiva prórroga.
De nuevo el poderío de Coppenrath salió a relucir. El cansancio y las personales mermaron a ambos equipos y el encuentro se convirtió en una batalla física. Como no podía ser de otra forma, Rivero anota su quinto triple (112-109), Uriz recorta y Green, que hasta el momento había tenido un día aciago, encontró su inspiración en una acción de canasta más tiro adicional que fue definitivo.

La tragedia pudo llegar tras una pérdida del Lucentum cuando sólo debía aguantar la posesión. El fallo pudo costar la cuarta prórroga si entra el triple de Uriz, pero su lanzamiento no llegó al aro.

El debut alicantino en la categoría de plata no pudo despertar mayor pasión en las gradas. Comienza con fuerza la temporada del Lucentum, al igual que la labor arbitral también se estrenó con enormes deficiencias. 55 tiros libres lanzaron los riojanos por tan sólo 25 de los alicantinos. Un desequilibrio que no se ajusta a lo sucedido en la pista. No dejaron un buen sabor de boca en los aficionados que reclamaron además varias acciones de pasos a los jugadores del Clavijo.

En definitiva, el encuentro de ayer es sólo una advertencia de la enorme dificultad a la que se enfrenta el Lucentum en su objetivo de tener de nuevo una butaca en la ACB.

LUCENTUM: 118. Huertas (5), Jesús Fernández (15), Green (3), Middleton (14) y Rivero (23)-cinco inicial-, Kouril, Bas (7), Llorca (5), Coppenrath (32) y Rejón (2) KNET CLAVIJO: 115. Mejeris (5), Galarreta (27), Rakocevic (16), Uriz (19) y Sinao (14)-cinco inicial-, Areval (7), Noguera (3), Mesa (19), Juan Francisco, Suárez (2), Jaime Alejandro (6) Parciales. 19-27, 21-19, 18-19, 25-18, 12-12, 7-7 y 16-13.?a ÁRBITROs: Uruñela, Juan Manuel y Mas Cagide. e pabellón: Centro de Tecnificación. Unos 2.000 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información