07 de mayo de 2012
07.05.2012

El Lucentum, de cine

El equipo se clasifica para disputar el play off por tercera vez en su historia tras vencer con claridad al Fuenlabrada

07.05.2012 | 02:00

Nunca se olvidará la imagen de Txus Vidorreta con su hijo en brazos dando la vuelta al pabellón agradeciendo el apoyo de la afición tras rubricar la clasificación para el play off por tercera vez en su historia. El equipo alicantino tendrá el premio de disputar las eliminatorias por el título ante el Barcelona además de la probable clasificación para jugar competición europea, en manos de la ACB.

El conjunto lucentino doblegó al Fuenlabrada sin necesidad de sufrir. Apretó el acelerador tras el descanso con un magistral Llompart y un sobresaliente Urtasun y el equipo supo sobreponerse a las bajas de Ellis, Dewar y Rautins. El base mallorquín volvió a ser mágico. Sus números, 19 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, son la demostración de un jugador que perdurará siempre en la memoria del Lucentum.

Decíamos, sin necesidad de sufrir. El equipo mantuvo una tranquilizadora renta durante los dos últimos cuartos y a medida que se acercaba el final la emoción comenzó a invadir el Centro de Tecnificación. Escenas de fuerte carga emocional se sucedían a la conclusión del choque entre el público y la plantilla tras la gesta conseguida. No fue necesario observar otros marcadores. El Lucentum lo consiguió por sí mismo. Superó todas las adversidades que se acentuaron desde enero y visitará el Palau Blaugrana el 17 ó 18 de mayo en el primer partido de cuartos de final de una serie al mejor de tres partidos. De nuevo el Barcelona se pone delante y de nuevo como premio a una temporada mágica. Vidorreta lleva al Lucentum a una meta que nadie soñaba. Ni la plaga de lesiones pudo con la fe de un equipo y un técnico que ayer hizo feliz a una afición que hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto del baloncesto. Europa también es un hecho, pero, por el momento, la competición continental queda aparcada.

El Lucentum disputó un partido tremendamente serio desde el principio. La superioridad en el rebote fue el gran aliado de los alicantinos. Gran comienzo de Ivanov ante un Fuenlabrada que amagaba con complicar la tarde de gloria. La incertidumbre, los nervios y la tensión marcaron un primer cuarto de máxima igualdad (17-17).

El segundo cuarto comenzó con un intercambio de golpes por parte de ambos equipos. La superioridad alicantina en el rebote se mantuvo y el Lucentum aprovechaba las numerosas faltas del Fuenlabrada para llegar al descanso con 4 puntos de renta que sabían realmente bien (32-28). La mirada obligaba a repasar el resto de marcadores. Las victorias momentáneas de Unicaja y CAI no dejaba opción. Había que ganar o ganar para llegar al play off.

Y así fue. El Lucentum salió al tercer cuarto con otra cara, mayor concentración si cabe y un Llompart estratosférico. La ventaja no tardó en ser importante. 42-33 tras una canasta de Ivanov y tiempo de Fisac. Restaban 5 minutos de cuarto y el dominio era de los alicantinos. Triplazo de Rafa Luz, más ración de Ivanov y triple de Urtasun. Más azúcar. Triple de Llompart. Marcador para empezar a soñar: 54-37. El conjunto de Vidorreta acariciaba las eliminatorias por el título en un pabellón que vivía una gran fiesta.

Inicio de la fiesta
La victoria del Fuenlabrada era cosa de milagros. El Lucentum no se relajó en ningún momento. Controló todas las facetas del juego. Excelente defensa y exquisito orden en ataque. Pese a la pérdida de efectivos para este partido, Vidorreta sacó el máximo jugo a su banquillo. Utilizó a Jodar en momentos puntuales y era momento de controlar el tiempo. En los últimos segundos Vidorreta se permitió dar entrada a los dos junior que tenía en el banquillo, Miñarro y Kouril. Llompart se llevó la gran ovación. Enorme partido de uno de los mejores bases de la competición que no ha tenido el reconocimiento de ser incluido en el quinteto ideal de la ACB. Paradojas de la competición.
Por primera vez en mucho tiempo no fue necesario sufrir para anotarse la victoria. La solvencia lucentina tras el descanso permitió disfrutar de un último cuarto convertido en una gran fiesta. La tensión fue desapareciendo del rostro de Vidorreta y la sonrisa apareció en los jugadores deseando que llegara el final del partido. Por fin, el momento apoteósico en el Centro de Tecnificación. El Lucentum consigue la octava plaza de la ACB, la posibilidad de jugar en Europa y el reconocimiento de una afición que se ha volcado esta temporada más que nunca. Espera el Barcelona, primer partido en el Palau Blaugrana el 17 ó 18 del presente mes y segundo partido en Alicante. Si hay tercero se jugará de nuevo en tierras catalanas en el definitivo choque.

Para cerrar la tarde festiva, Vidorreta quiso agradecer el apoyo del público recorriendo el parqué del pabellón para dirigirse a cada una de las gradas. Sin duda, la clave de que el Lucentum escriba una nueva página de la historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información