20 de abril de 2012
20.04.2012
LA CRÓNICA

Ridículo del Lucentum

El Lucentum encaja una sonrojante derrota tras exhibir una alarmante falta de actitud ante un Estudiantes que arrolló

20.04.2012 | 02:00

El Lucentum se olvidó del partido y dejó que el Estudiantes le pasara por encima. La imagen fue tan deplorable como patética en un partido vital para poner al alcance de la mano la clasificación para el "play off". Tal objetivo no motivó lo suficiente ante un rival que se jugaba la vida y que se marchó de Alicante con una enorme carga de moral. Con semejante panorama en la pista, el Centro de Tecnificación pareció convertirse por momentos en feudo estudiantil donde los ánimos de la afición madrileña se escuchaban con absoluta nitidez.
El Lucentum, simplemente, pasó del partido. A la plantilla no le valió la promesa de Luis Castillo de que en breve recibirían las nóminas atrasadas. Esta vez, el equipo se reivindicó en la pista en el día de la Santa Faz dejando que Trifón Poch saliera de la que fue su casa con una sonrisa.
Bastaron los primeros minutos para comprobar en qué iba a consistir el argumento. 3-15 de salida. Vía expedita en la zona para que Germán Gabriel se luciera con 11 puntos en el primer cuarto. Su defensor era Barnes, lo que da una idea del esfuerzo que tuvo que hacer el pívot estudiantil para exhibir su calidad. El ataque tampoco fue ni mucho menos feroz. Sólo Llompart trataba de poner cordura en un equipo con una actitud extraña. Con este panorama se llegó al final del primer cuarto con 12-23.
Pudo parecer un mero accidente, una mala salida a la pista, falta de concentración..Pero no. Los siguientes minutos fueron un calco de los anteriores. Esta vez con actores distintos. En vez de Germán Gabriel fue Daniel Clark el jugador que el Lucentum convirtió en estrella. La mayoría de los puntos bajo el aro, sin oposición, el sueño de cualquier pívot. El marcador se fue ampliando. Parcial de 0-10 y 17-39. Ya no era cuestión de un mal inicio. La realidad es que sólo jugaba un equipo.
Dewar y Llompart, los únicos que se salvaron de la debacle, ponían algún destello de esperanza con un parcial de 7-0, pero rápidamente Lofton y de nuevo Clark oscurecían el escenario en el Centro de Tecnificación. Con 28-45 y 21 puntos de valoración de Germán Gabriel se finiquitó el segundo cuarto. El Estudiantes soñaba con estar más cerca de la salvación mientras el Lucentum transmitía sensaciones apáticas.

Tercer cuarto
Acostumbrados a las gestas de este equipo, la afición esperaba otra más. Nadie podía dar crédito a que semejante despropósito tuviera continuidad. La posibilidad de otra remontada existía en la mente. Era cuestión de confiar en el Lucentum. Craso error.
El argumento mantuvo la misma pauta. El Estudiantes atacando de forma plácida y defendiendo sin mayores problemas. El marcador favorecía a los madrileños, sin embargo, el conjunto de Vidorreta no atacaba con la celeridad ni con la concentración que requerían las circunstancias.
Para añadir más sal a la herida, Stojic se gana a pulso una técnica que deja el partido totalmente finiquitado al final del tercer cuarto (41-64). Un dato: Sólo Germán Gabriel llevaba hasta ese instante más valoración (29) que todo el Lucentum (28). La estadística se ajusta a la perfección a lo reflejado en el parqué.
Llegó el último cuarto del suplicio. El momento del maquillaje. Barnes, el primero en la fila. No faltó a su cita para convertirse en el máximo anotador del Lucentum. También cargó en la mochila rebotes. El partido iba 30 abajo pero nunca es tarde. La ventaja se iba reduciendo, pero el Estudiantes nunca sintió el aliento de su rival. Trifón concede minutos a los menos habituales en el festival estudiantil. Un mate de Simmons dejó en silencio a la grada, aunque muchos aficionados ya habían abandonado el Centro de Tecnificación con una profunda decepción en su rostro.
El Estudiantes llegó a ganar por 31 puntos de diferencia (43-74), una ventaja tan justa como incluso corta.
Un día para olvidar. El Lucentum se complica la clasificación para el "play off" aunque sigue teniéndola al alcance. Casi sin tiempo para digerir la actuación de ayer, el conjunto alicantino recibe el domingo al Manresa en el Centro de Tecnificación (18 horas), un rival directo en la lucha por acabar entre los ocho primeros. La actitud deberá ser otra para tener opciones de competir. De lo contrario, la temporada se podrá dar por finiquitada.
Mientras, el trabajo en los despachos continúa. Hoy, nuevo consejo de administración para seguir perfilando el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información