02 de abril de 2012
02.04.2012

Llompart firma  el final soñado

Un triple del base mallorquín sobre la bocina da al Lucentum una victoria épica sobre el Caja Laboral y lo devuelve a la zona de "play off"

02.04.2012 | 02:00

Un triple sobre la bocina de Pedro Llompart provocó una sensación orgásmica en el Centro de Tecnificación con una victoria épica sobre el Caja Laboral que devuelve al Lucentum a la zona de privilegio. El base mallorquín se la jugó desde la línea de 6,75, rehuyó del lanzamiento de dos que hubiera forzado la prórroga y directamente buscó la gloria. Finta sobre Ribas, un pasito atrás, última mirada al aro y explosión de júbilo en una afición que por unas horas puede olvidar los ecos de desaparición que pesan sobre la entidad alicantina.
Fue el final soñado para un Lucentum muy serio que mereció la victoria por su trabajo en la pista ante un rival de mucha más calidad pero que tuvo a Heurtel en su peor enemigo. A falta de 46 segundos el Caja Laboral tenía una renta de 4 puntos (67-71). Llompart anotó dos tiros libres que ponían al equipo alicantino a tiro de piedra (69-71). La posesión del conjunto de Ivanovic era vital. Se la jugó Teletovic a falta de 8 segundos, pero erró y le quedó al Lucentum el último balón. Llompart buscó el tiro ganador y lo consiguió doblegando a un Caja Laboral apático que no pudo celebrar con triunfo el debut de Nocioni.
Fue brillante el partido del conjunto de Vidorreta. Cimentó su victoria con una defensa impecable a lo largo de los 40 minutos que bloqueó a un Caja Laboral que topó con la mejor versión de Ivanov. El búlgaro se volvió a hacer grande en la pintura. Abusó del triple, pero sus números fueron los de la primera vuelta. Esta vez encontró un gran aliado en Barnes, maravilloso en el tramo final del choque con rebotes y puntos bajo el aro. Quien no está es Rautins. Nada aporta en ataque, idem en defensa. Sus 20 minutos en la pista fueron un regalo excesivo de Vidorreta.
El Lucentum fue superior en el rebote pese a la mayor envergadura de un rival plagado de estrellas. A base de lucha, el equipo alicantino puede con todo y ayer fue otro día mágico de los que no se olvidan nunca.
El inicio del choque estuvo monopolizado por Ivanov y Nocioni. Diez puntos para el búlgaro y otros tantos para el argentino, que firmó un primer cuarto colosal anotando todo lo que salía de sus manos. Vidorreta sentó a Ivanov para dar entrada a Jodar, tramo que se salda con un rotundo 0-9. Las cosas volvieron a su sitio con un 6-0 tras los mates de Ivanov y de un explosivo Rafa Luz. 18-18 al final del primer cuarto. Mejor de lo esperado.
El segundo cuarto comenzó con sorpresa. La técnica a Vidorreta empujó al Caja Laboral hacia una renta peligrosa (18-26), pero el Lucentum no se descompuso. Un triple de Dewar guió al conjunto alicantino por el camino correcto y no tardó en llegar un parcial de 11-2 que devolvió el mando al Lucentum (29-28). Los alicantinos sortearon con éxito la primera oleada para llegar al descanso con un esperanzador 31-32. Sólo le faltaba a Ivanovic saltar a la cancha. El técnico vivió el encuentro con una intensidad superlativa y su enfado al término del encuentro era muy considerable.

Tercer cuarto
Tras el descanso, el Lucentum fue grande. Arrancó Dewar con un triple. Nadie más fiable que él. Segundos después repite la misma acción y el Caja Laboral entraba en problemas. Kone quiso aportar también su granito de arena. También Rautins, pero insignificante. Bjelica, Barnes, mate de Luz, de nuevo Bjelica...fue un bonito cuarto que mejoró con un triple de Ellis (50-44). La posibilidad de ganar existía y la técnica a Prigioni por sus protestas mejoró el panorama. El Caja Laboral recortó distancias y el tercer acto finalizó con 52-48.
Teletovic amenazó con amargar al Lucentum el último tramo del encuentro. El pívot, que había cuajado hasta entonces una discreta actuación, resurgió y complicó la vida al equipo alicantino. A falta de 2 minutos, el encuentro estaba empatado (65-65). El triple de Oleson se clavó en ese momento como un puñal, pero Barnes se apresuró a taponar la herida rápidamente.
Dewar se jugó un triple mal seleccionado que pudo costar caro a falta de 46 segundos. La quinta personal de Prigioni fue muy bien recibida por el Lucentum. La entrada de Heurtel en pista tildó de optimismo el final del choque. El exlucentino se puso en la línea de tiros libres con el propósito de sentenciar, pero sólo anotó uno (67-71) a falta de 46 segundos y el encuentro seguía abierto. Llompart no erró en sus dos tiros libres. La posesión era para el Caja Laboral. El ambiente era ensordecedor en el Centro de Tecnificación. Posesión para el conjunto de Vitoria. Se la juega Teletovic con un triple de ocho metros, falla y Barnes atrapa el rebote. Balón para Llompart y en el contraataque anota un triple que hundió a los vascos y llevó al éxtasis al Centro de Tecnificación.
Impresionante victoria que devuelve al Lucentum a la zona de "play off" a falta de siete jornadas para el final. Los jugadores volvieron a salir del vestuario para recibir una sonora ovación de una afición que ayer se entregó más que nunca. Llompart firmó un final soñado y de paso acompaña su nombre a los candidatos a figurar en la próxima convocatoria de la selección para los Juegos Olímpicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información