06 de febrero de 2012
06.02.2012
40 Años

Otro día memorable

El Lucentum se sitúa cuarto en la clasificación tras imponerse al Banca Cívica en un intenso partido que se decidió en la prórroga

06.02.2012 | 01:00

El Lucentum sigue almacenando días épicos. Ya es cuarto y lo mejor es que no tiene pinta de poner freno a su impecable trayectoria en una temporada que no debiera acabar nunca. Sólo había una forma de ganar a este Banca Cívica y era hacer un partido excelso, algo que sucedió ayer en un Centro de Tecnificación más gélido que nunca. Los alicantinos levantaron varias bolas de "match ball", llegaron a la prórroga y doblegaron al cuadro sevillano con actuación estelar de Ivanov, Rautins y Barnes, pieza clave en el engranaje de este equipo.
Pudo Rautins haber evitado la prórroga, pero la pelota se deslizó por el aro de la canasta en la última centésima del partido. El tiempo extra fue un regalo del destino, más minutos de baloncesto en el último partido en Alicante antes de marchar a la Copa del Rey. Los últimos 3 minutos merecen ser descritos con todo detalle: El Lucentum perdía 75-79. De repente, cuando el escenario se volvía oscuro, aparecen Ellis y Rautins para anotar dos espectaculares triples que dieron la vuelta al marcador (81-79). Falta personal en ataque de Guille Rubio y canasta inmediata de Barnes. 83-79 a falta de poco más de un minuto que Llompart se encarga de aumentar a 84-79. El Banca Cívica no dijo su última palabra y un triple de Bogdanovic enciende de nuevo el fuego a falta de 12 segundos (84-82). Balón para Ivanov, garantía de éxito. Dos tiros libres del búlgaro acabaron con la incertidumbre.
Fue un triunfo logrado a base de casta, de poder, de fe, de calidad, de constancia. Cualquier calificativo se queda corto para revivir el episodio de ayer. Otra imagen: 66-69 y poco más de un minuto para el final del último cuarto. Rautins anota un triple con tiro adicional incluido. Jugada de cuatro puntos impresionante. Ni siquiera eso noqueó al Banca Cívica, que se volvió a levantar. Fue una lucha de poder a poder. Un espectáculo que se vivió a muy pocos grados de temperatura entre dos equipos enormes.
El conjunto de Vidorreta volvió a relucir su gran perímetro con 12 triples, fundamental para contrarrestar los triples de English y Bogdanovic y el poderío de Paul Davis, inmenso coloso bajo el aro, aunque no menos que Ivanov, bárbaro en el rebote con 11 capturas y en anotación con 21 puntos amén de recibir 9 faltas.
El Lucentum llevó la batuta en desde el inicio. Comenzó fuerte desde la línea de 6,75 con dos triples de Llompart, Ivanov y Stojic en una serie impoluta. Mejor por fuera que por dentro, Ivanov no estaba cómodo y el Banca Cívica tenía como referente a Txemi Urtasun. Lo mejor, Davis sólo llevaba 4 puntos en los primeros 10 minutos tras una efectiva defensa zonal lucentina. 21-18 en el primer acto.
Los sevillanos apuntaron mejor a canasta en el segundo cuarto. La inspiración de English y Bogdanovic hizo daño a los alicantinos, que vieron reducida su efectividad desde el perímetro. Sin embargo, Ivanov estaba entonado. Comenzó su recital, Ellis y Rautins dejaron su huella y el Banca Cívica sólo pudo llegar al descanso con 3 puntos de diferencia (36-39). Nadie dudaba que el partido prometía fuertes dosis de emoción.

La hora de Davis
El Lucentum comenzó con fueza el tercer cuarto. Cogió rápidamente 5 puntos de renta (45-40) gracias a un buen Stojic y a un potente Barnes. El equipo alicantino llevaba el ritmo hasta que Paul Davis acaparó todos los focos. Imparable el americano en la pintura desde todas las posiciones. Nadie pudo frenarlo y anotó 11 puntos en 10 minutos. Mientras, el conjunto lucentino hacía fuerza con los triples de Dewar y Rautins.
Un mate de Kone con tiro adicional puso la sonrisa en el rostro de Vidorreta. Muy bien el pívot africano, de menos a más. La igualdad era una constante en el marcador. 58-58 y a por el cuarto definitivo.
El Banca Cívica fue por delante la mayor parte del tiempo, pero incapaz de dejar atrás a un Lucentum que no se rendía. Tras una lucha titánica, Barnes se sitúa en la línea de tiros libres con 72-73 en el marcador y dos segundos. Anotó el primero y respiró el Centro de Tecnificación. El segundo lo falló, Rautins cogió el rebote, lanzó, la pelota se paseó por el aro y el partido se fue a la prórroga.
El tiempo extra fue un premio para la afición. Parcial de 8-0 cuando peor pintaban las cosas y asunto resuelto. Ivanov remata desde el tiro libre para llevar al Lucentum a su victoria número 13. Fantástico encuentro en el gélido Centro de Tecnificación que mantiene al conjunto de Vidorreta entre los más grandes. Impresionante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información