14 de noviembre de 2011
14.11.2011
LA CRÓNICA DE CÉSAR HERNÁNDEZ

El Lucentum baja del cielo

El equipo alicantino trunca su racha de victorias tras caer ante el Caja Laboral en un partido que se decidió en los últimos instantes con un gran Teletovic

14.11.2011 | 01:00

El Lucentum rompió la costumbre después de cuatro victorias consecutivas. Mantuvo el guión hasta el final, llegó a empatar a falta de 5 minutos (53-53), pero un enorme Teletovic acabó con el estado de gracia del conjunto alicantino. La defensa fue muy buena, casi perfecta, ante un contundente rival, pero el ataque tuvo un día infame.

Los triples no entraron, sólo se lanzaron 4 tiros libres (de los que se anotó uno) y el rebote defensivo no estuvo al nivel de otros partidos incomodado por un rival tremendamente físico. Tampoco el arbitraje ayudó en los últimos minutos con decisiones más que discutibles. Al contrario, acabó por hundir a un Lucentum peleón que creyó hasta el final en el triunfo. Fue un triple de Prigioni a falta de poco más de un minuto el que sentenció el encuentro. Hasta entonces, Ivanovic no lo veía claro, no se fiaba del que él mismo denominó "equipo revelación" y sólo pudo respirar en los últimos instantes.

Estuvo cerca el Lucentum de dar una monumental sorpresa. Llegó incluso a remontar 11 puntos de desventaja (44-33) con un más que correcto Singler, pero con una anotación inferior a los 60 puntos es poco más que una utopía querer ganar en la cancha del Caja Laboral. Y ya van 9 temporadas las que el Lucentum no consigue volver con una sonrisa de Vitoria. Motivos para reír existen, pero duele romper la costumbre tras cuatro victorias seguidas.

Ellis, pese a ser duda hasta última hora, acabó jugando 17 minutos, pero no encontró el camino de la canasta. Demostró estar en buen estado de forma y ser un buen defensor, pero sus ganas de agradar le pasaron factura.

El arranque del choque fue el deseado por Vidorreta. El Lucentum trató de tú a tú al Caja Laboral con su habitual defensa, las brillantes rotaciones y la novedad de Ellis. Primero fue Ivanov el que marcó el camino con 5 puntos nada más salir. Le siguió Singler para colocar el 2-8 en el marcador. Oleson se encargó de neutralizar la ventaja lucentina con 8 puntos consecutivos, pero el Caja Laboral no se sentía cómodo con la defensa del Lucentum y el encuentro entró en fase de intercambio de canastas siguiendo el guión de los más optimistas aficionados alicantinos. San Emeterio anotó en el último instante y el conjunto vitoriano se llevó una mínima renta al término del primer cuarto.

Máxima resistencia
El Lucentum continuó ofreciendo resistencia con enorme mérito. Vidorreta da entrada a Urtasun aunque careció de relevancia en el juego de su equipo. Todo lo contrario que Seraphin. Dos espectaculares mates del pívot americano rompen la defensa lucentina. Kone se encargó de frenarlo, y lo consiguió, pero en ataque el pívot lucentino era incapaz de llegar al aro. Las defensas se impusieron claramente a unos ataques espesos que dejaban un pírrico marcador. Un triple del exlucentino Heurtel a su estilo dio al Caja Laboral ventaja al descanso (30-27). Magnífico el Lucentum plantando cara a uno de las mejores plantillas de Europa. El equipo alicantino se permitía el lujo de seguir soñando al término de los primeros 20 minutos.

El Caja Laboral impuso la lógica en el tercer cuarto. El conjunto lucentino no pudo contener la potente salida de Teletovic y San Emeterio. Tampoco el ataque funcionaba como era norma habitual. Los triples no entraban y el desconcierto se instauró en el conjunto de Vidorreta, que se vio obligado a pedir tiempo muerto tras el 41-33 para detener la sangría. Por fin, Dewar devuelve la esperanza con un triple que anula uno previo de Teletovic. El Lucentum se resistía a morir y una buena canasta de Kone más un triple de Singler vuelven a apretar el marcador (46-41).

Todo podía suceder en el último cuarto. Incluso que Ivanov y Singler situaran al equipo alicantino más cerca que nunca tras un parcial de 4-13 (48-46) para meter el miedo en el cuerpo al Caja Laboral. Luego llegó San Emeterio, Teletovic...pero también Dewar, Singler y Kone. Situación: 53-53 a falta de 5 minutos. La cuesta se fue haciendo cada vez más empinada y un triple de Oleson, el increíble Teletovic más las decisiones arbitrales dejaron al Lucentum sin margen para nada más.

Pese a la derrota, el equipo de Vidorreta salió del Iradier Arena con la cabeza bien alta. Tuvo que sudar el Caja Laboral para anotarse el triunfo e igualar al Lucentum en la clasificación. Ahora, la mirada se centra en el Unicaja.

EL MEJOR
Kyle Singler
Tras dos partidos malos, Singler volvió a destacar. El alero americano anotó 15 puntos y firmó 15 de valoración. También Ivanov mereció los elogios pese a no estar acertado en el tiro. Luchó como siempre pero no pudo con los poderosos pívots del Caja Laboral.

LA ANÉCDOTA
Nueve tiros libres en el partido
El encuentro quedó detenido en muy pocas ocasiones. Tan sólo se lanzaron nueve tiros libres en todo el partido, cinco para el Caja Laboral y cuatro para el Lucentum. El conjunto vitoriano aprovechó mejor sus lanzamientos, ya que el equipo alicantino sólo pudo anotar uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información