11 de marzo de 2010
11.03.2010
LIGA ACB

"Nos volvimos locos"

"Parecíamos un equipo desesperado en el último cuarto y con demasiadas prisas", reconoce Óscar Quintana

08.03.2010 | 01:00
David Doblas defiende a Sow

Óscar Quintana, técnico del Meridiano Alicante, no se refirió a la actuación arbitral en ningún momento de su discurso tras el partido, algo que ya supone una novedad en su valoración del encuentro. El entrenador lucentino tiene claro que el último cuarto le costó al equipo la derrota. "Nos volvimos locos, parecíamos un equipo desesperado y cuando todavían faltaban siete minutos para el final teníamos demasiadas prisas y nervios", trató de explicar Quintana, que pese a la delicada situación del equipo en la clasificación piensa que su puesto no corre peligro: "No temo por mi puesto, sólo pienso ahora mismo en corregir los errores que hayamos podido cometer y tratar de ganar el domingo al Unicaja".
El entrenador del Meridiano sí admitió estar "enfadado". "Lo estoy porque no hemos tenido paciencia y al final nos ha costado muy caro, ya que arrastramos el lastre de no haber ganado todavía ningún partido lejos del Centro de Tecnificación", reconoció Quintana, que quiso terminar la rueda de prensa "con el deseo de ganar el domingo para reconciliarnos con nuestra afición y hacer un borrón a nuestra última actuación en casa".
Por su parte, Mario Stojic, alero del Meridiano, fue crítico con el equipo y dejó caer que la actuación arbitral influyó en la derrota. "Hemos venido a San Sebastián a ganar y hemos tenido muy buena actitud hasta el último cuarto en el que perdimos la cabeza", señaló Stojic, que piensa que "tampoco los árbitros nos han ayudado demasiado con alguna actuaciones".
El jugador croata reconoció además que las tras la derrota "el vestuario se ha quedado tocado, ya que era un partido muy importante que no podíamos fallar y no sé que ha pasado para acabar de esta forma".
Stojic tiene claro además que esta derrota condena al equipo al sufrimiento. "Todos sabemos que ahora que viene la parte más difícil de la Liga y va a ser muy complicado ganar los partidos, vamos a sufrir mucho pero ahora no cabe otro remedio", significó el alero del Meridiano. Por otro lado, Pablo Laso, técnico del Lagun Aro, señaló que la victoria "todavía no significa nada". "Era importante pero hay varios equipos implicados y todavía queda mucha competición", concluyó.

El Madrid no perdona al Xacobeo
El Real Madrid sesteó en el comienzo de partido buscando, quizá, la victoria por el camino del menor esfuerzo posible y tuvo que ajustarse los machos para acabar ganando sin demasiados apuros a un Xacobeo Blu:sens que aguantó tres cuartos dando la cara en Vistalegre.
El Xacobeo Blu:sens mandó en el marcador durante quince minutos y quince segundos y llegó a hacerlo por 13 puntos, 9-22 en el minuto 8, pruebas fehacientes de que el Real Madrid salió dormido en los inicios del partido. Con esta derrota, el Xacobeo se mantiene en el penúltimo puesto.
Por su parte, el Cajasol ganó en la pista del colista, el Club Baloncesto Murcia, con más apuros de los esperados (77-83) en un encuentro que no resolvió hasta los últimos compases, en los que el base Earl Calloway dirigió a los suyos al triunfo.
El equipo dirigido por Joan Plaza dio la sensación de no forzar la máquina ante un rival al que se sabía claramente superior. La consecuencia de ello fue que no logró marcharse en el marcador y el encuentro llegó al final del primer cuarto con empate a 18 y con Vlado Scepanovic, autor de 8 puntos y dos triples, como protagonista en estos diez minutos iniciales.

Suárez, MVP
Increíble la actuación realizada por Carlos Suárez en Granada, donde firmó una estadística espectacular y lideró, bien secundado por Germán Gabriel, el triunfo de su equipo. Tras sumar 35 puntos de valoración, el alero del Estudiantes consigue la designación como MVP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

clasificación de la liga adecco oro

fiba

Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Diario Información