03 de diciembre de 2019
03.12.2019

Endesa diseña ciudades 100% renovables

Un proyecto pionero de Endesa convertirá la Cartuja de Sevilla en paradigma de transición energética

03.12.2019 | 14:57
Recreación del proyecto de Endesa en Sevilla.

Endesa lidera una iniciativa pionera en Europa para convertir la Isla de la Cartuja de Sevilla en un referente de sostenibilidad a nivel internacional y en un modelo de transición energética urbano, adelantando en 25 años los retos que deberán afrontar las ciudades del futuro.

Se trata de un modelo de transición energética urbana elaborado por Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales de Endesa en Andalucía y Extremadura, la Isla de la Cartuja podría disfrutar en 2025 de un suministro energético 100% renovable, a través de un parque de generación fotovoltaica y el desarrollo de grandes plantas de almacenamiento.

Además, el recinto estaría en disposición de acoger actuaciones paralelas para convertir la totalidad de la Isla de la Cartuja en un modelo energético pionero a nivel mundial. En este horizonte, el estudio prevé que el espacio pueda contar con una edificación eficiente, tras un proceso de rehabilitación energética de los edificios. Además, sería el emplazamiento idóneo para desplegar puntos de recarga para el fomento de la movilidad sostenible eléctrica.

Todos los elementos anteriores crearían un sistema conectado y autónomo, con información compartida, que funcionaría gracias a una red eléctrica inteligente (Smart Grid) totalmente digitalizada, que permitiría una plataforma de datos en abierto para la gestión inteligente del parque.

Las actuaciones propuestas convertirían este espacio en un entorno socialmente responsable y en un referente internacional en el cumplimiento de los objetivos de energía y clima fijados por la Unión Europea, en el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible, en el Plan Estratégico 2030 y en los Objetivos de Desarrollo Urbano Sostenible de las Naciones Unidas.


Energías renovables, generación distribuida y almacenamiento


En materia de energía, el estudio plantea llevar a cabo el suministro energético mediante fuentes de energía renovable, con más de 30 megavatios de instalaciones de autoconsumo y generación fotovoltaica producidos dentro del propio recinto, que cuenta con casi 2.000 horas de sol al año.

La producción de energía sería suficiente para cubrir las tres cuartas partes de las necesidades de la isla (85 gigavatios hora al año) y alcanzaría el 100% una vez ejecutadas el resto de líneas de trabajo analizadas en el propio estudio, consistentes en mejorar en un 35% la eficiencia energética de los edificios, mediante auditorías energéticas.

En las fases avanzadas del estudio se recomienda incorporar sistemas de almacenamiento de energía para aprovechar todos los excedentes de generación y aportar seguridad y estabilidad al suministro.

200 puntos de recarga para vehículo eléctrico

El estudio hace hincapié también en la necesidad de complementar estas actuaciones con otras de movilidad sostenible, partiendo de la base de que la movilidad del futuro va a ser eléctrica, conectada, compartida y autónoma. El objetivo inicial de la propuesta plantea la renovación de unos 2.000 de los vehículos que diariamente circulan por el PCT Cartuja por eléctricos antes de 2025, a través de un plan de accesos prioritarios a vehículos limpios y la instalación de, al menos, 200 puntos de recarga.

Infraestructura digital


En cuanto a infraestructuras, #eCitySevilla requiere del desarrollo de una red eléctrica inteligente o Smart Grid como las que Endesa prueba con éxito desde hace 10 años en su Smart City Living Lab de Málaga. Estas redes incorporan un mayor grado de automatización y control, basados en equipos de sensorización y tecnologías de la información, que facilitarían la incorporación de los nuevos productores de energía renovable, así como de los sistemas de almacenamiento.

Para la iluminación vial, el plan propone la renovación de la iluminación en la vía pública actual, por otra de bajo consumo (LED), con ahorros de entre el 50% y el 80%, incorporando sensores que incluyen tecnologías del Internet de las cosas (IoT).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook